Policía Foral de Navarra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Policía Foral»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Policía Foral
Foruzaingoa
Emblema de la Policia Foral.svg
Emblema de la Policía Foral de Navarra
Activa 1928 - Presente
País Flag of Spain.svg España
Fidelidad Comunidad Foral de Navarra
Rama Policías de Navarra
Tipo Policía Autonómica de Navarra
Tamaño Más de 1.000 agentes.
Parte de 5 Áreas, 13 Divisiones y 7 Comisarías
Acuartelamiento Pamplona
Comandantes
Comandante actual Gerardo Goñi Ilundáin[1]
Insignias
Símbolo de
identificación
Chapela o boina roja
Cultura e historia
Colores Rojo y gris

La Policía Foral de Navarra (Foruzaingoa en euskera) es la policía integral autonómica de la Comunidad Foral de Navarra. Fue creada por la Diputación Foral de Navarra en 1928, inicialmente con el nombre de Cuerpo de Policía de Carreteras. El jefe del cuerpo es Gerardo Goñi Ilundáin, y cuenta con más de 1.000 agentes en la actualidad (2011).[2]

Historia de la Policía Foral[editar]

Antecedentes[editar]

Mapa con las distintas policías de España:
* Naranja oscuro: CC.AA. con policía integral propia independiente del CNP.
* Naranja medio: CC.AA. con U.A. (unidades adscritas) del CNP.
* Naranja claro: * CC.AA. en proceso de obtención de una U.A. del CNP.
* Grisáceo: CC.AA. sin policía integral propia y sin U.A. del CNP.

La Policía Foral de Navarra es una institución relativamente moderna y cuenta con escasos precedentes en el pasado, pero desde la Edad Media se conoce la existencia de instituciones que en Navarra cumplían funciones policiales: merinos, sozmerinos, alcaides, prebostes, almirantes, bailes, jurados, Hermandad, etc.

Fue creada por la Diputación Foral de Navarra el 30 de octubre de 1928, con el objeto de actuar como policía de carreteras, vigilar la circulación e inspeccionar los impuestos provinciales.

Inicialmente se dedicaba al control del tráfico de vehículos por las carreteras de Navarra (la vigilancia y ordenación del tráfico era competencia de la Diputación Foral de Navarra desde su creación en 1841, por sucesión en las competencias que había tenido la antigua Diputación del Reino de Navarra; estas competencias se han conservado en virtud de dicha reducción foral de 1841).

El 24 de enero de 1941 la Diputación Foral aprobaba el reglamento del "Cuerpo de Policía de Carreteras y Recaudadores de Arbitrios", aunque la unión de los dos cuerpos en uno no se llevaría nunca a efecto de una forma completa, ya que se quedó dividido en dos secciones que tendieron a seguir funcionando de forma autónoma.

Por acuerdo del 11 de diciembre de 1951, la Diputación Foral dispuso la separación plena de los Policías de Carreteras y de los Recaudadores de Arbitrios, reconociendo que en la práctica se había puesto de manifiesto que las dos secciones, carreteras y recaudación, eran independientes, heterogéneas de hecho y sin una necesaria unidad, por lo que el Cuerpo de Carreteras pasaría a depender de la Dirección de Caminos.

Ya en 1954 y debido a las exigencias de edad de algunos de sus miembros, en el Cuerpo se crearon dos grupos: el propio de la Policía de Carreteras y un segundo denominado "Cuerpo Auxiliar", que vigilaría la estación de autobuses de Pamplona y realizaría la tramitación de denuncias.

En 1958 y a causa del aumento de tráfico en las carreteras navarras, se llevó a cabo una nueva estructuración que la dotaría de una mayor cantidad tanto de miembros como de medios.

Tras la aprobación por las Cortes Españolas del proyecto regulador de las competencias en materia de tráfico, serían enviados a Navarra en 1960 miembros de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil con el fin de desempeñar esta misión, por lo que el Cuerpo de Policía de Carreteras quedaría solamente autorizado a intervenir en materia de transportes, supeditando el resto de actuaciones en materia de tráfico a la Guardia Civil.

De Policía de Carreteras a Policía Foral[editar]

En 1964, la Diputación Foral reorganizó el Cuerpo de Policía de Carreteras, cambiando su denominación al de "Policía Foral de Navarra" y pasando a depender directamente del Vicepresidente de la Diputación. A la vez se aumentaron sus funciones de forma significativa, se le atribuye la competencia de regulación del tráfico (en colaboración con la Guardia Civil), así como la capacidad de asegurar el cumplimiento de todas las disposiciones jurisdiccionales de la Diputación. En 1966, el personal del cuerpo sobrepasó por primera vez las veinte personas.

