Provincia de Logroño

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antigua bandera de la Diputación Provincial de Logroño, actualmente en desuso.
Antigua provincia de Logroño en la región histórica de Castilla la Vieja.

La Provincia de Logroño, actualmente denominada La Rioja (España), formaba parte de la región histórica denominada Castilla la Vieja.

El territorio de la actual comunidad autónoma formó parte durante el siglo XVIII de las intendencias de Burgos y Soria, quedando incluida en 1810 casi por completo en la prefectura de Burgos, tras la división territorial propuesta por el rey José Bonaparte.

El 15 de octubre de 1821, las cortes españolas decidieron constituir con las comarcas riojanas una provincia del Reino de España, que pasaría a denominarse provincia de La Rioja, aunque la medida quedó sin efecto por orden de Fernando VII. Pocos meses después, como parte de la obra legislativa del Trienio Liberal fue dispuesto por decreto de 27 de enero de 1822 la división de España en 52 provincias incluyendo entre ellas a una nueva Provincia de Logroño, a la que se le otorgaron unos límites superiores a los que luego pasaría a tener durante la segunda mitad del siglo XIX y XX. Así, fueron incluidas en la provincia logroñesa localidades de la llamada Riojilla Burgalesa (actualmente Provincia de Burgos), municipios del norte de la hoy Provincia de Soria, la práctica totalidad de la Rioja Alavesa, un tercio de la Comarca de Tudela, además de los municipios también navarros de Viana, Bargota y Aras.

División provincial de 1822 en el Alto Ebro.

Aunque dicha división provincial no llegó a producir efectos a causa de la reinstauración del Antiguo Régimen en España en 1823 tras la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis, al producirse en 1833 la muerte de Fernando VII y la aprobación de la nueva división provincial liberal de 1833 obra de Javier de Burgos, una Real Orden de 14 de septiembre de 1836 restauró los límites de la Provincia de Logroño tal y como habían sido establecidos en 1822 (con parte de la Riojilla Burgalesa, las Tierras Altas de Soria, la Rioja Alavesa, la Comarca de Tudela y el distrito de Viana) hasta que a fines de 1841 fueron rectificados finalmente los límites de la provincia para quedar en los que habría de conservar hasta la actualidad.[1]

En la División Provincial de 1833 la Provincia de Logroño fue incluida nominalmente entre las de Castilla La Vieja, resultando que durante la Transición Española la provincia sería incluida brevemente en el Ente Preautonómico de Castilla y León hasta que los ayuntamientos de la provincia instaron la constitución de la actual autonomía de La Rioja.

Reivindicaciones para que fuese denominada La Rioja[editar]

El diputado Tomás Ortiz de Solórzano y Ortiz de la Puente funda en la ciudad de Haro el 28 de agosto de 1931 el partido católico Acción Riojana integrado en la CEDA. El también diputado de este grupo Ángeles Gil Albarellos reivindica la denominación en Diario de La Rioja.[2]

El nombre dado a la nueva provincia no fue cuestionado durante casi siglo y medio de vigencia. Son los planteamientos de reforma administrativa del Estado, nacidos al desaparecer la dictadura franquista, los que ponen en marcha la reivindicación de que la provincia deje de llamarse de Logroño y pase a denominarse de La Rioja.

En 1976 se comenzaron a oír las primeras reivindicaciones dentro de la polémica de la regionalización. En aquel momento, el diario Nueva Rioja realizó una encuesta planteando la pregunta "Se debe cambiar el nombre de la provincia. ¿Logroño o Rioja?", que dio como resultado posiciones encontradas y el comienzo de un debate en la Administración.

Tramitación y promulgación de la ley de cambio de nombre[editar]

En el primer semestre de 1977 comenzaron a darse los primeros trámites burocráticos para solicitar el cambio de nombre de la provincia. Para ello se abrió un Expediente en el que se integraba como parte fundamental el Informe realizado por el Instituto de Estudios Riojanos que justificaba históricamente la modificación. Tras completarse la documentación el 22 de julio de 1977, fue remitida al Gobierno Civil para que siguiera el conducto legal hacia el Ministerio del Interior. El cambio de nombre se fue convirtiendo en un tema de máxima importancia en las reivindicaciones autonómicas y regionales.

La tramitación del cambio se fue dilatando en el tiempo, provocando repetidas quejas contra la Administración.

Finalmente el 12 de septiembre de 1980 el Congreso de los Diputados aprobaba la proposición de Ley del Senado por la que la provincia de Logroño pasaba a denominarse Provincia de La Rioja.

El día 15 de noviembre de 1980 era promulgada la Ley 57/1980 sobre el cambio de nombre.

Referencias[editar]

  1. Intentos de modificación de los límites de Navarra durante la regencia de Espartero. Francisco Miranda Rubio
  2. La Candidatura Católico-Agraria de 1933 esba formada por: Tomás Ortiz de Solórzano y Ángeles Gil Albarellos (Acción Riojana) y Miguel de Miranda y Mateo (Tradicionalista).