Portal de Mercaderes (Ciudad de México)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Portal de Mercaderes (Ciudad de México)
Federal District buildings on Zocalo Mexico City.jpg
Tipo Recinto artístico
Ubicación Ciudad de México, México
Coordenadas 19°26′5.7″N 99°8′28.8″O / 19.434917, -99.141333


Coordenadas: 19°26′5.7″N 99°8′28.8″O / 19.434917, -99.141333
Construcción 1527-1532
Inauguración 10 de septiembre de 1948
Características Construida con piedra de Hernan Cortes
Estilo Barroco Mexicano
Dimensiones 44 m

El edificio Portal de Mercaderes antes, antes Ayuntamiento o Casa de Cabildo, fue ordenado por Hernán Cortés a inicios de la reconstrucción de la ciudad en 1522, y fueron terminados entre 1527 y 1532. Pedro de Arrieta y José Miguel Álvarez, maestros de arquitectura, dirigieron la obra según consta en un Libro de Cuentas del que tuvo conocimiento Don Guillermo Tovar y Teresa. En 1948 estos edificios ya se encontraban funcionando como hasta nuestros días. Se ubican cerca de la Plaza de la Constitución.

Historia[editar]

Siglo XVI[editar]

Durante el periodo de gobierno de Hernán Cortés, quien sería nombrado gobernador y capitán general en Coyoacán, la ciudad comenzó a tomar forma. Con las piedras de los templos mexicas se construyeron, de acuerdo con las Ordenanzas de Población de Felipe II, las Casas del Ayuntamiento o Casas del Cabildo, a la par que casas parroquiales o privadas de vecinos prominentes. El antiguo edificio del Ayuntamiento estaba en la Plaza Mayor y tenía funciones administrativas y de justicia en la ciudad. Entre 1527 y 1532 quedó terminado. Esa arquitectura era necesaria como protección contra los indígenas, quienes tenían prohibido asentarse en la zona. El edificio constaba de una Sala de Acuerdos, una pieza para el escribano, otra de contaduría, una sala para audiencia ordinaria, capilla, sacristía y la cárcel de la ciudad. Poco a poco fueron agregándose otras dependencias: una alhóndiga, casa de moneda, una fundición, la carnicería mayor y las casas que servían de residencia.

Siglo XVII[editar]

Dentro de la Plaza de Armas y frente al Palacio del Ayuntamiento el virrey de la Nueva España, Marqués de Cerralvo, mandó a construir un edificio destinado a cuartel de caballería el 15 de enero de 1624. Este local posiblemente provisional, no se aprecia en la imagen del plano de Gómez de Trasmonte de 1628. Con el tiempo este sitio acabó por convertirse en mercado para la venta de artículos diversos. El 8 de junio de 1692 y a raíz del denominado el Motín del Hambre, tanto el mercado como el Palacio del Ayuntamiento y el Palacio Virreinal fueron incendiados por la turba enardecida. Pero fue hasta el 17 de agosto de 1695 cuando el virrey Conde de Gélves inició las obras de construcción del edificio definitivo en piedra mamposteada y estuvo a cargo de Pedro Jiménez de Cobo que tenía el cargo de Regidor Obrero. Esta obre se concluyó hasta el año de 1720 y constaba de dos pisos con un total de130 locales distribuidos en el exterior e interior, para lo cual se contaba con 8 puertas de acceso. Tomó el nombre de El Parián en virtud de su semejante del mismo nombre que existía en Manila, Filipinas, sitio del que procedían la mayor parte de las mercaderías que allí se vendían. Durante mucho tiempo fue considerado el centro del comercio de la ciudad, por la enorme variedad de finos productos que allí se expendían, pero con el paso del tiempo el sitio y la calidad de sus mercancías se fue degradando, al grado de que la Marquesa de Calderón de la Barca llegó a comentar que el espectáculo de un bello atardecer en la Plaza Mayor, no tendría rival a no ser por un defecto. Este edificio sufrió daños provocados por incendios (el más grave en 1692), inundaciones, temblores, conflictos armados, ampliaciones, remodelaciones y la aparición del salitre.