Con esta renovación, la Policía Foral pasó a ser un Cuerpo de Policía con funciones genéricas de vigilancia, protección y ejecución, un cuerpo de policía armada de carácter civil (regulado por el Reglamento de 1941 y las disposiciones generales de funcionarios de la Diputación).

A partir de esa fecha, las funciones se fueron diversificando, y así se haría cargo de la protección de los edificios dependientes de la Diputación Foral, la coordinación de las ambulancias, la custodia de las entidades bancarias de la Caja de Ahorros de Navarra, la protección de personalidades y la expedición de permisos para transportes especiales, entre otras funciones.

Tras la reinstauración de la democracia, la Ley de Amejoramiento (que en Navarra cumple las funciones de los "Estatuto de Autonomía" de las otras Comunidades Autónomas) fue promulgada tras la entrada en vigor de la LOAPA en 1981, lo que en la práctica significó que la Policía Foral no pudiera constituirse de modo integral como la policía vasca (Ertzaintza) o la catalana (Mozos de Escuadra), cuyos Estatutos son anteriores a la LOAPA.

Hasta 1985 no tendrá lugar una nueva reestructuración orgánica en torno a la Polícia Foral, en la que de nuevo se ampliará la plantilla: se suprimen algunas de las funciones que llevaba a cabo (ambulancias y vigilancia en la estación de autobuses) y se asumen otras nuevas, como la del control del juego y espectáculos públicos.

Posteriormente y mediante la aprobación de la Ley Orgánica 2/1986 del 13 de marzo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (que se remite al Amejoramiento del Fuero) no se introdujeron novedades en el régimen de la Policía Foral, únicamente quedarán definidas las funciones que se atribuyen a las policías autonómicas, dentro de las cuales la Policía Foral podrá ampliar sus funciones anteriores.

Ha diversificado sus funciones, sobre todo tras la aprobación de la Ley Foral de Cuerpos de Policía de Navarra de 1987.

Hoy día, aunque se encuentra en proceso de desarrollo, junto con la de Cataluña (Mozos de Escuadra) y la del País Vasco (Ertzaintza) es una de las tres policías autonómicas que existen en España integrando todo su proceso de creación, pues hay otras policías autonómicas que se forman adscribiendo miembros del Cuerpo Nacional de Policía.

Organización actual[editar]

Estructura de mando[editar]

Insignias de rango en la Policía Foral.

Corresponde al Gobierno de Navarra, ejercido a través de su Presidente, el mando supremo de la Policía Foral. El consejero competente (actualmente el Consejero de Interior) ejercerá la superior dirección del cuerpo de la Policía Foral de Navarra.

Dentro de la Policía Foral existe una jerarquía que, por orden de grado e insignias (colocadas en el brazo izquierdo generalmente) que presentan en los uniformes, será el siguiente (las denominaciones cambiaron con la aprobación de la Ley Foral 8/2007 que sustituyen a las del Decreto Foral 213/2002):

  • Jefe de la Policía Foral, identificado con tres ángulos dorados.
  • Comisario Principal (antes denominado Oficial), identificado con dos ángulos dorados.
  • Comisario (antes denominado Inspector), identificado con un ángulo dorado.
  • Inspector (antes denominado Subinspector), identificado con tres ángulos blancos.
  • Subinspector (antes denominado Sargento), identificado con dos ángulos blancos.
  • Cabo, identificado con un ángulo blanco.
  • Policía Foral

Áreas y divisiones[editar]

La Policía Foral se estructura, según el Decreto Foral 265/2004 de 26 de julio, en cuatro grandes bloques operativos jerarquizados:

  • Área: función de superior dirección. Dirigida por un Comisario Principal que recibe el nombre de Jefe de Área.
  • División: dirección táctica de ámbitos concretos de la actividad policial. Dirigida por un Comisario que recibe el nombre de Jefe de División.
  • Brigada: ejecución directa de las tareas policiales. Dirigida por un Inspector que recibe el nombre de Jefe de Brigada.
  • Grupo: ejecución directa de las tareas especializadas. Dirigida por un Subinspector que recibe el nombre de Jefe de Grupo.

