Prueba testifical

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La prueba testifical es, en derecho, un medio probatorio emanado de las declaraciones que hagan testigos ante una autoridad judicial, como parte de un proceso.

El testimonio de testigos ha venido perdiendo importancia, tanto por la facilidad con que ahora se puede procurar la prueba documental, como por la desconfianza en la veracidad del relato de las personas. Aun así, numerosos hechos no pueden ser probados más que por testigos.

Hechos puros y simples[editar]

Los hechos puros y simples pueden ser comprobados por testigos, por ser la única forma de comprobación con que cuentan. Los hechos puros y simples no son actos jurídicos en sí, pero sirven para demostrarlos. Por ejemplo, el hecho de cazar en una propiedad es un hecho puro y simple, pero puede servir para comprobar la propiedad a título de ocupación.

Características especiales[editar]

  • Lo que indique un documento fehaciente no puede ser desvirtuado por la prueba testifical, a no ser que se demuestre la falsedad del documento o de la información que éste contiene.
  • más fuerza poseen los documentos que acrediten algo que el testimonio oral.-
  • En caso que la ley exija escritura pública para la comprobación de un hecho, generalmente no se admite a la prueba testifical como sustituto.