Siglo XVIII[editar]

A principios del siglo XVIII (1714) el Palacio del Ayuntamiento es reconstruido con el gusto de la época: de la primera austeridad con muros anchos y ventanas pequeñas, pasa al estilo barroco peninsular, con arcos y adornos, y después se le agrega el neoclásico. Por tal motivo, las Casas del Cabildo fueron reedificadas totalmente por instrucciones del Virrey Fernando de Alencaster, iniciando las obras en 1714 y concluyendo en el año de 1722. La obra se efectuó bajo la dirección de Pedro de Arrieta y José Miguel Álvarez, maestros de arquitectura, según consta en un viejo Libro de Cuentas del que tuvo conocimiento Don Guillermo Tovar y Teresa y quién amablemente me proporciona el dato. Al ser totalmente reconstruido, el edificio toma la ubicación, alineación y forma que tiene en la actualidad. Las obras de reconstrucción del palacio tardaron muchos años en realizarse y fue entre 1714 y 1720 que el Virrey Fernando de Alencáster, Duque de Linares, tuvo a bien ejecutar. Por tal motivo, dichos edificios fueron reedificadas totalmente por instrucciones del Virrey Fernando de Alencáster, iniciando las obras en 1714 y concluyendo en el año de 1722. La obra se efectuó bajo la dirección de Pedro de Arrieta y José Miguel Álvarez, maestros de arquitectura, según consta en un viejo Libro de Cuentas del que tuvo conocimiento Don Guillermo Tovar y Teresa y quién amablemente me proporciona el dato. Al ser totalmente reconstruido, el edificio del Ayuntamiento toma la ubicación, alineación y forma que tiene en la actualidad. La construcción de la aduana marítima se remota hacia el año de1786 y ya el 18 de febrero de 1778 dio la orden de su construcción, quedando designado al ingeniero principal de la provincia coronel Juan de Dios Gonzáles y para el 9 de agosto de1786 se iniciaron los cimientos para construir el principal y almacenes, y derribar los ya existentes e iniciar allí la construcción de la aduana. Eusebio Ventura Beleña logra la suspensión de la obra a través de la audiencia de México, pero gracias a la intervención del Ing. Rafael Llobet quien en 1787 informa a la audiencia que seria perjudicial dejar las obras a medio hacer por la proximidad de las lluvias pues los 18 arcos inutilizaran los dos edificios.En 1802 se entregan unos planos con las modificaciones “proyectadas" en el cuerpo de guardia y almacenes contiguas donde existen algunos cambios como la denominación de contaduría al edificio que antes se llamaba aduana provisional.

Siglo XIX[editar]