Las áreas son cinco y a su vez se subdividen en diversas divisiones:

  • Área de Inspección General
    • División General Técnica
    • División de Régimen Interno
    • División de Comunicación y Enlace Operativo
  • Área de Tráfico y Seguridad Vial
    • División de Seguridad Vial
    • División de Atestados e Investigación
  • Área de Seguridad Interior y Policía Administrativa
    • División de Seguridad Interior
    • División de Policía Administrativa
  • Área de Seguridad Ciudadana
    • División de Prevención y Atención Ciudadana
    • División de Protección de Autoridades
    • División de Intervención
  • Área de Investigación Criminal
    • División de Policía Judicial
    • División de Policía Científica
    • División de Información

Las áreas y las divisiones tienen naturaleza de órganos centrales y se ubicarán en Pamplona.

Comisarías[editar]

Comisarías de la Policía Foral en Navarra.

Las Comisarías tienen naturaleza de órgano territorial y son constituidas por las Brigadas y/o Grupos ubicados en una zona policial. Son dirigidas por Comisarios que dependerán del Área de Mando. En la actualidad la Policía Foral dispone de siete Comisarías en Navarra:

  • Comisaría de Pamplona, creada por Orden Foral 224/2006 de 1 de junio[3]
  • Comisaría de Tudela, fue la segunda comisaría de la Policía Foral en Navarra, siendo inaugurada el 27 de marzo de 2002 con un coste de 5 millones de euros[4]
  • Comisaría de Tafalla, creada por Orden Foral 265/2005 de 28 de junio[5]
  • Comisaría de Estella, creada por Orden Foral 428/2006 de 11 de diciembre[6]
  • Comisaría de Sangüesa, creada por Orden Foral 156/2005 de 1 de diciembre[7]
  • Comisaría de Alsasua, creada por Orden Foral 429/2006 de 11 de diciembre[8]
  • Comisaría de Elizondo, creada por Orden Foral 427/2006 de 11 de diciembre[9]

Presupuesto[editar]

En el año 1998 contaba con 447 agentes y su presupuesto ascendía a 1,4 millones de euros.[10] En el 2003 su coste fue de 24 millones de euros,[11] En 2010 el coste es de 53 millones de Euros (fuente http://www.navarra.es/home_es/Gobierno+de+Navarra/Accion+del+Gobierno/Presupuesto+y+gasto+Publico/presupuestos/).

Competencias de la Policía Foral[editar]

La Policía Foral cuenta con las siguientes competencias reguladas en la Ley Foral 8/2007 de 23 de marzo (sustituyendo al anterior Decreto Foral 213/2002 de 14 de octubre):

Vehículo de la Policía Foral frente al Palacio de Navarra.
  • Garantizar la seguridad ciudadana y el pacífico ejercicio de los derechos y libertades públicas y la protección de personas y bienes.
  • Velar por el cumplimiento de las leyes y demás disposiciones generales aplicables en las materias de la competencia de la Comunidad Foral, así como de los actos emanados de los órganos institucionales de la Comunidad Foral de Navarra, mediante las actividades de inspección, denuncia y ejecución forzosa.
  • Velar por la protección y seguridad de las autoridades de la Comunidad Foral.
  • Velar por la protección y seguridad de las personas, edificios e instalaciones dependientes de las instituciones de la Comunidad Foral de Navarra y de sus entes instrumentales.
  • Garantizar el normal funcionamiento de los servicios públicos esenciales cuya competencia corresponda a la Comunidad Foral de Navarra.
  • La ordenación del tráfico dentro del territorio de la Comunidad Foral de Navarra, conforme a los convenios de delimitación de competencias en la materia concluidos con el Estado y vigentes en cada momento, salvo que correspondan legalmente a las Policías Locales.
  • La actuación e inspección en materia de transportes, de conformidad con lo dispuesto en la legislación vigente.
  • Mantener y, en su caso, restablecer el orden y la seguridad ciudadana mediante las intervenciones que sean precisas, y, en particular, vigilar los espacios públicos, proteger y ordenar las manifestaciones y mantener el orden en grandes concentraciones.
  • La protección y el auxilio de personas y bienes, especialmente en los casos de accidente y de emergencia, según las disposiciones y, en su caso, planes de protección civil.
  • Instruir atestados por accidentes de circulación, en el ámbito funcional de la letra f.
  • La prevención de actos delictivos y la realización de las diligencias necesarias para evitar su comisión.
  • Policía judicial, en los casos y formas que señalen las leyes.
  • La cooperación y colaboración con las autoridades locales de Navarra, siempre que éstas lo soliciten, en la forma que determinen las disposiciones aplicables.
  • La cooperación y colaboración con otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los casos previstos en las leyes.
  • La colaboración con todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la recogida, tratamiento y suministro recíprocos de información de interés policial.
  • La inspección de las empresas de seguridad privada que actúen en el territorio de la Comunidad Foral de Navarra, así como el control de sus servicios y actuaciones y de los medios y personal a su cargo, en los términos establecidos en la legislación vigente.
  • La cooperación a la resolución amistosa de los conflictos privados cuando sean requeridos para ello.
  • Cualesquiera otras que le atribuyan las leyes y, en concreto, las que éstas encomienden a los Cuerpos de Seguridad de las Comunidades Autónomas.

