Política energética de los Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La política energética de los Estados Unidos es determinada por las entidades públicas federales, estatales y locales de los Estados Unidos, que abordan problemas de producción de energía, distribución y consumo, tales como códigos de edificación y estándares de consumo de combustible. La política energética puede incluir legislación, tratados internacionales, subsidios e incentivos a la inversión, asesoramiento para el ahorro de energía, impuestos y otras técnicas de políticas públicas. [1] pero no se ha propuesto ninguna política energética exhaustiva a largo plazo, aunque haya habido preocupación por este fracaso.[2]

Tres Leyes de Política Energética se han aprobado, en 1992, 2005 y 2007,[3] las cuales incluyen muchas previsiones para la conservación, tales como el programa Energy Star y el desarrollo de energía, con concesiones y estímulos fiscales tanto para la energía renovable como para la no renovable.

Los programas de incentivos de eficiencia energética de cada estado también desempeñan un papel significativo en la política energética total de los Estados Unidos.[4] Los Estados Unidos se han resistido a firmar el Protocolo de Kioto, prefiriendo permitir al mercado manejar las reducciones de CO2 para atenuar el calentamiento global. La administración de Barack Obama ha propuesto una reforma agresiva de la política energética, incluyendo la necesidad de una reducción de emisiones de CO2, con un programa de comercio de derechos de emisión, que podría ayudar a promover un desarrollo de energía renovable y sostenible.[5]

Historia[editar]

En el periodo colonial, la política energética de los Estados Unidos se basaba en el uso libre de la madera, para la calefacción y la industria. En el siglo XIX, se acceso al carbón y su uso para el transporte, la calefacción y la industria. Las ballenas fueron utilizadas como aceite para las lámparas. Más tarde, el gas de carbón fue consumido para su uso como luz y gas para la ciudad. El gas natural fue utilizado por primera vez en los Estados Unidos para la iluminación en 1816, ha crecido en importancia para su uso en los hogares, la industria y plantas de energía, pero la producción de gas natural alcanzó su punto más alto de EE.UU. en 1973, y el precio ha aumentado significativamente desde entonces. El carbón proporciono la mayor parte de energía hasta mediados del siglo XX. En la mayoría de los hogares urbanos había un búnker y un horno de carbón. A través de los años, estos fueron sustituidos por hornos de petróleo, no por ser más barato, sino porque era más fácil y seguro. El carbón sigue siendo mucho más barato que el petróleo. El mayor uso del petróleo vino con el desarrollo del automóvil. La producción de petróleo aumento hasta 1970, y luego comenzó a declinar. En 1950, el consumo de petróleo supero al del carbón. La abundancia de petróleo en California, Texas, Oklahoma, así como Canadá y México, junto con su bajo costo, la facilidad de transporte, alta densidad de energía, y el uso en motores de combustión interna, fueron llevaron a una utilización cada vez mayor. Tras la segunda Guerra Mundial, las calderas de combustibles para calefacción se hicieron cargo de los de carbón a lo largo de la costa este; se hizo cargo de las locomotoras diésel, las locomotoras de vapor a carbón en virtud de la dieselizacion, en la plantas eléctricas alimentadas por petróleo se construyeron, los autobuses a base de petróleo sustituyeron los tranvías eléctricos en una impulsada campaña de conspiración de la GM por la que fueron encontrados culpables y los ciudadanos compraron vehículos con motor con gasolina. Las Autopistas Interestatales ayudo a que los vehículos sean el principal medio de transporte personal. Dado que las importaciones aumentaron, La política extranjera en EE.UU. arrasó inexorablemente a la política de Medio Oriente, el apoyo de productores de petróleo de Arabia Saudita y el patrullaje de las rutas marítimas del Golfo Pérsico.

Cuando Nikola Tesla introdujo la red de electricidad en los EEUU, fue a partir de La hidroelectricidad producida en las Cataratas del Niágara, Nueva York en 1883.La electricidad generada por grandes presas como: la Presa de Jensen, el Proyecto TVA, la Represa Grand Coulee y la Represa Hoover siguen produciendo algunos de los más bajos precios ($0.08/kWh) de energía en América. La electrificación rural de líneas de energía se unió a muchas más áreas.