Del lado derecho aparecen las Casas del Cabildo (hoy edificio viejo del Gobierno del D.F.) y al fondo se aprecia el Palacio Nacional. El Antiguo Palacio del Ayuntamiento como hoy lo conocemos, ubicado en uno de los perímetros de la Plaza de la Constitución, data de esta fecha, aunque ha tenido cambios. Los movimientos telúricos y políticos en el país dejaban poco espacio para rehabilitar edificios públicos. A la derecha la Cruz de Mañozca y las cadenas del atrio de la Catedral Metropolitana y al fondo el Portal de Mercaderes y la calle de Plateros, hoy Madero, por donde sale la columna de tropas, que tras de un armisticio de dos días penetraron al centro de la ciudad en busca de provisiones. tro detalle importante es que en los torreones laterales no existían arcos y se aprecian dos puertas de entrada en cada uno. Enfrente está el Mercado del Parián, que fue demolido hasta 1843 y al fondo el Palacio Nacional. Fuente Archivo Casasola. Ya expresamos antes que fue gracias al grabador y litógrafo Abraham López que pudimos conocer un bosquejo del monumento que mandó construirse el Gral. Antonio López de Santa Anna en el mercado del Volador, pero también debo reconocer que gracias a los relatos del mismo grabador que de manera interesante y explícita conjugó María José Esparza Liberal, del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, en su trabajo denominado Abraham López un calendarista singular", es que hoy podemos reproducir aquí, algunos episodios relacionados con la Plaza Mayor, nuestra actual Plaza de la Constitución, durante la intervención norteamericana de 1847. Según relata Abraham López en su Décimo Calendario del año 1848, tras las derrotas de Padierna y de Churubusco, se pactó un armisticio temporal que provocó un incidente el 27 de agosto de 1847, cuando las tradicionales carretas tiradas por caballos que, usaba entonces el ejército norteamericano, penetraron a la Plaza Mayor en busca de víveres, tal como se aprecia con claridad en la imagen arriba mostrada. Abraham López describe con lujo de detalles el desenlace de este acontecimiento poco conocido, que tuvo lugar antes de que la ciudad cayera en manos del ejército invasor. n su Album México y sus Alrededores, por primera vez en 1855, corresponde a dicha época. En ella se aprecia el Palacio Municipal (Palacio de la Diputación) en esta ocasión sin el "estorbo" del ingrato Mercado del Parián, que había sido demolido unos años antes. A pesar de no ser un conocedor en la materia, considero que Casimiro Castro fue sorprendentemente exacto en sus concepciones litográficas (no son fotografías) y gracias a la nitidez del original, pude obtener un detalle de la arquería del portal, encontrando notable semejanza en el labrado de la cantera de 1850, con la que existe actualmente. Aunque no puedo asegurar que el actual sea el original, lo que si es factible afirmar es que al menos la base del edificio original del siglo XVIII, es la misma que existe actualmente, indicación de que nunca fue completamente demolido para su reconstrucción. En la segunda mitad del siglo XVI se instituyo en Campeche el ayuntamiento como la primera forma de gobierno y en el siglo XIX los campechanos disputaron a la ciudad de Mérida su autonomía política, la cual se logra en 1857, al separase Campeche de Yucatán y erguirse en un estado libre. Esta vista es parte de una imagen del álbum fotográfico publicado por Don Julio Michaud, bajo el título "México Pintoresco y Artístico", que me fue proporcionado amablemente por el Sr. Julio Romo Michaud. La fotografía es de Alfred Saint Ange Briquet y fue tomada alrededor de 1874. Aquí se aprecia que aunque la Plaza de Armas (Zócalo) se encuentra arbolada y tiene postes con farolas para iluminación, por la época se deduce que operaba con gas o keroseno. En cuanto al Palacio Municipal, se puede observar que en los torreones de los extremos aún no existen los arcos del portal y permanecen ocupados por los que podrían ser comercios u oficinas públicas.El edificio denominado Atarazanas se situaría entre el palacio de gobierno y la plaza del mercado público. Su función estaría enfocada en él deposito y lugar de reparación de armas. Su arquitectura constaría de paredes principales, en común a dos calabozos, techados de madera con dos puertas, corredores de arcos con dos primeros cuartos, uno para la función de vestíbulo, utilizado como deposito de pertrechos (municiones, armas), con cumbreras o respiraderos y otros dos cuartos utilizados para guardar los productos que necesitaban quedar aislados de la humedad, con dos corredores empleados, par depósitos de los carros. Ya en 1889 se designa para cuartel general de Gendarmería. En el exterior la fachada se limitaría a un gran muro sin ninguna abertura, exceptuando el portón de acceso y unos vanos (ventanas) muy pequeños, que más que ventanas podrían considerarse respiraderos. Con el pasar de los años a las atarazanas se les dota de tres ventanas de hierro, colocándosele ventilas suficientes del lado del patio para favorecer el aire y la luz. Para 1890 se trasladaron a su nuevo cuartel (el palacio municipal que alberga las oficinas del H. Ayuntamiento). El aspecto es de abandono y descuido, por lo que la foto debe corresponder a 1885 aproximadamente. Después de esta situación vino la remodelación del edificio en 1906.

Siglo XX[editar]

La dictadura de Don Porfirio Díaz se distinguió por la construcción de grandes obras, entre ellas muy bellos edificios. Para la celebración del Centenario de la Independencia en 1910, su gobierno emprendió desde muchos años antes, la construcción, remodelación y restauración de muchos edificios públicos, entre ellos el Palacio Municipal, al cual se le agregó un nivel más y se reconstruyó totalmente. Aunque estas obras comenzaron en 1906 y se terminaron completamente muchos años después, para 1910 lucía esplendoroso como se muestra en la foto de tarjeta postal a color. Esta es una imagen interesante que corresponde a la etapa post revolucionaria, posiblemente 1917, por la forma de los tranvías y los vehículos de motor a gasolina que se aprecian. El Palacio Municipal en tres niveles, lucía de manera muy semejante a la actual, pero con tres niveles solamente. En 1907, con motivo del Primer Centenario de la Independencia, Porfirio Díaz ordena la reconstrucción completa del Palacio Municipal, pero el edificio queda listo hasta 1928, a cargo del arquitecto Manuel Gorozpe.