Acceso a la condición de Policía Foral[editar]

Evolución del número de miembros[editar]

Evolución en miembros de la Policía Foral.

La Policía Foral ha aumentado considerablemente su plantilla en los últimos años. En la actualidad existen más de 900 Policías Forales en activo con la condición de funcionarios. El día 26 de noviembre de 2007 se incorporaron 101 nuevos agentes pertenecientes a la XVIII promoción de la Policía Foral, con lo que el número de Policías Forales en activo supera la cifra de 900 agentes en estos momentos.

El 7 de marzo de 2008 apareció publicado en el BON Nº31 del año 2008, la convocatoria de 100 nuevas plazas para agentes de la Policía Foral, que corresponderá a la XIX promoción de dicho cuerpo. Esta nueva promoción debería estar operativa para finales de octubre-noviembre de 2009.

El 14 de agosto de 2009 aparece publicado en el BON Nº100 del año 2009, la convocatoria de 115 nuevas plazas para agentes de Policía al servicio de Navarra. Esta convocatoria es ligeramente distinta a las anteriores ya que introduce el término Policías de Navarra, ya que de las 115 plazas, 111 son para agentes de Policía Foral y 4 para diversos cuerpos de Policía Local (en este caso 3 para la localidad Navarra de Estella y 1 para la localidad de Tafalla). Asimismo esta convocatoria supone cambios importantes a la hora de evaluar la oposición con respecto a las anteriores, y la reducción de estaturas aprobadas en el Parlamento de Navarra.

Este amplio despliegue atiende a la necesidad de asumir nuevas competencias, mejorar la presencia en todas las zonas de Navarra y dar un mejor servicio al ciudadano. Las previsiones a medio plazo son las de intentar alcanzar la cifra de 1.200 Policías Forales en activo para el año 2011.[12]

Aspectos retributivos y salariales[editar]

El salario de los Policías Forales está totalmente regulado por ley al ser funcionarios públicos dependientes del Gobierno de Navarra. En el caso de la Policía Foral los niveles son de tres tipos:

  • Nivel A: Comisarios Principales y Comisarios.
  • Nivel B: Inspectores y Subinspectores
  • Nivel C: Cabos y Policías Forales.

Toda la regulación de los sueldos y salarios se hace mediante el Decreto Foral 1/2005 del 10 de enero. Un Policía Foral podrá cobrar los siguientes conceptos (pero no otros distintos):

  • Retribuciones personales básicas:
    • Sueldo inicial correspondiente al nivel.
    • Retribución correspondiente al grado.
    • Premio de antigüedad.
  • Retribuciones complementarias:
    • Complemento específico.
    • Complemento de puesto de trabajo.
    • Complemento de jefatura.
  • Otras retribuciones:
    • Indemnización de los gastos realizados por razón del servicio.
    • Indemnización por la realización de viajes.
    • Indemnización por traslado forzoso con cambio de residencia.
    • Ayuda familiar.
    • Compensación por horas extraordinarias.
    • Compensación por trabajo en día festivo.
    • Compensación por trabajo en horario nocturno.
    • Compensación por participar en tribunales de selección y por impartir cursos de formación.
    • Compensación por retribuciones anteriores superiores a las derivadas de la aplicación del presente reglamento.

