Prostíbulos alemanes en la Segunda Guerra Mundial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Durante la segunda guerra mundial la Alemania Nazi estableció prostíbulos en los campos de concentración (Lagerbordell), para crear un incentivo de colaboración para los prisioneros, sin embargo esas instalaciones fueron en su mayoría utilizados por los kapos, prisioneros funcionarios y elementos criminales, ya que los verdaderos confinados, estaban muy débiles o eran muy cautelosos a los esquemas de las SS. Como resultado, los prostíbulos nunca produjeron algún incremento en la productividad de los prisioneros, pero en cambio se creó un mercado de cupones de acceso entre los prisioneros de alto rango .[1] Las mujeres que eran forzadas a laborar ahí generalmente eran traídas del campo de concentración de Ravensbrück[2] , con excepción de Auschwitz, puesto que en este lugar fueron empleadas sus propias prisioneras. Junto con los Prostíbulos militares alemanes, se estima que al menos 34,140 mujeres prisioneras fueron forzadas a ofrecer servicios sexuales durante el tercer Reich.[3]

Historia y operación[editar]

El primer prostíbulo fue establecido en Mauthausen/Gusen en 1942. Después, el 30 de junio de 1943 fue creado otro en Auschwitz, y el 15 de Julio de 1943 uno más en Buchenwald. En 1944 se pone en marcha el de Neuengamme, en mayo del mismo año el de Dachau, Dora-Mittelbau en el verano y el 8 de Agosto el de Sachsenhausen.[4] Respecto a Flossenbürg, se tienen dos direfentes fechas de apertura: Una señala el verano de 1943,[5] y otra el 25 de Marzo de 1944.[4] Los prostíbulos, eran usualmente construidos como barracas, rodeadas de alambre de púas, con habitaciones individuales pequeñas para más de 20 prisioneras, controlados por la capaz o Aufseherin.[1] Las trabajadores sexuales eran frecuentemente remplazadas debido a agotamiento y enfermedad, para luego ser enviadas lejos a una muerte segura. Los prostíbulos abrían sólo en las noches, no eran admitidos prisioneros judíos. Aquellos que poseían un perfil aceptable para ser clientes (Arios), tenían que registrase dentro de un itinerario (se les era asignado un día específico), y pagar dos reichsmarks por 20 minutos de “servicio”. Las prostitutas eran observadas con sus clientes por hombres de las SS. El “mercado” de los cupones era rutinariamente monopolizado por criminales comunes quienes usaban triángulos verdes del Sistema de marcado en los campos de concentración nazis, los conocidos como hombres verdes.[1] Existe evidencia (alguna de la cual es controversial)[6] que en algunos prostíbulos, las mujeres podrían haber tenido tatuajes en sus pechos con la inscripción Feld-Hure (Puta del campo).[7] Algunas de ellas fueron forzadas a esterilizaciones y abortos, que frecuentemente resultaban en la muerte.[3]

El tema de la prostitución en los campos de concentración, es adjudicado a las memorias de sobrevivientes al menos hasta inicios de 1972, cuando la primera edición del Heinz Heger's book[5] fue publicado. Sin embargo, el tema siguió siendo tabú en las investigaciones sobre el nazismo hasta la mitad de los 90’s, cuando nuevas publicaciones de investigadoras rompieron el silencio.[8] [9]

Algunas veces las SS reclutaban mujeres prometiéndoles mejores tratos o la suspensión de su condena por tiempo indefinido lo cual causaba la ira o la envidia entre las reclusas. Nina Michailovna, prisionera de un campo de concentración señala: Cuando nos enterábamos que una de las chicas de nuestro bloque había sido elegida, la capturábamos, le tirábamos una manta y la golpeábamos hasta que no pudiese moverse. No sabíamos si ella se recuperaría. Ellas sólo buscaban un mejor trato y nosotras las castigábamos de esta manera.[10]

Prisioneros homosexuales y los prostíbulos[editar]

