Prueba de Coombs

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquemático mostrando las pruebas de Coombs directa e indirecta.

La prueba de Coombs (también conocida como prueba de antiglobulina) es un examen de sangre que se usa en inmunología y hematología. Este análisis puede detectar la presencia de anticuerpos en suero que reaccionan con antígenos en la superficie de los glóbulos rojos. Hay dos tipos distintos de la prueba de Coombs: el directo y el indirecto. La prueba de Coombs directa detecta anticuerpos ya unidos a la superficie de los glóbulos rojos, y la prueba de Coombs indirecta detecta anticuerpos libres que pueden reaccionar in vitro con glóbulos rojos que tienen antígenos específicos.

Mecanismo[editar]

Ambas pruebas de Coombs emplean un antisuero llamado reactivo de Coombs, que contiene anticuerpos de animales inmunizados dirigidos contra IgG, IgM, y/o complemento humano.[1] Estos anticuerpos se unen a los antígenos que están en la superficie de los glóbulos rojos, causando aglutinación de las células.[2] Esta aglutinación observada corresponde a un resultado positivo, y la ausencia de aglutinación es un resultado negativo.

Prueba de Coombs directa[editar]

Esta prueba se usa para determinar si hay complemento o anticuerpos ya fijados a los eritrocitos tomados directamente del paciente. Estas células, alcanzadas de una venopunción, se lavan y se agrega el reactivo de Coombs. Los anticuerpos del reactivo se unen a IgG, IgM, o complemento que está unido a la superficie de los glóbulos rojos. Estos se aglutinan, produciendo grupos de células que indican un resultado positivo.

Trastornos asociados con un resultado positivo[editar]

Algunas enfermedades pueden causar hemólisis no inmunitaria, como la esferocitosis hereditaria y la talasemia.[3] Estos trastornos no son asociados con un resultado positivo en la prueba de Coombs porque no son causados por anticuerpos hemolíticos.

Prueba de Coombs indirecta[editar]

Se detectan anticuerpos específicos de ciertos antígenos que no necesariamente están presentados en los glóbulos rojos del paciente, pero puede estar en glóbulos rojos de otras personas. Si se mezcla suero tomado de un paciente que contiene estos anticuerpos con glóbulos rojos que sí muestran estos antígenos específicos, los glóbulos rojos se van a cubrir con anticuerpo. Una vez cubiertas, las células se van a aglutinar después de una exposición al reactivo de Coombs. Por ejemplo, en el diagnóstico de eritroblastosis fetal, el suero tomado de la madre Rh- no reacciona con su propia sangre, sino con la de su feto Rh+. El suero de la madre, que contiene anticuerpos específicos del factor Rh, se mezcla con glóbulos rojos Rh+. Los anticuerpos del suero se unen a las células. Luego, se agregan anticuerpos antihumanos para aglutinar los glóbulos rojos. Se puede diluir el suero y hacer la prueba repetidas veces, para cuantificar los anticuerpos en el suero.[5]

Historia[editar]

La prueba de Coombs fue descrita por primera vez por los científicos Rob Race, Arthur Morant, y Robin Coombs (por quien la prueba era llamada) en 1945.[6]

Referencias[editar]

  1. Alexander, J. Wesley (1984). «Capítulo 17: La transfusión». Principios de inmunología clínica. Reverte. p. 324. ISBN 8429155031. 
  2. Murphy, Kenneth; Paul Travers, Mark Walport (2008). «Appendix I: Immunologists' Toolbox». Janeway's Immunobiology (en inglés) (7a edición). Garland. pp. 748–749. ISBN 0815341237. 
  3. a b c d e f g Zarandona, J. Manuel; Yazer, Mark H. (2006). «The role of the Coombs test in evaluating hemolysis in adults» (html). CMAJ 174 (3):  pp. 305-307. doi:10.1503/cmaj.051489. http://www.cmaj.ca/content/174/3/305.full. Consultado el 10/5/2012. 
  4. a b c d e f [MedlinePlus] (febrero de 2010). «Prueba de Coombs» (en español). Enciclopedia médica en español. Consultado el 10 de mayo de 2012.
  5. Geha, Raif; Fred Rosen (2008). «Case 45: Hemolytic Disease of the Newborn». Case Studies in Immunology (en inglés) (5ta edición). Garland. p. 267. 
  6. Coombs, Robin R. A. (1998). «Historical Note: Past, Present, and Future of the Antiglobulin Test» (pdf). Vox Sanguinis 74 (2):  pp. 67-73. doi:10.1046/j.1423-0410.1998.7420067.x. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1046/j.1423-0410.1998.7420067.x/abstract. Consultado el 10/5/2012.