Provida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Pro vida»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Provida (en inglés pro-life) es la posición ética y política que afirma la defensa del derecho humano a la vida, sostenida por diversas asociaciones y corrientes de pensamiento. Desde la perspectiva de esas asociaciones, la vida humana comienza desde el momento de la concepción, de modo que el cigoto, el embrión y el feto se consideran como individuos vivientes. Por esta razón, se suelen oponer a prácticas como la eutanasia, la clonación humana, las investigaciones con células madre embrionarias y, particularmente, al aborto inducido.

En la cuestión de la interrupción del embarazo, que es sin duda el campo más notable de actuación para estos movimientos, la perspectiva provida se encuentra enfrentada con los movimientos proelección. La mayor controversia entre ambas posturas radica en el punto de inicio de la vida humana.

Historia[editar]

Los movimientos provida surgen en los años 70 y los años 80 del siglo XX como reacción a los cambios sociales y legales que se producen en las sociedades occidentales a partir de los años 60: la legalización de los métodos anticonceptivos, la despenalización del aborto y de las relaciones homosexuales, la creación de unidades de planificación familiar, la introducción de la educación sexual en los programas de los centros de enseñanza, la liberalización de las costumbres sexuales, la aparición de formas alternativas a la familia tradicional, etc. Se suele situar su nacimiento en Estados Unidos a raíz de la sentencia Roe v. Wade del Tribunal Supremo de Estados Unidos que en 1973 despenalizaba el aborto argumentando que la Constitución de Estados Unidos "protege de la actividad del Estado en contra de la privacidad, incluido el derecho garantizado de la mujer a finalizar su embarazo". En aquel momento sólo un 46% de los encuestados aseguraba estar a favor de "una ley que permita a la mujer a acudir al médico durante sus primeros meses". Veinte años después lo aprobaban el 63%.[1]

En España el punto de inflexión para el desarrollo de los movimientos provida fue la aprobación por el gobierno de Rodríguez Zapatero de la ley del matrimonio homosexual, de la ley que establecía la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía y de la nueva Ley del Aborto de 2009 (una ley de plazos que sustituyó a la de 1985). En mayo de 2012 los grupos provida españoles como Hazteoir consiguieron que fuera Madrid el lugar donde se reunió el Congreso Mundial de Familias, donde intervino, entre otros, el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, y al que también asistió el eurodiputado del Partido Popular, Jaime Mayor Oreja.

Según algunos expertos, los movimientos provida pueden distinguirse en tres grandes grupos:[cita requerida]

En las dos últimas décadas los grupos antiabortistas han ido ganando terreno en Estados Unidos y en Europa. En Estados Unidos su influencia ha alcanzado a los electores del Partido Demócrata por lo que han conseguido que el apoyo a la Ley del Aborto de 1973 haya pasado del 56% en 1995 al 41% en 2012. El líder de estos demócratas antiabortistas es el expresidente Jimmy Carter que afirmó: "Nunca he creído que Jesucristo hubiera permitido el aborto"[cita requerida]. Los grupos más importantes y que cuentan con más recursos son Focus on the Family y Alliance Defense Fund.[cita requerida]

Ideología[editar]

Según los diversos movimientos provida «todos los seres humanos tienen derecho a la vida», entendiendo como seres humanos también a la vida gestada tras la fecundación: cigoto, embrión y feto. Los movimientos provida generalmente entienden que la vida humana debe ser valorada y respetada desde la fecundación o desde la implantación hasta la muerte natural. El movimiento provida actual es normalmente, pero no exclusivamente, asociado con la moralidad cristiana, y ha influenciado a ciertas ramas del utilitarismo bioético.[2]

Desde el punto de vista provida, cualquier destrucción deliberada de seres humanos, entendiendo por tales también embriones o fetos, es vista como un asesinato, algo considerado como ética o moralmente incorrecto y como un delito. Tales actos no son considerados como mitigados por cualquier creencia o pensamientos científicos o, en el caso del aborto, con la terminación de los problemas de la mujer con un embarazo no deseado o peligroso, ya que tales beneficios provendrían de la muerte de otra persona. Las asociaciones provida se apoyan en ciertas corrientes científicas[3] que afirman que la vida humana comienza tras la fecundación. En algunos casos, esta creencia se extiende a la oposición de abortar fetos que podrían ser ciertamente no viables, como los fetos anencefalicos. La eutanasia, o el "suicidio asistido", como la llaman las asociaciones provida, es también objetada en la creencia de que la vida es un "bien supremo" y debe ser protegida incluso contra los deseos de quienes quieran terminar con ella.

