Primera Guerra de Schleswig

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Primera Guerra de Schleswig o Guerra pruso-danesa
Tropper 1849.jpg
Soldados daneses de retorno en Copenhague en 1849
Fecha Marzo de 1848 - 1851
Lugar Ducado de Schleswig, Ducado de Holstein
Resultado Dinamarca mantiene el control de Schleswig-Holstein
Beligerantes
Flag of the German Confederation (war).svg Confederación Germánica (liderada por Prusia) Flag of Denmark.svg Dinamarca
Bajas
1284 muertos, 4675 heridos 2128 muertos, 5797 heridos
[editar datos en Wikidata]

La Primera Guerra de Schleswig o Primera guerra pruso-danesa fue un conflicto que opuso a la Confederación Germánica con Dinamarca entre el mes de marzo de 1848 hasta 1851. El armisticio de Malmö firmado el 26 de agosto de 1848 marca un primer cese el fuego en el conflicto. Pero la tregua es rota por Dinamarca el 10 de julio de 1849. La paz fue firmada en Berlín el 2 de julio de 1850. Un mes más tarde, fue signado el protocolo de Londres, que rehabilitaba las distinciones entre los ducados y Dinamarca. Un segundo protocolo es firmado en Londres en 1852, que acuerda la sucesión de los Ducados al reino de Dinamarca y garantiza la autonomía de los mismos.

Contexto[editar]

Mapa de las modificaciones territoriales.

Los ducados de Holstein, de Sajonia-Lauenburgo y de Schleswig eran tres ducados sobre todo agrícolas, bajo el control del rey de Dinamarca. El tratado de Ribe del siglo XV impide su fusión lo que con el tiempo lleva a ciertas disparidades entre los diferentes ducados. Así, los dos primeros formaban parte de la Confederación Germánica, mientras que Schleswig estaba fuera. Las reglas de sucesión son generalmente las mismas en los tres ducados y en Dinamarca, sin embargo, en los ducados se aplica la ley sálica impidiendo la sucesión a la mujer. En la década de 1840, el príncipe heredero de Dinamarca, el futuro Federico VII no tiene descendencia, y la eventualidad de una separación de los ducados de la corona de Dinamarca, se convierte en probable. Para evitarlo, el rey de Dinamarca Cristián VIII establece la carta abierta (en danés: Offen Brief) en 1846, que soslaya la ley sálica para reafirmar los derechos de Dinamarca sobre los ducados. Esto desplaza a la casa alemana de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Augustenburg, heredera de los ducados y crea un movimiento de patriotismo dentro de los nacionalistas alemanes.[1]

En efecto, desde la época napoleónica el nacionalismo y el liberalismo están en auge en Europa. Los ducados no son una excepción. Los conceptos de patria y de pueblo han remplazado las cuestiones dinásticas. Los privilegios y un soberano de derecho divino son en cuanto a ellos mal aceptados por los liberales. En Schleswig, el alemán es entonces el idioma del derecho y de las élites. Los daneses no aceptan esta situación, que es por lo tanto muy tensa.[2]

Desarrollo[editar]

El 20 de enero de 1848, poco después de su ascenso al trono, Federico VII publicó una nueva constitución para Dinamarca que prevé la anexión de los tres ducados. Esto no deja indiferente al ministro de asuntos exteriores prusiano Armin-Suckow que presiona al rey de Prusia a intervenir. El 21 de marzo de 1848, el nuevo gobierno danés se anexiona Schleswig. Provocados por los movimientos nacionales de 1848, los alemanes de los ducados se insurreccionan y forman un gobierno provisional. El rey de Dinamarca no es oficialmente destronado, pero el gobierno le retira sus funciones. El Bundestag reconoció al nuevo gobierno, teniendo lugar también por lo tanto las elecciones al parlamento de Fráncfort en el ducado Schleswig. Llamadas por el gobierno, las tropas prusianas, aliadas con otros Estados alemanes, y bajo mandato de la Confederación Germánica, ocupan el Schleswig el 23 de abril.[1] [3]