El gobierno federal ofrece subsidios sustancialmente mayor a las energías renovables que en el periodo 2002-2008. Los subsidios a los combustibles fósiles ascendieron a aproximadamente $ 72 mil millones durante el período de estudio, lo que representa un costo directo para los contribuyentes. Los subsidios a los combustibles renovables, ascendieron a 29 mil millones dólares durante el mismo período.

Independencia energética y resiliencia[editar]

La producción de petróleo de EEUU alcanzó un tope en 1970 y declino desde entonces.En 2005 las importaciones alcanzaron el doble de la producción nacional.

Ver También: La crisis del petróleo de 1973 y la independencia energética de los Estados Unidos

La producción de petróleo de los Estados Unidos alcanzó su máximo nivel en 1970 y después comenzó a declinar. Para 2005 las importaciones alcanzaron casi dos veces el monto de la producción.

La crisis del petróleo de 1973 hizo de la energía un tema de discusión popular en los EE.UU.[6] El Departamento Federal de Energía inició con los pasos previstos hacia la conservación de energía y mayor producción de energía moderna. Un límite nacional de velocidad máxima 55 mph (88 km / h) se impuso para ayudar a reducir el consumo, y la Corporate Average Fuel Economy (CAFE aka) promulgó las normas para reducir el tamaño de los diferentes tipos de de automóviles.[7] Durante todo el año el horario de verano se impuso, la Reserva Estratégica de Petróleo de los Estados Unidos fue creada y la Ley Nacional de la Energía de 1978 se introdujo. Formas alternativas de energía y diversificaciones en el suministro de petróleo fueron el resultado.[8]

Los Estados Unidos reciben aproximadamente el 84% de su energía de combustibles fósiles. Esta energía es usada para el transporte, la industria y el uso doméstico. El resto proviene principalmente del hydro y las principales estaciones nucleares. Los estadounidenses constituyen menos del 5% de la población del mundo, pero consumen el 26% de la energía mundial, para la producción mundial consumen el 26%. Representan cerca del 25% del consumo del petróleo mundial, mientras que producen solamente un 6% del suministro del petróleo mundial y tienen solamente un 3% de las reservas mundiales de petróleo conocidas.

En los Estados Unidos, el petróleo es consumido principalmente como combustible para automóviles, autobuses, camiones y aviones (en forma de gasolina, diésel y combustible para aviones). Dos tercios del consumo de petróleo de EE.UU. se encuentran en el sector del transporte. Los Estados Unidos (un país de exportación importante para las reservas de alimentos) en el 2008 convertirá el 18% de su producción de cereales para etanol. A través de los EE.UU., en el 2007, el 25% de la cosecha de maíz entero fue para el etanol. Se espera que el porcentaje de biocombustibles de maíz vaya en aumento. En el 2006, los Senadores de EE.UU. introdujeron la Ley de Seguridad de Biocombustibles.

La propuesta ha sido hecha para una economía de hidrógeno, donde los carros y las fábricas son accionados por celdas de combustible, aunque el hidrógeno todavía tendría que producirse a un costo de energía, y los carros de hidrógeno han sido llamado uno de los menos eficiente y una de las formas más caras de reducir el efecto de los gases invernadero. Otros planes de la sociedad incluyen la fabricación de carbono neutral y el uso de energía renovable, incluidas la solar, eólica y las fuentes de metano.

Por otro lado, los automóviles, podrían ser alimentados el 60% por electricidad, 20% por biocarburantes y el otro 20% por la luz solar directa. El rediseño de ciudades, teletrabajo, transporte público, comunidades pequeñas y caminar también reducen el consumo de combustible en los automóviles y la obesidad. Aventón en autos, carros flexibles, autos inteligentes y conmutas más cortas podrían reducir el uso del combustible.

Cabe señalar que entre 1950 y 1984, la Revolución Verde transformó la agricultura en todo el mundo, la producción mundial de cereales aumentó un 250%. La energía para la Revolución Verde fue suministrada por los combustibles fósiles en forma de fertilizantes (gas natural), pesticidas (petróleo) y la irrigación de hidrocarburos. El pico de la producción mundial de hidrocarburos puede evaluar la crítica de Malthus.

