Prolegómenos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Prolegómenos es un nombre masculino plural, que viene del griego «pro», «anterior», «delante», y de «legein», «decir».[1] [2]

Este término señala una introducción, generalmente larga, ubicada al inicio de una obra literaria, o bien señala un conjunto de nociones preliminares a una ciencia.

Este vocablo se utiliza siempre o casi siempre en plural. Como ejemplo podríamos citar a Emmanuel Kant, quien escribió Prolegómenos a toda metafísica futura que pueda presentarse como ciencia.[3] [4] Otro ejemplo más antiguo que puede destacarse, alrededor del año 1400, se refiere a Ibn Khaldoun con sus prolegómenos Al Muqaddimah.[5]

En 1827, Pierre-Simon Ballanche publicó también sus Prolégomènes para la obra Palingénésie sociale, y en 1945 André Breton publicó Prolégomènes à un troisième manifeste du surréalisme ou non. Por su parte, y en 2012, Jacques Derrida publicó en la editorial Galilée: Histoire du mensonge, Prolégomènes.

Prolégomènes también es el título de una recopilación de poemas de Jean Aubert.

Teología cristiana[editar]

Para el Cristianismo, los prolegómenos (o teología fundamental) estudia e introduce a los principios primarios, básicos, y fundamentales, de toda la Teología cristiana.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Referencias externas[editar]

Enlaces externos[editar]