Precio natural

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El precio natural como diferente al precio de mercado, es el precio de equilibrio de los bienes y servicios alrededor del cual se mueven los precios de mercado.

Los precios de mercados se ven influenciados por una gran cantidad de factores transitorios que son difíciles de teorizar en ningún nivel abstracto. Los precios naturales, según William Petty, Adam Smith y David Ricardo, por ejemplo, capturan las fuerzas persistentes y sistemáticas que operan en un punto en un momento dado. Petty introdujo la distinción fundamental entre precio de mercado y precio natural para facilitar el retrato de las regularidades en los precios. De acuerdo a Smith, los precios de mercado siempre tienden, dada la competencia, a los precios naturales en un proceso que describía como similar a la atracción gravitatoria. Según sus palabras el precio natural era el precio central, alrededor del cual los precios de todos los bienes gravitaban continuamente.

Ha existido un debate económico acerca de qué es lo que determina el precio natural. Los autores pertenencientes a la escuela clásica (incluyendo los marxistas) proponían que los precios naturales se decidían por el valor del producto, valor que era intrínseco al mismo y que se calculaba en función del coste de los factores de producción. En las palabras de Adam Smith:

“Cuando el precio de cualquier producto no es ni más ni menos que lo que es suficiente para pagar la renta de la tierra, los salarios de la mano de obra, y los beneficios del capital empleado en su preparación, elaboración y transporte al mercado, de acuerdo a sus tasas naturales, el producto se vende por lo que puede llamarse su precio natural.”.[1]

Eso es conocido como Teoría del valor como costo de producción. Dado que todos esos costos de producción pueden, teóricamente, ser reducidos al valor del trabajo necesario para producirlos, esta posición se transforma en la Teoría del valor-trabajo, la que implica que el valor o precio natural de un bien o servicio depende de la cantidad de trabajo que lleva incorporado.

Los marginalistas, en cambio, argumentan que el precio de los productos (incluyendo los factores) está determinado por la demanda de los mismos, y que precios dependen, por tanto, del deseo de los consumidores, que, a su vez, depende de la utilidad que estos perciban en un producto dado. A mayor demanda, su precio naturalmente aumenta.

Alfred Marshall, considerado fundador de la escuela neoclásica, re-introduce a la visión marginalista, a través de la metáfora conocida como las tijeras de Marshall, la consideración del efecto de la oferta, formalizando la Ley de la oferta y la demanda.

"Tijeras de Marshall"- P= precio.- Q+ Cantidad producida.- D (línea azul) demanda.- S (línea roja) oferta
"Podríamos con la misma sensatez discutir acerca de si es la hoja superior o la inferior de una tijera la que corta un pedazo de papel que si el valor está controlado por la utilidad o por el costo de producción".[2]

Marshall denomina precio natural de cualquier bien o servicio al que se encuentra en el punto en el cual las hojas de la tijera de la oferta y la demanda se cruzan. (ver op. cit).

Lo anterior implica que el "precio natural" es el "precio estable" de mercado pero transformado en precio de "mercado estable": aquel en el cual el mercado se vacía, es decir, en el cual todo lo producido se vende y no queda demanda insatisfecha. Esto lleva directamente a la concepción que, a ciertos precios, niveles de producción, etc, el mercado entrara en una situación de equilibrio económico, ya sea parcial (en el mercado de un bien determinado) o general (para todos los bienes).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Adam Smith: La riqueza de las naciones, libro 1.º, cap VII “Del Precio natural y de mercado de las mercancías
  2. Marshall, "Principles of Economics"