Consumo de energía[editar]

Consumo de energía en Estados Unidos por sectores económicos

Los edificios y su construcción consumen más energía que el transporte o aplicaciones industriales, los edificios son responsables de la porción más grande de la emisión del gas invernadero, ellos tienen el impacto más grande en el cambio artificial del clima causado por el hombre. El AIA por sus siglas en inglés (Instituto Americano de Arquitectos) ha propuesto construir edificios sin emisión de carbono en el 2030, esto quiere decir que la construcción y la operación de edificios no requerirán energía de hidrocarburo ni emitirán gases invernaderos, y para que Estados Unidos reduzca la emisión de CO2 de 40% a 60% por de debajo del nivel de 1990 en el año 2050.[9]

Cuando el Presidente Carter creó el Departamento de Energía de los Estados Unidos en 1977, uno de sus primeros proyectos exitosos fue el Programa de Ayuda a la Climatización. Durante los últimos 30 años, este programa ha proporcionado los servicios a más de 5,5 millones de familias de bajo recursos. En promedio, el bajo costo de la climatización reduce gastos hasta un 31% y y total de gastos de $358 por año al precio actual. El incremento de las inversiones en energía eficiente y climatización tienen un alto retorno.[10]

El “Acta de Seguridad de la Independencia de Energía del 2007” tiene un impacto significativo en la Política energética de Los Estos Unidos. Incluye financiamiento para ayudar a mejorar códigos de construcción, y lo hará ilegal vender focos incandescentes, como son menos eficientes que los fluorescente y LEDs ( Light Emitting Diode/ diodo emisor de luz).

Tecnologías como el diseño solar pasivo de construcción de edificio y edificios cero de energía (ZEB) ha demostrado reducciones significativas en la cuenta de energía en las nuevas construcciones. El "Acto de Seguridad y Independencia de Energía del 2007” incluye el financiamiento para aumentar la popularidad de ZEBs por su siglas (en inglés Zero Energy Buildings) (edificios de cero energía), fotovoltaico, e incluso un nuevo programa solar de aire acondicionado. Muchas medidas para ahorrar energía pueden ser añadidas a edificios existentes como mejoras, pero otros son solo rentables en nueva construcciones, que es por qué construyendo mejoras de código son favorecidas. Ambos requieren soluciones para mejorar y estimular la conservación de energía, y para las nuevas fuentes de energía.

El Acto de Seguridad y Independencia de Energía del 2007 aumenta el promedio del kilometraje de combustible a 35 mpg para el 2020. La administración actual y la legislación del 2007 promueven el uso del término de carros enchufables, y de carros de hidrógeno para el 2020. Toyota ha sugerido que su tercera generación 2009 Prius puede costar mucho menos que el modelo actual.[11] [12]

Fuentes[editar]

Consumo de energía por fuente primaria en 2013

El consumo de energía primaria en Estados Unidos está cerca del 86% de todos los tipos de energía utilizada en los que se deriva los combustibles fósiles. En 2013, la mayor fuente de energía del país se dio a partir del petróleo (36%), seguido por el gas natural (27%), el carbón (19%), y por la energía nuclear (8%). El 10% restante fue suministrado por represas hidroeléctricas, y fuentes renovables.[13]

Petróleo[editar]

EE.UU. Producción de petróleo crudo e importaciones por año en millones de barriles por día, 1910-2013.

Los Estados Unidos consume 20,8 millones de barriles (3,31 millones de m3) de petróleo por día,[14] de los cuales 9 millones de barriles (1.400.000 m3) es la gasolina de motor. El transporte tiene las mayor tasas de consumo, que representa aproximadamente el 68,9% del aceite usado en los Estados Unidos en 2006,[15] y el 55% de petróleo de uso a nivel mundial como se documenta en el informe Hirsch. Los automóviles son los mayores consumidores individuales de petróleo,[16] consume el 40%, y son también la fuente del 20% de las emisiones de la nación gases de efecto invernadero.[17]

Plataforma petrolera

.