Las asociaciones provida frecuentemente se oponen a ciertas formas de métodos anticonceptivos, como la píldora y el DIU, incluyendo las pastillas anticonceptivas, que evitan la implantación del cigoto. Esto se debe a que los defensores provida, como se dijo, apoyados por determinadas corrientes científicas,[3] consideran que la vida comienza con la fecundación, con lo que estos métodos serían abortistas.[4] La Iglesia católica reconoce este punto de vista.[5]

Activismo[editar]

El activismo provida abarca una variedad de actividades, desde promover el pensamiento provida al público en general, conversar con personas del gobierno o acercarse a las personas individualmente; por ejemplo, intentando disuadir a las mujeres que piensan abortar, por medio de la distribución de información impresa o proveyendo servicios de conserjería. Algunos esfuerzos comprenden la convocatoria de demostraciones públicas o protestas, o la realización de actos de desobediencia civil.

Tipos de activismo[editar]

  • Ecografías gratuitas: un tipo de activismo provida es otorgar gratuitamente ecografías a las mujeres embarazadas que estén considerando realizar un aborto. Esto tiene lugar usualmente en un centro de crisis de embarazo. La teoría detrás de esto es la creencia de que la mujer embarazada decidida a tener un aborto, al ver las imágenes del feto, cambie de opinión. En Estados Unidos, el Gobierno federal solía otorgar financiación a los centros de crisis de embarazo, en los que se otorgan ecografías gratis.[6] [7]
  • La "cadena de la vida": es una demostración pública que consiste simplemente en pararse en una fila sobre la vereda sosteniendo carteles con signos o frases provida (no siempre son específicamente antiaborto). Históricamente el mensaje más utilizado ha sido: «El aborto mata niños», pero se han ido generando otros mensajes tales como: «El aborto hiere a la mujer», «No abortes, dalo en adopción», «Dios bendiga a Estados Unidos», «Jesús perdona y sana», «Jesús ama a los niños pequeños» y «Jesús te ama». Las personas que realizan estas demostraciones, como una política oficial, no gritan ni cantan eslóganes, así como tampoco bloquean calles. La «cadena de la vida» es un tipo de activismo muy común, pero algunos activistas provida cuestionan la efectividad de semejante práctica. Suelen hacerse estas cadenas de vida de forma periódica.
  • El "rescate": es realizada por activistas provida que se paran frente a clínicas abortistas para prevenir a las personas de entrar en ellas. La meta de esta practica es forzar a la clínica que cierre por el día. Usualmente los protestantes son removidos por la policía. Algunas clínicas fueron blancos específicos de esta práctica y se vieron forzadas a cerrar permanentemente. «El rescate» fue realizado por primera vez por la Operación rescate (Operation Rescue). Desde que el entonces Presidente Bill Clinton firmó las leyes de acceso libre a las clínicas (Freedom of Access to Clinic Entrances Act), el rescate ha quedado casi obsoleto.
  • Hacerse el muerto: Es una variación de la protesta utilizada por las personas que se oponían a la Guerra de Vietnam. La forma de realizarla por los activistas provida consiste en caerse al piso y ponerse en posición fetal. Usualmente esto es realizado para atraer atención, para que los grupos puedan distribuir literatura, y lograr conversar con las personas que se detienen a mirar. Los que permanecen en el suelo no se mueven, reparten literatura ni conversan. Muy pocos grupos utilizan esta táctica.[¿cuál?]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. The Polling Report. Consultado 10/02/13
  2. Holland, S (2003) Bioethics: a Philosophical IntroductionCambridge, UK : Polity Press; New York : Distributed in the USA by Blackwell Pub
  3. a b Más de dos millares de científicos suscriben el Manifiesto de Madrid, que considera que existen sobradas evidencias científicas que demuestran que la vida comienza tras la fecundación
  4. Finn, J.T. (23-04-2005). «"Birth Control" Pills cause early Abortions». Pro-Life America — Facts on Abortion. prolife.com. Consultado el 25-08-2006.
  5. «[http://www.nccbuscc.org/prolife/issues/abortion/fact1098.htm Emergency "Contraception" and Early Abortion]». United States Conference of Catholic Bishops (01-08-1998). Consultado el 25-08-2006.
  6. PDF
  7. Grants Flow To Bush Allies On Social Issues - washingtonpost.com

Enlaces externos[editar]