Prima scriptura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Prima scriptura es la doctrina cristiana según la cual la sagrada escritura tiene mayor validez que cualquier otro tipo de fuentes de revelación divina. De manera implícita, este punto de vista reconoce que existen otras guías además de la escritura acerca de aquello que un creyente debe creer y como debe vivir, tales como el orden de la creación, las tradiciones, los dones carismáticos, visiones, visitaciones angelicales, la conciencia, el sentido común, la opinión de los expertos, el espíritu de los tiempos y otras. Prima scriptura sugiere que las formas de conocimiento o comprensión de Dios y de su voluntad que no provengan de la escritura sagrada son útiles para interpretar esa escritura, pero solo si es comprobable por el canon bíblico y sujeto a ser corregido por este, en caso de contradecirlo.

No se debe confundir con el término sola scriptura, que significa 'la escritura sola', y se refiere a la doctrina adoptada por las iglesias protestantes y evangélicas, la cual dice que solo las escrituras son fuente confiable e infalible de conocimiento de Dios y sus mandamientos, y rechaza cualquier fuente que no sea la Biblia.

Catolicismo[editar]

El documento Dei verbum emanado del Concilio Vaticano II, es claro acerca de la igualdad de la escritura con la sagrada tradición, cuando dice que ambas, tanto sagrada tradición y sagrada escritura, deben ser aceptadas y veneradas como iguales, con la misma lealtad y reverencia.[1]

En ese sentido, la escritura no tiene más autoridad que la tradición, pero en caso de contradición, la escritura tiene más validez. Como dijo santo Tomás de Aquino:

Nuestra fe se fundamenta en la revelación hecha a los Profetas y a los Apóstoles, los cuales escribieron los libros canónicos; no en la revelación hipotéticamente hecha a otros doctores.

Santo Tomás de aquino, Summa Theologiae, parte I, cuestión 1, artículo 8.[2]

Por esta razón, se dice que la prima scriptura es una norma muy similar a la doctrina católica.

Iglesia ortodoxa[editar]

La ortodoxia oriental también se rige principalmente por la prima scriptura. Como analogía, la totalidad de la vida de la iglesia es como un colgante de piedras preciosas, de las cuales el dimante más grande va en el centro, representando a las Escrituras. Las otras gemas representan otras partes de la Sagrada Tradición. Si bien ninguna de las otras joyas son iguales a la del centro, que, no obstante, contribuyen a su belleza, el diamante se ve mejor en conjunto con los demás (es decir, cuando se ve en el contexto de la tradición de la Iglesia). Sola scriptura, sería similar a la rasgadura del diamante del centro porque se prefiere por sí sola, pero así, solo restaría valor a la belleza del diamante en conjunto.[3]

Iglesia metodista[editar]

Otra versión del enfoque prima Scriptura en el metodismo, donde sostiene que la Escritura ha de ser la autoridad principal de la Iglesia. Sin embargo, se interpreta mejor a través de las lentes de la razón, la experiencia personal, y la tradición de la Iglesia, aunque la Biblia sigue siendo la autoridad fundamental y normativo para los cristianos. De acuerdo con la Iglesia Metodista Unida, que se adhiere a esta idea:

"La escritura es considerada la fuente primaria y estándar para la doctrina cristiana. La tradición es la experiencia y testimonio del desarrollo y crecimiento de la fe en los últimos siglos en muchas naciones y culturas. La experiencia es el entendimiento individual. A través de la razón es que cada cristiano individualmente de llegar a una fe plena y madura. Hasta llegar a la repuesta necesaria de adoración y servicio. "[4]

Otras confesiones[editar]

El concepto de luz interior de la Sociedad Religiosa de los Amigos o el punto de vista del movimiento carismático sobre el Espíritu Santo como una fuerza activa en la vida del creyente son ejemplo de aproximaciones a la prima scriptura. Los mormones aceptan la Biblia como palabra de Dios 'siempre que haya sido correctamente traducida'. Algunos escritores de la reforma protestante y líderes religiosos no cristianos, y algunos escritores no-religiosos. Para los testigos de Jehová, la interpretación de las escrituras es responsabilidad del Cuerpo gobernante de los testigos de Jehová.[5]

Referencias[editar]

  1. «Constitución dogmática». Consultado el 27 de enero de 2014.
  2. De Aquino, Tomás (2001). Summa Theologiae (Cuarta edición). Madrid: Biblioteca de autores cristianos. p. 95. ISBN 84-7914-277-4. 
  3. «La Biblia y la Tradición Sagrada» (en inglés). Consultado el 27 de enero de 2014.
  4. «Wesleyan Quadrilateral».
  5. «Christ Leads His Congregation». Watchtower:  pp. 13–16. March 15 2002. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]