Policía y ladrón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Policía y Ladrón»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Policía y ladrones es un juego de mímica al que se juega con una baraja española.

Finalidad del juego[editar]

La finalidad del juego recae en los dos personajes principales: El policía gana si consigue destapar la identidad del ladrón, éste gana si consigue matar a todos los ciudadanos o bien el policía yerra al destapar la identidad de éste.

S

Personajes[editar]

  • El policía: Representado por el rey de espadas es el encargado de observar la mímica de los demás jugadores al acecho de capturar al ladrón, no conviene que el resto de jugadores tenga conocimiento de quién representa al policía en cada partida.
  • El ladrón: Junto con el policía son los pilares del juego, se representa mediante el as de bastos/oros, el ladrón tratará de matar a los ciudadanos sin que el policía advierta de ello, el ladrón puede hacer cómplice a un ciudadano sacándoles la lengua, también puede matar ciudadanos guiñándoles un ojo.
  • El cómplice: Es el ayudante del ladrón, para que un ciudadano se convierta en cómplice, el ladrón debe haberle sacado la lengua antes, el cómplice puede matar de la misma manera que lo hace el ladrón, en caso de que el policía concluya acusando al cómplice de ladrón, el ladrón gana la partida.
  • La reina de ladrones: Se representa con la sota de oros/copas: se encarga de resucitar a los ciudadanos muertos, para ello tira un beso. La reina también puede morir a manos del ladrón o del cómplice.
  • El Martini: Resucita a la reina, para ello se pone el dedo entre los labios. Suele ser un caballo.
  • El tonto del pueblo: Existe solo en ciertas zonas de España, este personaje puede hacer de todos los personajes excepto el policía: puede matar, resucitar e incluso suicidarse, haciendo el juego más dificil y divertido. Suele ser el 4 de oros.
  • Los ciudadanos: Representados por cualquier carta del 2 al 7 de cualquier palo, su objetivo no es más que el de hacer bulto para ponerle difícil el acierto al policía.

¿Cómo jugar?[editar]

Teóricamente es posible jugar con 4 jugadores, no obstante es recomendable ser más de 5 para que el juego sea lo más agradable posible, en caso de ser pocos jugadores se suele optar por quitar a la reina de los ladrones y si hay muchos jugadores se suele optar por permitir un cierto número de cómplices extra. Se reparten tantas cartas como jugadores haya, teniendo en cuenta que dentro de esas cartas repartidas han de estar incluidas el rey de espadas (policía), el as de bastos (ladrón) y la sota de oros (reina), cada jugador mira su carta y actúa según su personaje (véase personajes). El policía gana si consigue adivinar quién es el ladrón, el ladrón gana matando a todos los ciudadanos o bien si el policía falla adivinando quién es el auténtico ladrón.