Portainjerto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Injerto en manzano. La parte de arriba de la zona de injerto sería la variedad y la de abajo el portainjerto.

Un portainjerto (también denominado patrón o pie) es una planta, incluso a veces solo las raíces y un poco del tronco de una de ellas, que ya tiene desarrollado un sistema radicular adecuado, y que se usa para injertar sobre él una yema o un pequeño esqueje de otra planta. Una vez injertado se forma un árbol o arbusto que realmente está compuesto de dos individuos que genéticamente pueden ser bastante diferentes, una parte es la raíz y parte del tronco y el resto; ramas, hojas y frutos puede ser de otra especie distinta.

La parte del árbol que se injerta sobre el portainjerto se suele denominar variedad. La variedad es la planta que se quiere cultivar y que tiene las características deseadas por el propagador o agricultor. El portainjerto es la parte subterránea que trabaja e interactúa con el terreno para absorber el agua y los nutrientes que necesita la parte aérea del individuo así formado. A los pocos años, los tejidos de las dos partes habrán crecido juntos, produciéndose un solo árbol o arbusto aunque genéticamente siempre se mantendrá la diferencia entre las dos partes.

Uso[editar]

Los portainjertos son muy usados en el cultivo de frutales. Y es muchas veces la única forma de cultivar plantas que no se desarrollan bien de semilla o que son susceptibles a una determinada enfermedad o plaga cuando se desarrollan sobre sus propias raíces.

Aunque el injerto se ha usado desde hace cientos de años (si no miles), la mayoría de los viveros que utilizan portainjertos para la multiplicación de plantas se han desarrollado en el siglo XX.

Algunos portainjertos se usan para variedades de la misma especie porque les confiere características distintas a ella como puede ser el vigor, tamaño del fruto o precocidad. También puede usarse un portainjerto porque tenga unas determinadas características que mejoren el sistema radicular de la variedad, como puede ser; resistencia a la sequía, a alguna enfermedad o plaga de las raíces, mejor absorción de nutrientes etc.

El portainjerto también puede ser de una especie distinta a la variedad, pero deben ser próximos.

Injertado[editar]

Una forma de injertar sobre un portainjerto.

El injertado puede realizarse por etapas cuando se quiere tener un portainjerto y una variedad genéticamente alejados.

  • Primero sobre un portainjerto se injerta una variedad genéticamente próxima, una vez que ese injerto se desarrolla, sobre esa variedad se puede injertar una nueva variedad genéticamente próxima a la primera pero que más alejada del portainjerto que ella. También se pueden injertar más de una variedad sobre el mismo portainjerto, dando un árbol que puede tener dos o tres tipos de frutos sobre el mismo patrón.

Puede ser difícil cultivar una determinada variedad sobre un determinado suelo. Los agricultores desean un portainjerto compatible son el terreno de su finca. La característica de la variedad a veces se considera después, una vez que el portainjerto ha mostrado su buen desarrollo.

Los portainjertos son comprobados y se venden siempre con las características del suelo y clima en el que mejor se desarrollan. Los agricultores y técnicos determinan el pH, contenido de nutrientes, presencia o ausencia de nematodos en el suelo, salinidad, disponibilidad y calidad del agua, posibles plagas y enfermedades del suelo, textura y estructura de su terreno, y con todos esos datos, seleccionan el portainjerto que mejor se adapta a sus condiciones. Cada vez se hacen más ensayos genéticos y aparecen constantemente nuevos portainjertos mejorados o con nuevas características

Las vides[editar]

Las viñas cultivadas comercialmente en gran medida están injertadas en portainjertos debido a la resistencia de estos a la filoxera. La mayoría de esto portainjertos provienen de vides silvestres de Estados Unidos en las que se observó que eran inmunes a los ataques de filoxera. Estas se multiplicaron y se importaron a Europa donde las raíces de las vides europeas eran tremendamente sensibles a este insecto por lo que morían. El uso de estos portainjertos salvó la viticultura europea a principios del siglo XX.

Características deseables en un portainjerto[editar]

  • Rusticidad: resistencia en general a enfermedades y adversidades climatológicas.
  • Según en qué casos, vigor reducido para permitir una rápida entrada en producción y facilidad de recogida.
  • Compatibilidad con la variedad que se le injertará.
  • Dar buen calibre y calidad a la fruta.
  • Adaptación al terreno: a la acidez, alcalinidad, a terrenos compactos, a asfixia radicular, a nematodos, plagas etc.

Ejemplos de portainjertos[editar]

  • Viña: la plaga de la filoxera a finales del siglo XIX obligó a injertar todas las viñas europeas sobre portainjertos del género Vitis inmunes a este insecto. En general los portainjertos eran de origen americano, resistentes a filoxera, pero no tan resistentes a la cal y a la sequía como las europeas y por ello hubo de comprobarse las características de todas ellas a estas condiciones de Europa. Por ejemplo Vitis berlandieri, Vitis lambrusca etc.

Dada la similitud botánica entre las plantas, los injertos prendían sin dificultad en todas ellas. Algunos patrones para la vid: Berlandieri x Rupestris; Richter 110, Richter 99, 140-RU, 1103-P. Chasselas x Berlandieri; 41-B. Berlandieri x Riparia; SO4, 161-49C, 420-A. Berlandieri x Rupestris; Paulsen 1103.

  • Frutales del género Prunus: como en el caso de la viña, la investigación científica ha dado lugar a nuevos portainjertos, en algunos casos se trata de híbridos, como por ejemplo el muy utilizado GF 677 (planta híbrida de almendro y melocotonero) de gran resistencia a la sequía, más vigor que el melocotonero. Otros patrones híbridos melocotonero × almendro utilizados en frutales de hueso son; Mayor, Adafuel, H 920, Monegro, Garnem, Felinem. Patrones híbridos melocotonero × ciruelo; Barrier 1 y Cadaman. Selecciones de ciruelo pollizo de Murcia; Montizo, Monpol, Adesoto 101 y Pollizo común. Otras selecciones de ciruelos; Julior, Mr S 2/5 y Adara,
  • Frutales de pepita: la estación agronómica East Malling hace años que se especializó en patrones enanizantes y ha realizado selecciones de membrillero sobre los que injertar perales.
  • Cítricos. Algunos de los principales patrones utilizados en naranjo, mandarino, limonero, pomelo y otros cítricos son; los Citrange Troyer y Carrizo, Mandarino Cleopatra, Citrus macrophylla.
  • Horticultura: se utilizan portainjertos normalmente de origen silvestre sobre los que se injertan tomateras o cucurbitáceas con el fin de hacer plantas resistentes a diversas enfermedades del suelo.
  • Jardinería: se utilizan portainjertos sobre las que se injertan variedades ornamentales obtenidas por mutaciones tanto en coníferas como en el resto de plantas. También se injertan unos cactus sobre otros.

Referencias[editar]

Notas[editar]

Bibliografía[editar]

  • Jancis Robinson (2006). The Oxford companion to wine. Oxford University Press. ISBN 978-19-860990-2 |isbn= incorrecto (ayuda). 

Enlaces externos[editar]