Prevención cuaternaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La prevención cuaternaria es el conjunto de actividades sanitarias que atenúan o evitan las consecuencias de las intervenciones innecesarias o excesivas del sistema sanitario.[1]

La prevención cuaternaria es el conjunto de medidas adoptadas para identificar al paciente en riesgo de sobremedicalización, para protegerlo de nuevas incursiones médicas, y sugerirle las intervenciones que son éticamente aceptables.[2] [3]

El crédito social que legitima la intervención médica puede resultar dañado si los médicos no evitan la actividad médica innecesaria, y sus consecuencias. La prevención cuaternaria debería primar sobre cualquier otra opción preventiva, diagnóstica y terapéutica, pues es la versión práctica del primum non nocere.[4]

Concepto[editar]

Tipos de prevención[4] Visión del médico
Enfermedad
ausente presente
Visión
del
paciente
Enfermar ausente Prevención primaria
(enfermar ausente
enfermedad ausente)
Prevención secundaria
(enfermar ausente
enfermedad presente)
presente Prevención cuaternaria
(enfermar presente
enfermedad ausente)
Prevención terciaria
(enfermar presente
enfermedad presente)

Idea principal: evitar el sobrediagnóstico y el sobretratamiento en los pacientes.[5]

Objetivo: disminuir la incidencia de iatrogenia.

Aplicación: durante todo el episodio de atención (período preclínico y clínico).

Son «las acciones que se toman para identificar a los pacientes en riesgo de sobretratamiento, para protegerlos de nuevas intervenciones médicas y para sugerirles alternativas éticamente aceptables». Concepto acuñado por el médico general belga Marc Jamoulle[6] y recogido en el Diccionario de medicina general y de familia de la WONCA.[7]

Hacer prevención cuaternaria es decir “no” a muchas propuestas francamente indecentes, y ofrecer alternativas prudentes y científicas (la ética de la negativa, y la ética de compartir la ignorancia). Hacer prevención cuaternaria es cambiar el miedo que explota la malicia sanitaria por el bienestar de saber que lo importante es la calidad de vida.[8]

La prevención cuaternaria no intenta eliminar sino sólo atemperar la medicalización de la vida diaria, pues una parte de la dicha medicalización es ajena al acto médico y tiene profundas razones sociales, culturales y psicológicas. La prevención cuaternaria sólo trata de evitar o paliar la parte médica de la medicalización de la vida diaria.

Hacer prevención cuaternaria en la consulta es cumplir con el objetivo científico de la Medicina, que busca “la máxima calidad con la mínima cantidad, tan cerca del paciente como sea posible”.

"Prevenir es mejor que curar, cuando prevenir hace menos daño que curar". Evitar las actividades curativas y preventivas innecesarias es hacer prevención cuaternaria. Habría que introducir prevención cuaternaria en todo encuentro médico-paciente, para evitar/limitar el daño que causa la actividad del sistema sanitario. Hacerlo es poner en pie el viejo primum non nocere.[9]

Métodos[editar]

1.- Medicina Basada en la Narrativa

Escuchar atentamente a los pacientes es el mejor método para su consecución. Es la aplicación de lo médicamente posible según las necesidades y aspiraciones del paciente. Para ello se precisa de una larga y estrecha relación del médico con su paciente, y en conseguir su confianza basada en la honradez y conocimiento científico del profesional sanitario.[10]

2.- Medicina Basada en Pruebas

Es otro instrumento importante, al dar los valores predictivos de las pruebas diagnósticas, y las probabilidades de beneficio y daño de las intervenciones preventivas y curativas; con ello se pueden abandonar prácticas de dudosa utilidad.

Tipos de intervenciones[editar]

Los profesionales sanitarios deben ser conscientes de las consecuencias de sus decisiones, e incluir intervenciones de prevención cuaternaria en su práctica diaria con cada paciente.[11]

- Prevenir la cascada diagnóstica
- Prevenir la cascada terapéutica

Actividades[editar]

Véase también[editar]

Aforismos[editar]

Referencias[editar]

  1. Gervás J. La prevención cuaternaria. OMC. 2004; 95:8
  2. Jamoulle M. About prevention; the Quaternary prevention. UCL. 2008.
  3. Jamoulle M, Roland M. Quaternary prevention and the glossary of general practice/family medicine. Hong Kong: WONCA Congress Proceedings; June 6/9, 1995.
  4. a b Kuehlein T, Sghedoni D, Visentin G, Gérvas J, Jamoule M. Prevención cuaternaria, actividad del médico general. PrimaryCare. 2010; 10(18): 350-4.
  5. UEMO position on disease mongering / quaternary prevention. European Union of General Practitioners.
  6. Jamoulle M. Information et informatisation en médecine générale. In: Berleur J, Labet-Maris Cl, Poswick RF, Valenduc G, Van Bastelaer Ph. Les informa-g-iciens. Namur (Belgique): Presses Universitaires de Namur; 1986. p.193-209.
  7. Bentzen N, editor. WONCA Dictionary of general/family practice. Copenhagen: Maanedskift Lager; 2003.
  8. Gérvas J. Malicia sanitaria y prevención cuaternaria. Gac Med Bilbao. 2007; 104:93-6
  9. Gérvas J. Prevención cuaternaria. Acta Sanitaria. 2011/01/10.
  10. Greenhalgh T, Hurwitz B (ed.). Narrative based Medicine – Dialogue and Discourse in Clinical Practice. London: BMJ Books; 1998.
  11. Gérvas J. ¿El trabajo diario? ¡Basado en la prevención cuaternaria!. Boletín REAP. 2007; 4(1):6-7.
  12. Gérvas J. Pérez Fernández M. Uso y abuso del poder médico para definir enfermedad y factor de riesgo, en relación con la prevención cuaternaria. Gac Sanit. 2006; 20(Supl 3):66-71.
  13. Miguel F. Factores de riesgo: una nada inocente ambigüedad en el corazón de la medicina actual. Aten Primaria. 1998; 22:585-95.
  14. Gérvas J. Chequeos. Acta Sanitaria. 2010/09/06.
  15. Segura Benedicto A. Cribado de enfermedades y factores de riesgo en personas sanas. El lado oscuro de la fuerza. Humanitas. 2008 sept; (31):1-17.
  16. Gérvas J. Moderación en la actividad médica preventiva y curativa. Cuatro ejemplos de necesidad de prevención cuaternaria en España. Gac Sanit. 2006; 20(Supl 1):127-34.
  17. Sánchez R. La mujer como víctima singular de la medicalización. Acta Sanitaria. 06/02/2012.
  18. Gérvas J, Pérez Fernández M. Genética y prevención cuaternaria. El ejemplo de la hemocromatosis. Aten Primaria. 2003; 32:158-62.
  19. Morell Sixto ME, Martínez González C, Quintana Gómez JL. Disease mongering, el lucrativo negocio de la promoción de enfermedades. Rev Pediatr Aten Primaria. 2009; 11(43):491-512.
  20. González de Dios J, Ochoa Sangrador C. Ectasia piélica perinatal, efecto cascada y prevención cuaternaria. An Pediatr (Barc). 2005; 63(1):83-5.

Bibliografía[editar]

Búsquedas bibliográficas[editar]

Enlaces externos[editar]