Además de usar los prostíbulos para controlar a los prisioneros, fomentar colaboración, prevenir disturbios y escapes, Heinrich Himmler también intentó usarlos como un medio para mostrarles a los prisioneros de triángulo rosado “Lo disfrutable del sexo opuesto",[5] es decir como una terapia para "curar" su homexualidad. Heger afirma que Himmler ordenó que todos los prisioneros gay hicieran visitas obligadas una vez por semana a los prostíbulos del campo, como un medio para "curarlos" de su atracción al mismo sexo.[5]

En la cultura popular[editar]

Los prostíbulos alemanes fueron recreados en filmes ficticios, de explotación Nazi, de los 70’s, como Ilsa, la loba de las SS, Last Orgy of the Third Reich, Love Camp 7, Love Camp 7, SS Experiment Camp y Nazi Love Camp 27.[11] Algunos ejemplos de literatura israelí de Stalag ficción sobre el tema, incluyen al libro de escritor Yehiel De-Nur (conocido también como K. Tzetnik's book): The House of Dolls.[12] [13]

Referencias[editar]

  1. a b c "Camp Brothel." Wollheim Memorial. Accedido el 30 de junio de 2011.
  2. New Exhibition Documents Forced Prostitution in Concentration Camps - Der Spiegel - 15 de Enero de 2007
  3. a b "The Blessed Abyss: Inmate #6582 in Ravensbruck Concentration Camp for Women " Nanda Herbermann, Hester Baer, Elizabeth Roberts Baer (2000). (Google Books). Detroit: Wayne State University Press. pp. =33–34. ISBN 0-8143-2920-9 http://books.google.com/books?id=3JM3AdnmE18C&pg=PA34&dq=%22it+is+impossible+to+speak+of+free+will+when+considering+the+circumstances%22&hl=en&ei=_RwrTYmtIov2tgPcpd3XBw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCYQ6AEwAA#v=onepage&q=%22it%20is%20impossible%20to%20speak%20of%20free%20will%20when%20considering%20the%20circumstances%22&f=false.  Parámetro desconocido |Título= ignorado (se sugiere |título=) (ayuda); Falta el |título= (ayuda) (en inglés)
  4. a b Christl Wickert: Tabu Lagerbordell, in: Eschebach/Jacobeit/Wenk: Gedächtnis und Geschlecht, 2002, S. 44
  5. a b c d Heinz Heger, Die Männer mit dem rosa Winkel, 5th ed., 2001, p. 137
  6. Tom Segev, "Who was the camp whore?" Haaretz.com, 13 de Enero de 2011
  7. Melissa Kuntz (2007). The Forgotten Photographs: The Work of Paul Goldman from 1943-1961 (www). Pittsburgh: American Jewish Museum Véase photograph of an inmate with chest tattoo Publicado por The Jerusalem Post. Consultado el 10 de enero de 2011. 
  8. Christa Schulz, "Weibliche Häftlinge aus Ravensbrück in Bordellen der Männerkonzentrationslager" (Female prisoners from Ravensbrück in brothels for male concentration camp prisoners)
  9. Christa Paul, Zwangsprostitution. Staatlich errichtete Bordelle im Nationalsozialismus (Forced prostitution: Brothels established by the National Socialist State).
  10. En: Thomas Gaevert / Martin Hilbert: "Frauen als Beute" ("Women as Booty"), Documental del 2004 elaborado por ARD. Refirido en Alemán como: „Wenn wir wußten, daß in unserem Block eine ausgesucht wurde, haben wir sie geschnappt und ihr eine Decke übergeworfen und sie so verprügelt, daß sie sich nicht mehr rühren konnte. Es war unklar, ob sie sich davon überhaupt wieder erholen könnte. Die wollten doch nur ein schöneres Leben haben und wir haben sie so bestraft.“
  11. Stiglegger, Marcus (2007-02-09). «Beyond Good and Evil? Sadomasochism politics cinema 1970s». Ikonenmagazin.de. Consultado el 14-03-2010.
  12. Schultzes Hündin
  13. «Folternde, vollbusige SS-Frauen «». Diepresse.com (18 de febrero de 2010). Consultado el 14 de marzo de 2010.