Prueba de Gilman

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La prueba de Gilman es una prueba química para la detección de reactivos de Grignard y organolitio.[1] [2]

Se agrega una muestra de 0,5mL a una solución 1% de cetona de Mischler en benceno o tolueno. A esta solución se le agrega 1 mL de agua para que tenga lugar la hidrólisis, y luego se agregan algunas gotas de yodo 0,2% en ácido acético glacial. Si el color de la solución resultante se vuelve azul verdoso, entonces la muestra original contenía especies organometálicas.

Referencias[editar]

  1. Gilman, H., F. Schulze (1925). «A qualitative color test for the Grignard reagent». J. Am. Chem. Soc. 47 (7):  pp. 2002 - 2005. doi:10.1021/ja01684a032. 
  2. (1941) "Cyclohexylcarbinol". Org. Synth.; Coll. Vol. 1: 188.