El petróleo en el mar tiene cerca de 22 mil millones de barriles (3,5 × 109 m3) este se reserva mientras que consume alrededor de 7,6 millones de barriles (1,21 × 109 m3) por año. Se ha creado una presión para pozos adicionales. Nuevos yacimientos no resolvieran la crisis del petróleo sin embargo, esto solo lo retrasan.[18] Una solución mucho más simple es reducir la demanda. Mejorar la economía de combustible es vista como una ruta de seguridad superior a la energía.[18] [19] [20] [21] En una nota a la EPA, Obama ha pedido a la EPA que reconsidere negar una excepción a California, y también pidió que actualiza las normas de combustible para el 2011 se publicará el 30 de marzo de 2009.[22] Los precios de la gasolina Europea han estado cultivados artificialmente a $ 4 por galón a través de impuestos a largo antes de llegar a $ 4/gallon en los Estados Unidos lo que mejora economía de combustible.[23] [24]

Los problemas asociados con el suministro de petróleo incluyen los volátiles precios del mismo, el aumento mundial y la demanda interna de productos petrolíferos, la dependencia de petróleo importado inestable, infraestructura caída de la producción nacional (peak oil), y el declive, como el oleoducto de Alaska y refinerías de petróleo.

la dependencia estadounidense de las importaciones pasó de 10% en 1970 a 65% a finales de 2004. Al ritmo actual de crecimiento de las importaciones sin control, en los Estados Unidos sería de 70% a 75% el cual depende del petróleo extranjero a mediados de la próxima década.[25]

Carbón[editar]

En los Estados Unidos carbón es autosuficiente[26] De hecho, ha varios cientos de años de suministro del mismo.[27] [28] La tendencia de Estados Unidos en el uso del carbón ha ido en aumento desde hace décadas. De 1950 a 2006, tanto la producción de carbón y el consumo de el mineral en los Estados Unidos se han más que duplicado.[29] La población de los Estados Unidos casi se ha duplicado en este período de tiempo, así, mientras que el uso de energía per cápita ha ido disminuyendo desde 1978.[30] [31]

La mayoría de la electricidad (52% en 2000) en el país se genera a partir de plantas eléctricas de carbón: en 2006, más del 90% del carbón que se consume se utiliza para generar electricidad. En 1950, aproximadamente el 19% del carbón consumido fue para la generación de electricidad.[32]

Carbón en tránsito en términos OhioIn de la producción de energía procedente de fuentes internas, desde 1885 hasta 1951, el carbón fue la fuente principal de energía en los Estados Unidos. El petróleo crudo y gas natural entonces competían por ese papel hasta 1982. Carbón recuperó la posición de la parte superior de los recursos internos de ese año y de nuevo en 1984, y la ha conservado desde entonces.[33] Los EE.UU. quemaduras mil millones de toneladas de carbón cada año.

La preocupación por el cambio climático ha llevado a una petición de una moratoria a todo el consumo de carbón, a menos que la captura de carbono se utiliza. El carbón es la mayor fuente potencial de emisiones de CO2.[34] [35] [36] La más sencilla, la forma más estable de secuestro de carbono es dejar simplemente el carbón en el suelo.[37]

La Gasificación Integrada en Ciclo Combinado (GICC) es la más limpia tecnología de electricidad generada con carbón actualmente operativa. FutureGen es un proyecto experimental de investigación en EE.UU. para investigar la posibilidad de secuestrar emisiones de CO2 en forma subterránea.

Gas natural[editar]

Ver también: gas Shale en los Estados Unidos La producción de gas natural y el consumo se cuadruplicó entre 1950 y 1970 a 20 Tcf, pero se negó constantemente a estabilizarse en 1986. Desde entonces, los Estados Unidos importan una parte creciente de su gas. En 2008 el consumo de gas natural se situó en 23,2 Tcf, mientras que la producción nacional fue a los 20,6 TCF. Aproximadamente 3,0 Tpc fueron importados, principalmente por gasoductos de Canadá, que representaron el 90% de los suministros en el extranjero, mientras que el resto del gas natural licuado (GNL) son entregados por los petroleros que que transportan el gas de cinco países diferentes [67].

Los productores más grandes de gas en el 2007 fueron Texas (30%), Wyoming (10%), Oklahoma (9%) y Nuevo México (8%), mientras que el 14% de la producción del país vino de las tierras federales situadas en el Golfo de México [67]. El desarrollo reciente de fracturamiento hidráulico y perforación horizontal han aumentado el interés por el gas shale en los Estados Unidos en los últimos años. Los líderes en este campo son Barnett Shale en Texas y la Lutita de Antrim en Michigan. Las reservas de gas natural en los Estados Unidos fueron 35% más alto en dos años anteriores debido en gran parte al descubrimiento del gas shale en 2008.

