Provincia mexicana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La provincia mexicana es una frase de influencia remanente al Virreinato de la Nueva España que se ha utilizado para referirse a parte del territorio del país de México, particularmente al área geográfica no perteneciente a las ciudades, y más específicamente, al territorio nacional, por lo general terrestre, otro que el de la capital México, D.F., el Distrito Federal. Por consiguiente se ha dicho que una persona es provinciana, o de provincia, si no es capitalina.

La frase[editar]

La frase "la provincia" puede implicar áreas rurales, campesinas y poco pobladas, y no necesariamente hace referencia a una división gubernamental o administración política, sino que denota una generalidad, a menos que se especifique el estado o poblado.

El término es empleado más en el Distrito Federal de México, puesto que la división política del país no especifica delimitaciones territoriales en sí provinciales como en el caso de otros países donde se ha de aclarar a qué provincia se pertenece. Desde unos años anteriores al 2007, el empleo del término provincia (o provincia de México) se ha vuelto menos favorecido, y se ha ido reemplazando por el uso de frases como "el interior de la República" o "Estados del interior", aun cuando sean percibidos como incorrectos.

Aunque el mencionar provincia o provincia mexicana comúnmente lleva connotaciones positivas, como lo son: el aire puro, la tranquilidad y sencillez, entre otras, así como el paisaje en contraposición a la urbes, es de notarse que en los estados de México es considerado de muy mal gusto referirse a la región, la población o al área en general como parte de la "provincia", pues trae una connotación peyorativa al relacionarse con "provinciano", atrasado, poco civilizado, especialmente en los estados del norte, donde el empleo de éste término ha llegado a desembocar en discusiones, insultos y grescas, debido a que generalmente los norteños ven al capitalino como un sinonimo de opresión y centralismo.

Breve antecedente[editar]

Durante el Imperio Español en México se establecieron intendencias y provincias entre las cuales estaban las cuales se incluyen la Provincia de la Nueva Galicia, Provincia de Michoacán, Provincia de Zacatecas entre otras. Las provincias perduraron al tiempo de la independencia. En el compendio histórico "México á través de los siglos: obra única en su género", se relata:

"Mientras en la capital del nuevo imperio se verificaban tales acontecimientos, las provincias, que ya estaban preparadas para la independencia,...

A poco tiempo se presentó Santa Anna, comandante general de la provincia,...
...respondian las provincias del virreinato proclamando su independencia, como lo hizo Yucatán,...

La obra de la emancipación se hacia mas importante, porque no solo tomaban parte en ellas las provincias sujetas al virreinato, sino otras, como las de Guatemala también se apresuraron a verificar el movimiento independiente, luego que en ellas tuvo noticia del pronunciamiento de Iturbide en Iguala.

La provincia de Chiapas,... proclamó su independencia desde principios de octubre...".

Véase también[editar]

Títulos bibliográficos[editar]

  • "Leyendas de la provincia Mexicana". Isabel Suárez (2003) ISBN 978-970-643-528-6
  • "La obra cartográfica de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, 1567-1967". Ernest J. Burrus. Madrid: Ediciones José Porrua Turanzas, 1967-

Enlaces externos[editar]

En la traducción escrita para "The Handbook of Texas Online" [1] se ha empleado de la siguiente manera:: "Mexicano Texas. La guerra de independencia de México (1810-21), uno de las rebeliones que dio lugar a la erupción en todas partes de Latinoamérica para derrocar la regla colonial española, dejó a México con una serie de problemas que tocaron unos acontecimientos en la provincia Mexicana lejos al norte de Texas."


Bibliografía[editar]