Psicología forense

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La psicología forense, también llamada psicología legal, es una rama de la Psicología jurídica que se ocupa de auxiliar al proceso de administración de Justicia en el ámbito tribunalicio. Es una división de la psicología aplicada relativa a la recolección, análisis y presentación de evidencia psicológica para propósitos judiciales.[1] Por tanto, incluye una comprensión de la lógica sustantiva y procesal del Derecho en la jurisdicción pertinente para poder realizar evaluaciones y análisis psicológico-legales e interactuar apropiadamente con jueces, fiscales, defensores y otros profesionales del proceso judicial.

Un aspecto importante de la Psicología Forense es la capacidad de testificar ante un juzgado en condición de perito experto, reformulando hallazgos psicológicos en el lenguaje legal de los juzgados para proveer información al personal legal de una forma que pueda ser entendida y aprovechada.[2] En cada país, los psicólogos forenses deben entender la psicología, reglas y estándares sistema jurídico nacional para que sean considerados como testigos creíbles. Es fundamental el entendimiento del modelo acusatorio bajo el cual funciona el sistema. También existen reglas sobre la presentación oral de la pericia, e incluso, la falta de una comprensión firme de los procedimientos judiciales resultará en la pérdida de credibilidad del psicólogo forense en el juzgado y su eventual recusación para excluirlo del proceso.[3] Un psicólogo forense puede ser entrenado en psicología clínica, social, organizacional o cualquier otra rama de la psicología, sin embargo la adecuada comprensión teórica y experiencia práctica en evaluación psicológica a través de instrumentos psicométricos y proyectivos así como de la psicopatología son fundamentales para la práctica pericial.[4]

Generalmente, las preguntas que se proponen a los psicólogos forenses en el tribunal no son relativas a cuestiones psicológicas, sino más bien legales; y la respuesta debe ser en un lenguaje que el tribunal comprenda. Algunos aspectos que comúnmente son objeto de interrogación del sistema judicial a los psicólogos forenses son la competencia del acusado para someterse a juicio y ejercer su legítimo derecho a la defensa, o que se dictamine el estado mental del procesado al momento de cometer el crimen por el que es acusado, de forma de conocer la comprensión de la criminalidad del acto punible y la capacidad del imputado para dirigir sus acciones al momento de la comisión del delito, lo que tiene una incidencia directa sobre la responsabilidad penal que se le pueda imputar.[5] [6]

También es función de los psicólogos forenses proveer recomendaciones con respecto al las condiciones de ejecución de la sentencia y al tratamiento que debe seguir el acusado, así como cualquier otra información que el juez requiera, como la referida a factores atenuantes, agravantes o eximientes, la valoración de la probabilidad de reincidencia y la evaluación de la credibilidad de los testigos. La Psicología Forense implica también capacitar y asesorar a policías, criminalistas u otro personal oficial de las fuerzas públicas de seguridad para proveer información psicológica relevante para el perfilamiento criminal de presuntos actores de hechos punibles.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «What Is Forensic Psychology?». Consultado el 12-10-2007.
  2. Nietzel, Michael (1986). Psychological Consultation in the Courtroom (en inglés). Nueva York: Pergamon Press. ISBN 0-08-030955-0. 
  3. Blau, Theodore H. (1984). The Psychologist as Expert Witness (en inglés). Nueva York: John Wiley & Sons. pp. 19–25. ISBN 0-471-87129-X. 
  4. «Speciality Guidelines for Forensic Psychologists». Law and Human Behavior 15 (6):  pp. 655-665. 1991. http://www.ap-ls.org/links/currentforensicguidelines.pdf. Consultado el 20 de abril de 2009. 
  5. Grisso, Thomas (1988). Competency to Stand Trial Evaluations: A Manual for Practice (en inglés). Sarasota, Florida: Professional Resource Exchange. ISBN 0-943158-51-6. 
  6. Shapiro, David L. (1984). Psychological Evaluation and Expert Testimony (en inglés). Nueva York: Van Nostrand Reinhold. ISBN 0-442-28183-8. 
  7. Smith, Steven R. (1988). Law, Behavior, and Mental Health: Policy and Practice (en inglés). Nueva York: New York University Press. ISBN 0-8147-7857-7. 

Bibliografía[editar]

  • Adler, J. R. (ed.). (2004). Forensic Psychology: Concepts, debates and practice. Cullompton: Willan.
  • Bartol, C. R., & Bartol, A. M. (1999). "History of Forensic Psychology". En: A. K. Hess & I. B. Weiner (eds.), Handbook of Forensic Psychology. Londres: John Wiley & Sons, 2.ª edición.
  • Blackburn, R. (1996). "What is forensic psychology?", Legal and Criminological Psychology, febrero, vol 1 (parte 1), págs. 3-16.
  • Dalby, J. T. (1997) Applications of Psychology in the Law Practice: A guide to relevant issues, practices and theories. Chicago: American Bar Association.
  • Duntley, J. D., & T. K. Shackelford. (2006). Toward an evolutionary forensic psychology. Social Biology, 51, págs. 161-165.
  • Gudjonsson, G. (1991). "Forensic psychology - the First Century". Journal of forensic psychiatry, 2 (2): 129.
  • G.H. Gudjonsson, H. Gisli y Lionel Haward (1998). Forensic Psychology. A guide to practice. ISBN 0-415-13291-6
  • Ogloff, J. R. P. y D. Finkelman. (1999). "Psychology and Law: An Overview". En: R. Roesch, S. D. Hart, & J. R. P. Ogloff (eds.), Psychology and Law the State of the Discipline. Nueva York: Kluwer Academic Press.
  • Ribner, N.G. (2002). California School of Professional Psychology Handbook of Juvenile Forensic Psychology. Jossey-Bass. ISBN 0-7879-5948-0

Enlaces externos[editar]