Poder nuclear[editar]

Vista aérea de las torres de refrigeración e instalaciones nucleares

Artículo principal: Energía nuclear en los Estados Unidos Ver también: renacimiento nuclear y el debate de energía nuclear.

En el año 2004 en los Estados Unidos, hubo 104 (69 reactores de agua presurizada y 35 reactores de agua hirviendo) plantas nucleares comerciales con licencia para operar, produciendo un total de 97.400 megavatios (eléctrica), es decir, aproximadamente el 20% de energía eléctrica del consumo la nación. La energía nuclear se ha utilizado en este país por más de 50 años: la primera potencia del reactor práctica EBR-1 fue un reactor de prueba incorporado al poder de un puñado de las bombillas incandescentes en 1951 en el Laboratorio Nacional de Idaho, cerca de Ciudad Atómica, Idaho. En los años 1960 y 1970, los EE.UU. construyeron decenas de reactores comerciales, principalmente en el este, sur y medio oeste. Los Estados Unidos es el mayor proveedor del mundo de la energía nuclear comercial. Aunque es costoso de construir, las centrales nucleares pueden producir grandes cantidades de electricidad con costos operativos relativamente bajos, y con la emisión de los bajos niveles de gases de efecto invernadero. Con la intervención política, un mayor porcentaje de la producción de electricidad de la nación podría ser generada por la energía nuclear, como en Francia, donde la energía nuclear aporta alrededor del 78% de la electricidad.[38]

A partir del 09 de marzo 2009 la Comisión de Regulación Nuclear de los EE.UU. recibió 26 solicitudes de permiso para construir nuevos reactores de energía nuclear con al menos otros 7 en espera.[39] Seis de estos reactores fueron aprobados.[40] [41] Además, la Tennessee Valley Authority solicitó reiniciar la construcción de las dos primeras unidades en Bellefonte. Las centrales nucleares producen grandes cantidades de vapor de agua que se evaropa a través de sus altas torres de refrigeración. La colocación de las plantas que pueden beneficiarse de esta energía térmica ha sido sugerida por el Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL) como una manera de aprovechar el proceso de sinergia para la eficiencia energética agregó. Un ejemplo sería utilizar el vapor del agua que emana de la planta de energía para producir hidrógeno.[42] El hidrógeno costaría menos, y la planta de energía nuclear dejaría escapar menos calor y vapor de agua en la atmósfera.

Presupuestos e incentivos de la política energética[editar]

Artículo principal: Listas de las leyes energéticas en Estados Unidos

Un incentivo resultante de la política energética de EE.UU. es un factor que proporciona motivo de un curso específico de acción relativo al uso de la energía. En los Estados Unidos, la mayor parte de incentivos en la política de energía toma una forma de incentivos financieros. Ejemplos de estos incluyen exenciones fiscales, reducciones fiscales, las exenciones fiscales, descuentos, préstamos y financiación específica. A lo largo de la historia de EE.UU. se han producido muchos incentivos creados a través de la política energética de Estados Unidos. Recientemente, la Ley de Política Energética en 2005, Independencia Energética y Seguridad en 2007, y Ley de Estabilización Económica de Emergencia en 2008, cada uno promueve diversas mejoras en la eficiencia energética y fomentan el desarrollo de fuentes de energía específica. Los incentivos de la política energética de Estados Unidos puede servir como una manera estratégica para desarrollar ciertas industrias que panean reducir la dependencia de Estados Unidos en productos derivados del petróleo extranjero y crear puestos de trabajo y las industrias que impulsan la economía nacional. La capacidad de hacer esto depende de que las industrias y productos que el gobierno decida subsidiar.

