Pueblos austronesios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa de la extensión de los pueblos austronesios.

Los pueblos austronesios son un grupo de población presente en Oceanía y el Sureste Asiático que hablan, o cuyos antepasados hablaban, alguna de las lenguas austronesias, son originarios de la isla de Taiwán e incluyen a los malayo-polinesios que se expandieron por toda Oceanía, excepto Australia, además de Madagascar.

Entre los pueblos austronesios se incluyen: los aborígenes de Taiwán; la mayor parte de los grupos étnicos de Timor Oriental, Indonesia, Malasia, Brunéi, Filipinas, así como los pueblos aborígenes de Madagascar, Nueva Zelanda, Micronesia, Melanesia y Polinesia. Los territorios poblados por los austronesios reciben el nombre de Austronesia.

Origen y difusión[editar]

Tanto la evidencia lingüística como la evidencia arqueológica permite asegurar que los pueblos austronesios tuvieron su origen en la isla de Taiwán tras una migración de pueblos de lengua pre-austronesia desde Asia continental hacia 10.000-6000 a. C.

La investigación interdisciplinar, con aportaciones de la arqueología, la etnobotánica y la lingüística, ha permitido reconstruir las trayectorias de difusión geográfica de las lenguas austronesias y de ciertas técnicas agrícolas. Según esta investigación, hace unos 5000 años (3000 a. C.), los habitantes del litoral de China meridional, cultivadores de mijo y de arroz, comenzaron a cruzar el estrecho para instalarse en Taiwán. Hacia el 2000 a. C., dichas lenguas y técnicas se difundieron desde Taiwán hasta las Filipinas, y luego desde éstas hacia Célebes y Timor, para, desde allí, extenderse por otras islas del archipiélago de Indonesia. Hacia el 1000 a. C., otro movimiento de pueblos llevó a poblaciones desde Filipinas a Nueva Guinea y más allá, hacia las islas del Pacífico.

Sin embargo, la biología no parece indicar que las migraciones humanas hayan estado siempre acompañadas de difusiones culturales. Un estudio[1] sobre la variación del cromosoma Y, llevado a cabo por un grupo de especialistas norteamericanos, italianos, británicos y taiwaneses, llega a la conclusión de que existe una herencia paterna en la mayoría de los habitantes de Indonesia y Ocenía proveniente de poblaciones establecidas en dichas regiones desde el Pleistoceno (es decir, hace más de 10.000 años, y por tanto anteriores a las migraciones austronesias). Según este estudio, los habitantes de Oceanía habrían adoptado junto a las técnicas del Neolítico, la lengua y las técnicas de poblaciones originarias de las Filipinas sin que ello supusiese el establecimiento de estas poblaciones en Oceanía. En cambio, en Indonesia, sin duda menos densamente poblada en el Neolítico, sí se habrían establecido poblaciones procedentes del norte (Filipinas y Taiwán).

Varios investigadores coinciden en que hubo una implantación más tardía de pueblos austronesios en la costa este de África. Desde el siglo IV a. C, mercaderes procedentes de islas de la actual Indonesia, en particular las islas de Java, Sumatra y Borneo alcanzaron Adén tras pasar por la India, y bajaron por la costa este de África hasta Madagascar y las Comoras.[2] Fuentes árabes del siglo X dan testimonio de que en el siglo IX, navegadores de las islas indonesias y malayas realizaban violentas incursiones con fines comerciales en el océano Índico. Un capitán persa, Buzurg Ibn Shahriyar, en su Libro de las maravillas de la India, cuenta el testimonio de un mercader árabe llamado Ibn Lakis que en 945, vio llegar en la costa de Mozambique «miles de pequeñas embarcaciones» tripuladas por unos waqwaqs que buscaban productos muy apreciados en sus islas y en China, así como esclavos zanj, nombre bajo el cual los árabes designaban en aquella época a los habitantes de la costa este de África. Aquellos waqwaqs dijeron que su viaje había durado un año.[2] Los autores antiguos recalcan el hecho de que esos navegadores utilizaban un tipo de velero de dos cascos desconocido de los árabes, el prao, que es típico de Indonesia y Oceanía.[2]

Varias olas migratorias de pobladores austronesios sucedieron a los mercaderes, probablemente entre los siglos XIII y XV. Prueba de ello son, aparte de las características genéticas y lingüísticas, la implantación en Madagascar de técnicas agrícolas, herramientas y ustensilios, ritos funerarios y arquitectura típica de algunas regiones del sureste asiático.[2]

Referencias[editar]

  1. "A predominantly indigenous paternal heritage for the Austronesian-speaking peoples of insular Southeast Asia and Oceania" in American Journal of Human Genetics, 68, 2001
  2. a b c d Abdul Sheriff, Dhow Cultures and the Indian Ocean: Cosmopolitanism, Commerce, and Islam, Columbia University Press, 2010, págs. 203-205, ISBN 978-0-231-70139-6

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]