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, adornada para los festejos del centenario.

En las fiestas del centenario de la Independencia Mexicana el 16 de septiembre de 1910 durante la Presidencia de Porfirio Diaz cerca del Palacio Nacional. A principios del siglo XX, García Preciat le da otra denominación a estos edificios: Aduana Marítima, Palacio Municipal, y cuerpo de guardia principal, transformando posteriormente en palacio de gobierno. En 1846 la aduana marítima solo contaba con un piso conteniendo las piezas interiores y los corredores de arco a su frente, en ese mismo año, se procede a la construcción del segundo piso de la aduana y para 1963, todo el edificio del antiguo palacio de gobierno que albergaba la aduana, el palacio municipal, el palacio de gobierno y las atarazanas. fabricar sobre este edificio (el principal) y las atarazanas otro d mayo amplitud, que sirviese de cuartel al batallón ligero, permanente que residía en Campeche, además el 28 de agosto del mismo año el general obtuvo el permiso del ayuntamiento para anexar a dicho edificio las caballerizas del palacio municipal contiguo. En 1914 el general Manuel Rivera, Gobernador interino del Estado de Campeche, ordeno la construcción de dos piezas del palacio de gobierno que servirían como despacho del gobernador y oficina del secretario general, y ya en 1915 otro gobernador, (Joaquín Mucel) considero insuficientes las áreas existentes por lo que hizo construir dos habitaciones más para mayor amplitud de las oficinas. En 1938 el gobernador Eduardo Mena Córdoba, ordeno realizar mejoras al palacio, los cuales consistieron en la construcción de varias piezas en la planta alta del lado noreste del edificio. Las últimas reformas del palacio de gobierno, las realizó el gobernador Dr. Héctor Perez Martínez en 1942.