Presupuesto[editar]

Más información: USDOE El presidente Barack Obama dio a conocer el 7 de mayo una solicitud de presupuesto $ 26,400,000,000 para la gama para el año fiscal (FY) 2010, incluyendo $ 2.3 mil millones para la oficina de la GAMA de Eficiencia Energética y Energía Renovable (EERE). El presupuesto tiene como objetivo ampliar considerablemente la utilización de fuentes de energía renovable, mientras se mejora las infraestructuras de transporte de energía. También realiza inversiones significativas en los híbridos y los híbridos enchufables en tecnologías de redes inteligentes, en la investigación científica y la innovación.[43]

Subvenciones de biocombustibles[editar]

En Estados Unidos los subsidios de biocombustibles han sido justificadas por los siguientes motivos: independencia energética, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, mejoras en el desarrollo rural relacionado con los biocombustibles de plantas y ayuda a la renta agrícola. Varios economistas de la Universidad Estatal de Iowa descubrieron "no hay evidencia para refutar que el objetivo primordial de la política de biocombustibles es apoyar los ingresos agrícolas."[44]

Subvenciones del consumidor[editar]

Los consumidores que compren vehículos híbridos son elegibles para un crédito fiscal que depende del tipo de vehículo y la diferencia en el ahorro de combustible en comparación con los vehículos de peso similar.[45] Estos créditos van desde varios cientos de dólares a unos pocos miles de dólares. Los propietarios pueden recibir un crédito tributario de hasta $ 500 para productos de eficiencia energética como el aislamiento, ventanas, puertas, así como de refrigeración y calefacción. Los propietarios que instalan sistemas eléctricos solares pueden recibir un crédito fiscal del 30% y los propietarios de viviendas que instalan pequeños sistemas eólicos pueden recibir un crédito tributario de hasta $ 4000. Bombas de calor geotérmicas también califican para los créditos fiscales de hasta $ 2.000.[46]

Otras subvenciones[editar]

Recientes incentivos de la política energética ha proporcionado, entre otras cosas, miles de millones de dólares en reducciones fiscales para la energía nuclear, la producción de combustibles fósiles, las tecnologías limpias de carbón, producción de electricidad renovable, y la conservación y mejora de la eficiencia.

La energía renovable[editar]

Los colectores solares son los de mayor despliegue y la energía-eficiente la tecnología solar térmica. La energía renovable representa más del 10 por ciento de la producción nacional de energía utilizadas en los Estados Unidos en el primer semestre de 2008.[47] Las plantas de los Estados Unidos hidroeléctrica producir 300.000 MW, lo que hace la mayor contribución a la energía renovable del país.[48] [49] Sin embargo, la energía eólica en los Estados Unidos es una industria creciente. El aumento de la energía eólica, solar, geotérmica y la energía que se espera para permitir la producción de energía renovable que se duplique en el período de tres años desde 2009 hasta 2012, un aumento del 7% al 14% del consumo total. La mayor parte del incremento se espera que procedan de la energía eólica.[50]

A finales de 2009, la capacidad instalada de energía eólica en los Estados Unidos fue un poco más de 35.000 megavatios (35 GW),[51] [52] por lo que es el líder mundial por delante de Alemania. Viento cuentas de energía de alrededor del 2% de la electricidad generada en los Estados Unidos.[53] Texas, con 9.410 MW de capacidad, tiene la capacidad de energía eólica instalada de la mayoría de cualquier estado de EE.UU., seguido por Iowa, con 3.053 MW. El parque eólico Roscoe (780 MW) en Texas es el más grande del mundo.[54] Varias estaciones de energía solar térmica, incluidos los nuevos 64 MW Nevada Solar One, también se han construido. Generación de Sistemas de Energía Solar (segs) es el nombre dado a nueve plantas solares en el desierto de Mojave, que fueron hechas entre 1984 y 1991.[55] La instalación de colectores cilindro-parabólicos SEGS utiliza la tecnología térmica solar, junto con el gas natural para generar electricidad. Las plantas tienen una capacidad de generación total de 354 MW, lo que hace el sistema de la mayor planta solar de cualquier tipo en el mundo. Utilidades en el suroeste de Estados Unidos está planeando construir o comprar energía a varios grandes concentrar nuevas plantas de energía solar. En 2009, Southern California Edison alcanzó un acuerdo con BrightSource Energy por 1.300 MW de energía solar, que se suministra mediante la tecnología solar de torre. NRG Energy también firmó un acuerdo con eSolar para desarrollar tres proyectos de energía solar hasta un total de 500 MW, utilizando también las torres de energía solar.[56] Con 2.957 MW de capacidad geotérmica instalada, los Estados Unidos sigue siendo el líder mundial con el 30% del total de la capacidad en línea. A principios de 2009, 120 nuevos proyectos están en marcha.ref name=re>REN21 (2009). Renewables Global Status Report: 2009 Update p. 12.</ref> Una vez desarrolladas, estos proyectos podrían suministrar hasta 3.979 MW de potencia, para satisfacer las necesidades de cerca de 4 millones de hogares. A este ritmo de desarrollo, la producción de energía geotérmica en los Estados Unidos podría superar los 15.000 MW en 2025.[57]

