Profeta menor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Profetas menores»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Los Profetas Menores o los Doce Profetas (en arameo: תרי עשר, Trei Asar, "Los Doce"), ocasionalmente llamado Libro de los Doce, es el último libro de la Nevi'im, la segunda división principal del Tanaj o Biblia judía. La colección se divide para formar doce libros individuales en el Antiguo Testamento cristiano, uno para cada uno de los profetas. Los términos "profetas menores" y "doce profetas" también puede referirse a los doce autores tradicionales de estas obras.

El término "menor" se refiere a la longitud de cada libro (que van desde un solo capítulo a catorce), e incluso el más largo es corto en comparación con los de los tres profetas mayores, Isaías, Ezequiel y Jeremías. No se sabe cuando fueron recopiladas estas obras cortas y trasladadas a un solo rollo, pero la primera evidencia extra-bíblica que tenemos de estos textos como colección fue aproximadamente hacia 190 A.C. en los escritos de Jesus Ben Sirac.[1] La evidencia de los Rollos del Mar Muerto sugiere que el orden moderno fue establecido en 150 A.C.:[2] se cree que inicialmente fueron recogidos los seis primeros, y más tarde se agregaron los otros seis. Los dos grupos parecen complementarse entre sí.[3]

Los textos bíblicos[editar]

Sus obras se estudian frecuentemente juntas, y e2.

Están siempre ordenadas en las biblias judías, protestantes y católicas como:

Sin embargo, en muchas Biblias Cristianas Ortodoxas están ordenados de acuerdo con la Septuaginta del siguiente modo:

Composición[editar]

Muchos, aunque no todos, los eruditos modernos están de acuerdo en que el proceso de edición que produjo el Libro de los Doce alcanzó su forma definitiva en la Jerusalén durante el período aqueménida (538 a.C.-332 a.C.), aunque no hay acuerdo sobre la fecha concreta.[4] Los estudiosos suelen asumir que existe un núcleo original de la tradición profética en cada libro que se puede atribuir a la figura de la cual toma el nombre.[5] La excepción notable es el libro de Jonás, una obra anónima que no contiene oráculos proféticos, probablemente compuesta en el periodo helenístico (332 a.C.-167 a.C.)[6]

En general, cada libro incluye tres tipos de materiales:

  • Material autobiográfico, escrito en primera persona, algunos de los cuales se remontan al profeta de que se trate;
  • Materiales biográficos sobre el profeta, escritos en tercera persona - que demuestra que la recopilación y edición de los libros fue completada por personas distintas a los mismos profetas;
  • Oráculos o discursos de los profetas, por lo general en forma poética, y basados en una amplia variedad de géneros: juicio de la Alianza, oráculos contra las naciones, oráculos del juicio, discursos, canciones, himnos, narrativa, lamentos, leyes, proverbios, gestos simbólicos, oraciones, escritos sapienciales y profecías.[7]

La comparación de diferentes manuscritos antiguos indica que el orden de los libros individuales fue originalmente fluido. La disposición que se encuentra en las Biblias actuales es más o menos cronológica.

Primero vienen los profetas datados a principios del período asirio: Oseas, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas. Joel no está datado, pero se colocó posiblemente antes de Amós porque partes de un verso del final del libro de Joel (3,16 [4,16 en hebreo]) se repite al comienzo del libro de Amós (1,2) siendo idénticos. También podemos encontrar tanto en Amós (4,9 y 7,1 a 3) como en Joel la descripción de una plaga de langostas.

Después se sitúan los profetas correspondientes al posterior período asirio: Nahum, Habacuc y Sofonías. Por último vienen los correspondientes al período persa: Hageo, Zacarías y Malaquías. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la cronología no es la única consideración, ya que "parece que un enfoque enfático sobre Jerusalén y Judá fue [también] una preocupación principal".[1] Por ejemplo, el libro de Abdías se entiende generalmente como un reflejo de la destrucción de Jerusalén en el año 586 a.C.[8] y, por tanto, debió ser escrito más tarde en una secuencia puramente cronológica.

Conmemoración cristiana[editar]

En la Iglesia católica, los doce profetas menores son leídos en el Breviario durante la cuarta y quinta semana del mes de noviembre, que son las dos últimas semanas del año litúrgico. Colectivamente su santidad se conmemora el 31 de julio, en el Calendario de los Santos de la Iglesia Apostólica Armenia.

Referencias[editar]

  1. a b Zvi, 2004, pp. 1139–1142
  2. Redditt, 2003, p. 1
  3. Coggin&Han, 2011, p. 4
  4. Redditt, 2003, pp. 1-3, 9.
  5. Floyd, 2000, p. 9.
  6. Dell, 1996, pp. 86-89.
  7. Coogan, 2009
  8. Ben Zvi, Ehud (2004). «Obadiah». En Adele Berlin and Marc Zvi Brettler, eds.. The Jewish Study Bible. New York: Oxford University Press. pp. 1193–1194. ISBN 0-19-529751-2. 

Lecturas adicionales (en inglés)[editar]