Todo lo anterior trata de la importancia de tomar conciencia para a conservación del patrimonio histórico edificado y ya hoy gracias a acciones gubernamentales sin bajo las normas internacionales de restauración como la construcción del edificio de la aduana, palacio municipal y palacio de gobierno, quedando el poder político y administrativo centrado en este edificio localizado al poniente de la plaza principal, albergando la aduana provisional, la casa del cabildo (después el palacio municipal), el cuerpo de guardia principal (después el palacio de gobierno) y las atarazanas o almacenes. En 1961 por dictamen del arquitecto Álvarez Ordóñez, que ordena la demolición de este edificio por considerarlo un peligro para la comunidad, dando paso hasta el año de 1963 que fue demolido al igual que toda la serie de edificios administrativos que se ubicaban a su costado derecho de él, respetando el lienzo de muralla que unía a la Soledad con Santiago, en su lugar fue construida la fuente llamada “De las Estelas”. En la actualidad se reconstruye el edificio que en su tiempo fue el palacio de gobierno y que proyecta a ser la nueva y avanzada biblioteca, aunque en realidad se anda buscando que tenga la misma fisonomía que datos históricos proporcionan de ella, pero solo construye el edificio central, es bueno agregar que en su exterior se plasma las características coloniales, pero en su interior si se rompe con lo que en realidad era en su tiempo, esto es a causa que tiene que adaptarse al uso que se le piensa dar como biblioteca que albergara una tecnología de punta como sistemas de computo. No se puede pasar por alto que en las excavaciones realizadas para ubicar los cimientos, se descubrieron osamentas humanas lo cual de acuerdo a investigaciones datan de una capilla ubicada en lo que fue posteriormente el palacio de gobierno. Aunque el proyecto no está concluido, la fachada externa está basada en fotografías antiguas que podemos observar en este trabajo y otras serie de fotos que se encentran en la actualidad en manos del INAH. Para 1930 ya se había puesto la primera piedra del que sería primer rascacielos de ¡10 pisos! de Edificio La Nacional, ubicado en la esquina de Av. Juárez y San Juan de Letrán, pero la ciudad conservaba todavía su tradicional imagen de "Ciudad de los Palacios" aún cuando la población de la zona conurbada pasaba ya del millón de habitantes. En la foto del archivo Casasola, vemos nuevamente las terminales de tranvías en el costado sur de la plaza, aparentemente sin mayor cambio, permanecen las farolas de la época porfiriana y también las de 5 globos, igualmente las 4 fuentes del Zócalo y la misma simetría de las áreas jardinadas. Al fondo el Palacio Nacional luciendo sus 3 niveles. Pronto vendrían nuevas obras con la ampliación de 20 de Noviembre, la construcción del segundo edificio del Departamento Central y el de la Suprema Corte de Justicia. Obsérvese la dignidad del conjunto y la ausencia de basura y vendedores ambulantes. mostrando la Plaza de la Constitución, Zócalo, vista desde el oriente. Obsérvese que solamente existe un edificio del Departamento del Distrito Federal y que prácticamente no existen edificios altos en el entorno. Tampoco se aprecia la existencia de la avenida 20 de Noviembre ampliada, ni el edificio de La Nacional, Compañía de Seguros, que se encontraba en construcción. A partir de l929 , se convierte en el Ex palacio municipal y sirve de sede al Departamento del Distrito Federal. En 1934 se le agrega el 4º. Piso. Al llegar al poder, el Gral. Lázaro Cárdenas emprendió la tarea de agregar un nivel más al edificio, que ya entonces se llamaba, del Departamento del Distrito Federal. Esta obra se inició en 1934 y como se aprecia en la fotografía de marzo de 1938, para esa fecha ya había sido concluida. Se aprecia también que la Avenida 20 de Noviembre se encontraba terminada. Al Presidente Lázaro Cárdenas le tocó afrontar desde fines de 1936 el conflicto entre las compañías petroleras extranjeras y los sindicatos de trabajadores de dicha industria, que se prolongó por más de un año sin lograrse solución alguna. El 3 de marzo de 1938, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, le niega el amparo a las compañías petroleras y tras fallidas conversaciones de las empresas con el gobierno federal, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje da por rescindido el Contrato Colectivo de los trabajadores. Ese mismo días, 18 de marzo de 1938, Lázaro Cárdenas del Río, a las 10 de la noche envía por radio un emotivo mensaje a la nación, mediante el cual hace público el Decreto Expropiatorio de la industria petrolera. Al día siguiente, el Zócalo una vez más fue testigo del trascendental acontecimiento, viéndose colmado de trabajadores de todos los sindicatos, para manifestar su apoyo al gobierno. En la imagen se puede apreciar que en esa fecha solamente existía un edificio del Departamento del Distrito Federal, aunque la ampliación de la avenida 20 de Noviembre ya estaba terminada. Durante el mismo gobierno y como complemento de la ampliación del Palacio del Departamento del Distrito Federal y la remodelación de Palacio Nacional, al que se le había agregado un nivel más, así como también fue la terminación del edificio de la Suprema Corte Justicia; se emprendió la tarea de construir un edificio similar al original de D.F., que aunque no idéntico, pues consta de 5 niveles, que le diera simetría a la que sería puerta de acceso a la Plaza de la Constitución. Me refiero a la Avenida 20 de Noviembre que a la fecha produce muy especial sensación, al menos para mí, cuando se observa la gran Bandera Nacional y la majestuosidad de la Catedral Metropolitana al fondo. Esta construcción se inició en 1941, mediante estructura de acero. Al terminarse el edificio de la Suprema Corte de Justicia en 1941, se iniciaron los trabajos para construir el edificio gemelo del Departamento del Distrito Federal, en aquellos años también conocido como Departamento Central. La fiebre de las estructuras metálicas se había iniciado y la construcción de altos "rascacielos" como el de la Lotería Nacional, sería muy común a partir de entonces. La combinación de cimentaciones a base de pilotes de control y estructuras de fierro, sería la característica de la época, culminando en 1956 con la inauguración de la Torre Latinoamericana, edificio de 46 niveles, por muchos años el de mayor altura en la ciudad.

