Presidio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fuerte español del tipo «Presidio». Nuestra Señora de Loreto de la Bahía, en Texas

El Presidio o Fuerte español era un tipo de fortificación con origen en la arquitectura militar del Imperio romano usado para el acuartelamiento de tropas. Su función era la propia de un baluarte fronterizo de defensa, amparo y pacificación territorial. Su idea táctica principal es establecer una «cortina defensiva».


Etimología y definiciones[editar]

  1. La guarnición de soldados que se pone en la plazas, castillos y fortalezas para su guardia y custodia. Sale del latino praesidium. Ejemplos: «De esta manera cobró la ciudad y la fortaleció con nuevo Presidio de la gente que llevaba.» (...) «Más ni esto, ni el general sentimiento fue bastante para que el reino allanase la ciudad de Teruel, enviando a ella al duque de Segorbe y Cardona, que renovó un fuerte y puso en la ciudad Praesidio
  2. Se toma también por la misma Ciudad o Fortaleza, que se puede guarnecer de soldados. Lat. Arx praesidio munita. Conviene pues estén aparejados para dos usos , és a saber, de los soldados que están en campaña y para los Praesidios y Fortalezas. Ejemplo: «Se apoderó de sus Presidios y Fortalezas haciendo prisioneros a la reina madre y al rey niño.»
  3. Metafóricamente, también antiguamente significaba, auxilio, ayuda, socorro o amparo, Lat. Auxilium Praesidium.

Historia[editar]

Derivados de la arquitectura-táctica militar del Fuerte romano. Construidos y mencionados en España como «fortaleza», ya desde el siglo XII, durante las guerras hispano-musulmanas en la península ibérica, con emplazamiento en los «adelantamientos de frontera» y usados como lugar de «acuartelamiento» de los Tercios en las guerras de los Países Bajos Españoles, tal como durante la Guerra de los Ochenta Años, llamados «Fuerte» en esta época. También en las guerras de expansión y pacificación en la época de los reinos modernos de la América española, actualmente llamada desde la Filosofía de la historia, periodo colonial español.

Emplazamientos[editar]

A diferencia con los castillos, que eran territoriales, estas edificaciones eran de naturaleza fronteriza. Su idea táctica principal es establecer una «cortina defensiva».

Roma[editar]

Con origen en la arquitectura táctico-militar del Imperio romano, estaban en las fronteras conflictivas y se usaron también como confinamiento para mantener las ciudades romanas libres de ciertos habitantes, llegándose a reclutar a estos allí como tropas de baja calidad. De esta práctica romana, tiempo, y época deriva su homonimia con la prisión común.

(escrito en 1664). «La conveniencia de fortificar las fronteras, nos la enseña la naturaleza, pues ella misma ha fortificado los confines de los reynos y provincias, con las murallas y cordilleras de los montes o con los fosos de los ríos. Entre otros muchos géneros de colonias que usaban los romanos, eran algunas dellas los Presidios, que hacían en los confines de las Provincias, para guardar sus Fronteras. Comenzaron a perderse estas colonias, porque empezaron los romanos a privar de su habitación a los naturales de la provincia, y introducir en ellas a gente vil, y pobre, de que limpiaban las ciudades. Presto se ven desdichas del Presidio confinante, cuando el no dexar entrar al enemigo vecino, depende de la fe de la guarnición, que fuere gente vil ... Hacense estas Fortificaciones en las Fronteras, para defender el costado del reino o provincia, impedir la entrada del enemigo, abrigar las fuerzas y armas propias, asegurar la retirada en los buenos progresos de la guerra, acobardar las sublevaciones, amparar los socorros, impedir la diversion de armas por aquella parte, y para otras particulares Máximas de Estado que dexo por no ser deste asunto.»

España siglo XII[editar]

En ciertas ocasiones, los reyes mandaron edificar o reedificar, y adecuar como «fortaleza» o «presidio» de frontera, para acuartelar tropas de milicia, como en ocasión de los adelantamientos de frontera del siglo XII. En los lugares a repoblar, tras despoblación de guerra, o en previsión de eventual des-afección hostil de los «naturales», y para resguardar al vasallo común, se habilitaban presidios cuyo concepto militar deriva del Fuerte romano y de estos se derivan los actuales cuarteles de milicia.

En el año 1128, Alfonso I dio al abad Fortunio la villa de Signa, con todos sus términos, y les manda que la pueblen lo antes posible, y que hagan allí una buena fortaleza para presidio de chistianos. Dioles también a Turre de Carcere, cerca de Signa, con el mismo cargo de poblarla y hacer otra fortaleza contra los musulmanes.[1]

Flandes[editar]

El llamado «Camino Español» fue una ruta terrestre creada por Felipe II para conseguir llevar dinero y tropas españolas a la Guerra en los Países Bajos. Los tercios entraron en la Valtelina, construyeron un castillo en Bormio y situaron tropas desde Lombardia al Tirol, creando una cadena de fuertes para garantizar la seguridad del valioso corredor. En 1622 había más de 4.000 soldados en la Valtelina. Algunos acuartelaban 2500 infantes. También se usaron en Napoles.

Presidios en América durante la Colonia[editar]

Fuerte de Campeche, construido para evitar ataques de piratas. Sin embargo, en mayo de 1683 el pirata holandés Laurens de Graff saqueó durante varios días la ciudad.

El primero fue el Fuerte Navidad. En sus inicios eran la base defensiva de las rutas y caminos que permitieron la conquista y el dominio de los territorios de América. Cada Presidio o Fuerte era construido a una distancia que permitiera el mutuo apoyo, lo que se conoce en la nomenclatura como «sistema de Fuertes», como el Sistema de fuertes de Valdivia o el Sistema de fuertes del Biobío.

Los fuertes se establecían por diferentes motivos:

  • Como una estrategia de apoyo al poblamiento y fundación de villas y ciudades por los españoles durante los diferentes virreinatos, y que como todo Fuerte, consistía en una edificación menor para acuartelar a los soldados y funcionar como refugio temporal o permanente ante los ataques. También avituallaban tropas y a los pobladores.
  • Instrumento de protección a la población y ciudades de los frecuentes ataques de piratas, corsarios e indios irredentistas, que en muchas ocasiones se aliaban o eran reclutados por estos o por otras naciones europeas hostiles a España.

Al ser des-acuartelado el Fuerte o Presidio podía convertirse posteriormente en una población que aprovechaba cualquier resto de construcción abandonada para hacer sus casas, trojes y formando la plaza principal, en lo que alguna vez fue el espacio central del presidio o «plaza de armas».

Presidios de las Californias[editar]

En la época del Virreinato de la Nueva España, Nueva España, se emplazaron en los reinos Mexicas o «las californias», en el norte continental llamado «indias septentrionales». En lo actual, es el sur oeste de los Estados Unidos. El de Nuestra Señora de Loreto era el Fuerte cabecera de las Californias. En 1775 tenían ya una reducida dotación:

Características del Fuerte español[editar]

Referencias[editar]

  1. Teatro histórico de las iglesias del reyno de Aragón, Volumen 7. Escrito por Lamberto de Zaragoza, Ramón de Huesca

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces[editar]