Sindicatos[editar]

La Policía Foral cuenta con diversos colectivos sindicales, atendiendo a su importancia en número de votos recibidos están los siguientes:

  • CSI-F (Central Sindical Independiente y de Funcionarios).
  • CCOO
  • ELA
  • APF (Agrupación Profesional de la Policía Foral)
  • UGT
  • AFAPNA (Agrupación de Funcionarios de la Administración Pública de Navarra)
Resultados sindicales de Policía Foral 2011
Sindicato Votos % Votos Representantes
CSI-F 136 17,53 4
CCOO 136 17,52 4
ELA 121 15,59 4
APF 208 26,80 6
UGT 96 12,37 3
AFAPNA 71 9,14 2
Totales 768 98,96 23

Críticas[editar]

A pesar de ser la policía que está mejor valorada dentro de la Comunidad Foral de las cuatro existentes (Policía Foral, Guardia Civil, CNP y Policía Local), ha recibido una serie de críticas tanto externas como internas, entre ellas cabe citar:

  • La descoordinación existente[13] entre ésta y otras policías en Navarra.[14]
  • El aumento de la seguridad privada en los edificios públicos de Navarra[15] en sustitución de la Policía Foral, una de sus labores históricas.
  • Algunas acciones[16] han sido criticadas por ser consideradas desproporcionadas o por partidistas,[17] considerando estos sectores que se ha producido una "militarización" de la Policía Foral. Esta crítica proviene en su mayor parte de grupos y colectivos de izquierda, siendo mayoritaria esta opinión dentro de la izquierda abertzale.
  • El 9 de noviembre de 2007, el jefe de la Policía Foral D. Alfonso Fernández Díez, fue sustituido en funciones por el Comisario Principal de la Policía Foral D. Juan José Salaberri Galbete. La sustitución fue debida al posible ascenso del jefe de la Policía Foral dentro del CNP, cuerpo al que originalmente pertenecía.[18] Varios sindicatos dentro de la Policía Foral han criticado que pueda realizar el ascenso dentro del CNP, mientras que a la vez es jefe de la Policía Foral, por no haber cesado en el cargo, lo que podría suponer una doble dualidad de pertenencia a dos administraciones distintas, prohibido en la Ley Foral 8/2007. Posteriormente con el Real Decreto 102/2008 de 1 de febrero, se modificó el reglamento de los procesos selectivos y de formación en el Cuerpo Nacional de Policía, permitiendo participar en los mismos a personas en situación de servicios especiales, que era en la que se hallaba D. Alfonso Fernández Díaz para ejercer la jefatura de la Policía Foral, esta norma no obstante, se aprobó tres meses después de que Fernández Díez accediera al curso.

Referencias[editar]

  1. [1] El jefe de la Policía Foral, Alfonso Fernández Díaz, se incorpora a sus funciones
  2. La Policía Foral supera el millar de efectivos con la toma de posesión de 99 nuevos agentes (noticiasdenavarra.com)
  3. [2] Orden Foral 224/2006
  4. [3] Nota de prensa oficial sobre la inauguración de la Comisaría de Tudela en el 2002
  5. [4] Orden Foral 265/2005
  6. [5] Orden Foral 428/2006
  7. [6] Orden Foral 156/2005
  8. [7] Orden Foral 429/2006
  9. [8] Orden Foral 427/2006
  10. [9] Artículo en "El País" sobre la Policía Foral en 1998
  11. [10] El Estado pagó los 24 millones anuales que costó la policía navarra en el 2003
  12. Aprobadas 111 plazas de Policía Foral, las primeras con la estatura rebajada
  13. [11] La Unión de Guardias Civiles denuncia falta de coordinación con la Policía Foral en las carreteras: "(...)Según apunta, la descoordinación surge, cuando tras un accidente, desde el 112 se envía a un cuerpo policial al lugar del suceso para restablecer la seguridad de la circulación y realizar las correspondientes diligencias. En este sentido, indica que "reiteradamente se viene observando que no se sigue un criterio de proximidad y rapidez en acudir al suceso". Como ejemplo cita casos en los que se envían patrullas de ambos cuerpos a un mismo punto de la vía, llegando a coincidir hasta cinco patrullas en un mismo tramo de una carretera, o en los que se envía a una patrulla de la Policía Foral cuando la Guardia Civil se encuentra en las proximidades"
  14. [12] El delegado del Gobierno, dispuesto a aplicar el plan antidroga sin Policía Foral ni Local
  15. [13] UGT critica la implantación de seguridad privada en edificios públicos
  16. [14] Artículo sobre la actuación de la Policía Foral en el desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo de Pamplona
  17. [15] [16] Críticas de la CTC a la actuación de la Policía Foral en la manifestación del 17 de noviembre de 2006
  18. [17] Sindicatos de la Policía Foral acusaron al Gobierno navarro de posibilitar al jefe incurrir en una incompatibilidad

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]