Portal de Mercaderes Recién Inaugurado en 1948.

Para 1948, ambos edificios del Departamento del Distrito Federal se encontraban totalmente terminados y funcionando. En la foto se aprecia que el Zócalo contaba entonces con 4 fuentes, algunas palmeras y áreas de jardines. Los tranvías eléctricos conformaban el medio de transporte más importante y eficiente de aquella lejana época. Esta es una vista del Zócalo tal cual lucía en el año de 1948, pero ahora desde Catedral, se aprecia del lado izquierdo el edificio gemelo del Departamento del Distrito Federal. que fue inaugurado el 10 de septiembre de 1948. Al centro luce la avenida 20 de Noviembre, de la que ya hablamos antes, misma que se inauguró el 20 de noviembre de 1936. Las áreas jardinadas del Zócalo se muestran impecables, ahora mostrando algunas palmeras y aún existen las 4 fuentes. La limpieza y el orden es notable.Siendo Jefe del Departamento del Distrito Federal el Lic. Ernesto P. Uruchurtu, entre 1957 y 1958 la Plaza de la Constitución adquirió el aspecto que conserva hasta nuestros días; una explanada desnuda de monumentos, con sólo los arbotantes del alumbrado público, y al centro un asta bandera (hoy una mega bandera nacional). El piso de toda la plaza se niveló nuevamente, se ampliaron las banquetas laterales de la Catedral, se quitaron las vías de los tranvías, se regularizó la forma del Zócalo, dándole la misma medida a cada lado, se suprimió el jardín y se colocó un piso de cemento. Por otra parte, se uniformaron las fachadas de los edificios del lado poniente, salvo la del Centro Mercantil (hoy Gran Hotel), y en el extremo sur del Portal de Mercaderes; y se procedió a retirar los puestos que allí había, quedando todo el gran espacio de los portales limpio y despejado después de 400 años de estar allí. Otro gran logro de la época fue la ampliación de la Avenida Pino Suárez, de tal manera que se formó un par vial con la Avenida 20 de Noviembre, convirtiéndose en vías de un solo sentido, como puede apreciarse. Con todas estas adecuaciones se concluía el proyecto iniciado por el Ing. Alberto J. Pani, que se puso en marcha en 1914 con la tala de árboles en el atrio de Catedral y en la plaza, a fin de crear un espacio libre de obstáculos que permitiera el lucimiento de tan simbólicos e históricos edificios. Después de todo el Zócalo es una de las plazas más grandes del mundo, tan solo superada por la Plaza de Tiananmen en Beijing y la Plaza Roja de Moscú, aunque en cierta, forma también la supera el Centro Cívico de Monterrey, aunque allí en realidad se trata de varias plazas unificadas. Sin embargo, es muy posible que ninguna de ellas haya sido testigo de tantos acontecimientos históricos, como lo ha sido este sitio desde 1325. Definitivamente un gran orgullo para esta nación, razón importante para conservarla tan digna y tan bella como luce en la foto de 1958.Esta vista del Zócalo debe corresponder a 1954, por los autobuses y vehículos mostrados, la amplitud de los arroyos y la ausencia de tranvías. La gran explanada central y la ausencia de postes y cables, permitía observar plenamente ambos edificios.

El ejército mexicano en el zócalo de la Ciudad de México cerca del Portal de Mercaderes el 28 de agosto de 1968.

El 26 de agosto de 1968, una multitudinaria marcha se dirigió al zócalo capitalino. Fue la primera ocasión en que se insulta públicamente al presidente mexicano, Gustavo Díaz Ordaz. Al finalizar la manifestación, uno de sus líderes se pronuncia a favor de quedarse a esperar una respuesta del gobierno, a escasos días del informe presidencial.[1]

La madrugada del 28 de agosto de 1968, se abren las puertas del Palacio Nacional, de donde salieron tanques del ejército para dispersar a los manifestantes.[1]

