Publicidad de respuesta directa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Publicidad de respuesta directa es una forma de publicidad que fue diseñada con el propósito de incitar una acción de un consumidor que se pueda medir. Este tipo de publicidad pretende enviarle un mensaje al consumidor y hacer que éste tome una acción, como por ejemplo: ordenar el producto en el momento, llamar y pedir más información sobre el producto, etc. Se diferencia a la publicidad tradicional porque los resultados y la efectividad de estas campañas se pueden calcular y medir con el número de acciones que la campaña publicitaria genero.

Características[editar]

La publicidad de respuesta directa se caracteriza principalmente por contar con estos cuatro elementos:

1. Una oferta (del comerciante)

2. Información clara y precisa sobre la oferta para incitar una acción del consumidor

3. Un "llamado a la acción

4. Un medio para responder (como un teléfono a llamar, una página de internet para acceder, un formulario de pago, etc.)

Se considera que el "llamado a la acción" es el elemento más importante de una campaña de publicidad de respuesta directa, ya que es este el que informa al consumidor sobre que acción debe tomar. Si el "llamado a la acción" no es claro y/o eficiente, la campaña no será efectiva.

Principios[editar]

A diferencia de la publicidad tradicional, como la de los anuncios en televisión cuyo propósito principal es de "regar" la marca, la publicidad de respuesta directa pretende obtener resultados casi instantáneos.

Existen muchos principios y técnicas que se pueden emplear en una campaña de publicidad de respuesta directa para mejorar su impacto. Algunos de estos son:

  • Utilizar el sentido de urgencia (para incitar a que el consumidor tome una decisión lo más pronto posible)
  • Utilizar gráficas que apoyen el mensaje que se quiere enviar
  • Incitar a las emociones del consumidor como el deseo, en vez de la lógica.

Referencias[editar]