Al final de mayo, las tropas prusianas se retiran más al sur después de negociaciones con los británicos. El parlamento de Fráncfort protesta contra esta decisión no concertada. Rusia, por razones de estrategia marítima, se pone también de lado danés, y como los ingleses no quieren una dominación alemana sobre el "Bósforo" del norte. Los ingleses no quieren una intervención rusa y quieren llegar a una solución pacífica.[3]

Un cese el fuego unilateral de Prusia, el armisticio de Malmö, se firmó el 26 de agosto bajo presión rusa y británica. Inicialmente rechazado por el parlamento de Fráncfort, responsable de la unificación de Alemania, este último se enfrentó a la ausencia de medios a fin de continuar la guerra y acabó por firmar el tratado el 16 de septiembre.[1]

No obstante, la tregua fue rota por Dinamarca el 10 de julio de 1849. Se firmó la paz en Berlín el 2 de julio de 1850. Un mes más tarde, se signó el protocolo de Londres que rehabilitaba las distinciones entre los ducados y Dinamarca.[4] Un segundo protocolo fue firmado en Londres en 1852, que acordó la sucesión de los ducados al reino de Dinamarca y garantizaba la autonomía de los mismos. Sin embargo, el nacionalismo alemán presionó para la entrada de los ducados en la Confederación.[2]

Causas del armisticio de Malmö[editar]

A menudo se admite que el armisticio de Malmö fue provocado por intervenciones exteriores: es decir, presiones diplomáticas proveniente de Gran Bretaña y Rusia.[5] Maniobras navales tuvieron lugar en el lado británico del mar del Norte, mientras que los rusos hicieron los mismo cerca de territorio cercano a la frontera prusiana.[2] Federico Guillermo IV de Prusia tuvo entonces que ceder, para evitar la guerra. A. J. P. Taylor arremete contra esta descripción de los acontecimientos. Explica que Lord Palmerston ciertamente hizo llamamientos a la paz, pero solo se mostró muy vago. Escribió constantemente a la diplomacia prusiana, Rusia acabaría por amenazarlos. Francia no amenazó a Prusia. Por otra parte, Federico Guillermo no quería afrontar la desautorización del zar. Taylor designa el miedo a la guerra como un miedo de niño completamente injustificado.[6]

Consecuencias[editar]

El problema de la sucesión no fue resuelta definitivamente; a la muerte de Cristián VIII el 15 de noviembre de 1863, Cristián von Glücksburg, convertido en Cristián IX, promulgó una nueva constitución a fin de conservar los dos ducados en contradicción con el tratado de Londres de 1852. La Confederación Germánica se opuso firmemente y decidió el 7 de diciembre invadir el Holstein. La Guerra de los Ducados, o Segunda Guerra de Schleswig, acababa de dispararse.

Referencias[editar]

  1. a b c Clark, 2008, p. 562
  2. a b c Zank, Wolfgang (30 enero 2014). «In Gottes Namen Drauf!» (en alemán). die Zeit (6):  p. 17. 
  3. a b Nipperdey, 1994, p. 624
  4. Langewiesche, 1983, p. 212
  5. Gall, 1998, p. 16
  6. Langewiesche, 1983, p. 200-204

Bibliografía[editar]

  • Christopher Clark, Iron kingdom, The rise and fall of Prussia, 1600-1947, Munich, Pantheon, 2008 (ISBN 978-3-570-55060-1), « Der Deutsch-Dänische Krieg », p. 598-606, (en inglés)
  • Lothar Gall, 1848, Aufbruch zur Freiheit, Berlin, Nicolaische Verlag, 1998 (ISBN 3-87584-677-X) (en alemán)
  • Dieter Langewiesche (dir.), Die deutsche Révolution von 1848/1849, Darmstadt, Wissenschaftliche Buchgesellschaft, coll. « Wege der Forschung », 1983 (ISBN 3-534-08404-7) (en alemán)
  • Thomas Nipperdey, Deutsche Geschichte 1800-1866. Bürgerwelt und starker Staat, Munich, C. H. Beck, 1994 (ISBN 3-406-09354-X) (en alemán)