El 27 de agosto de 1968, una manifestación formada por cerca de 300,000 participantes, salió del Museo Nacional de Antropología para llegar hasta el Zócalo, los estudiantes después del mitin lograron izar una bandera rojinegra a media asta al centro de la plaza. En la madrugada, quienes permanecieron allí fueron desalojados por el ejército y al día siguiente hubo un acto de desagravio en honor a la bandera nacional. Aquí se aprecia la gran fachada del edificio antiguo, tal como luce actualmente, mostrando sus cuatro niveles construidos a través de los siglos XVIII, XIX y XX. Pese a que sólo quedan los cimientos y algunos muros del Ayuntamiento original, su arquitectura y belleza invita a observarlo, ya sea en su fachada exterior, con su loggia o estilo neoclásico y el águila imperial, ya sean sus arquerías o los escudos de la ciudad; sus balcones o sus torres que fueron elevándose conforme la edificación crecía. En su interior, se pueden apreciar en sus columnas los estilos dórico, jónico y corintio, o su hermoso Salón de Cabildos, escenario de eventos trascendentes y su biblioteca, que ofrece servicio de consulta sobre temas de nuestra ciudad. Desde 1997 es la sede del gobierno. Esta es una hermosa vista reciente del palacio del Gobierno del Distrito Federal, tal cual luce visto desde la plazuela del Empedradillo. Las unidades de alumbrado exterior tratan de imitar las que se utilizaron en la época porfiriana y el monumento en el extremo de la plaza es de Enrico Martiínez, científico que construyó en 1607 el primer túnel del desagüe del Valle de México en Nochistongo. En la parte media del lado izquierdo se aprecia la Cruz de Mañozca de la Catedral. La reconstrucción del anterior palacio de gobierno y que actualmente albergara la biblioteca central ha traído consigo una serie de comentarios que no podemos pasar por alto, desde las gestiones del actual gobernador del estado Antonio González Curi ante la UNESCO para que Campeche sea considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad y habiéndolo conseguido en el año de 1999 se logra con ello un valioso apoyo internacional que trae consigo la motivación de llegar a demostrar al mundo el valioso aporte cultural que puede tener el estado de Campeche dándolo a conocer como el tesoro escondido de la península. Entre una serie de proyectos que se tienen planeados figura el de la reconstrucción del ex palacio de gobierno en la cual se albergara la biblioteca central pasando a ser unas de las más avanzadas en Latinoamérica (proyecto. Aunque es bueno dar nuestra critica, seria mejor esperar que tan bien pudiera quedar el edificio ya que la gran variante de lo que durante muchos años ocupo la fuente de las estelas aun el pueblo no lo mira bien. En cuestión a su arquitectura el Arq. Buenfil se preocupó durante las excavaciones a recabar la mayor cantidad de fotos que le dieran bases para iniciar la reconstrucción pero jamás imagino que en las excavaciones surgiría el problema de encontrar datos aun más anteriores al palacio de gobierno. La arquitectura interior si tuvo que tener variantes y esto con el fin de adaptabilidad. Podríamos pensar que todo esto no es más que una gastadera de recursos que bien podrían servir para llevar a su efecto programas desarrollo social más ignoramos que estamos colocándonos entre las ciudades más bellas no solo de México si no del mundo, lo cual se ve reflejado en el turismo que son una buena fuente de derrama económica para el estado.

Siglo XXI[editar]

El 9 de agosto del 2010 el Jefe de Gobierno del Distrito Federal propuso la creación del Estado del valle de México[cita requerida] por la cual se dotaría de un gobierno estatal al territorio del Distrito Federal pero con una singularidad, la de no tener contemplada la restitución de los gobiernos municipales, por lo que sería la única entidad política de la federación con un gobierno centralista.[2] [3]

Edificios de gobierno del Distrito Federal en el Zócalo de la Ciudad de México vista desde la azotea del Hotel Majestic. Todos los edificios están siendo preparados para las celebraciones del Bicentenario. Agosto 2010

En las Fiestas del Bicentenario de la Independencia Mexicana y del centenario de la Revolución Mexicana, en agosto de 2010 se adornó para el 15 y 16 de setiembre de 2010.

En 20 de Noviembre de 2010 se celebró las fiestas del centenario de la Revolución Mexicana.

Véase también[editar]

Referencias[editar]