El Presidente americano Barack Obama Ley de Recuperación y Reinversión de 2009 incluye más de $ 70 mil millones en gastos directos y créditos fiscales para energía limpia y los correspondientes programas de transporte. Esta combinación de políticas de estímulo representa el mayor compromiso federal en la historia de EE.UU. para la energía renovable, transporte avanzado, y las iniciativas de conservación de energía. Como resultado de estas nuevas iniciativas, los servicios públicos se esperan muchas más para fortalecer sus programas de energía limpia.[58]

Biocombustibles[editar]

Artículo principal: Biocombustibles en los Estados Unidos, Alimento vs. combustible y biocombustibles sostenibles. En años recientes ha habido un incremento de interés en cuanto a los biocombustibles- bioetanol y biodiésel- derivados de materia prima o desperdicio agrícola común. El aumento de producción doméstica de estos combustibles pudiese reducir el gasto estadounidense en petróleo extranjero y mejorar la seguridad energética si los métodos de producción y transporte de combustible no involucran grandes insumos de combustible fósil como lo hace la agricultura actual.

La mayoría de los autos utilizados en estos tiempos en los E.U. pueden funcionar con mezclas de hasta 10% de etanol y los fabricantes de vehículos de motor ya están produciendo vehículos diseñados para funcionar con mezclas más altas de etanol. Recientemente Portland, Oregon se convirtió en la primera ciudad de los Estados Unidos en donde era requisito que todo el combustible vendido dentro de los límites de la ciudad contuviera, un mínimo de 10% de etanol.[59] Ford, Daimler Chrysler y GM están entre las compañías automovilísticas que venden sedanes, camionetas y minivans, que utilizan “combustible-flexible” y que pueden también funcionar con mezcla de gasolina y etanol, dentro de un rango de gasolina pura con hasta 85% de etanol (E85). A mitad de 2006, existían aproximadamente seis millones de vehículos compatibles con E85 en las calles de E.U.[60] La Asociación de Combustible Renovable contó en E.U. 113 destilerías de etanol en funcionamiento y otras 78 en construcción, con capacidad de producir 11.8 billones de galones dentro de los próximos años. La Administración de Información de Energía (EI, por sus siglas en inglés) estima en su pronóstico anual de energía, de 2007, que el consumo de etanol alcanzará los 11.2 billones de galones para 2012, superando los 7.5 billones de galones, requeridos por los estándares de combustible renovable, establecidos como parte del acta de políticas energéticas de 2005.[61]

Expandir las industrias de combustible de etanol (y biodiésel), proporciona trabajo en plantas de construcción y mantenimiento, mayormente en comunidades rurales. De acuerdo con la Asociación de combustible renovable, la industria de etanol generó alrededor de 154, 000 trabajos en E.U. en el 2005 únicamente, aumentando los ingresos familiares a $5.7 billones. También contribuyó con unos $3.5 billones en impuestos tributarios a nivel local, estatal y federal.

En años recientes, ha habido críticas sobre el uso de granos alimenticios para la producción de combustible de etanol[62] [63] [64] Sin embargo, los biocombustibles de segunda generación están siendo producidos con materias mucho más diversificadas, incluyendo la celulosa en cultivos dedicados a la energía (grama perenne, tales como el pasto varilla y Miscanthus giganteus), materiales de silvicultura, los co-productos de producción de alimentos y desperdicio vegetal doméstico.[65] Producido responsablemente son recursos de energía sostenible donde no se necesita tierra cuyo propósito debería ser cosechar y tampoco se estaría dañando el medio ambiente.[66]

Distribución[editar]

Artículo principal: V2G

La transmisión de energía eléctrica a grandes distancias da lugar a la pérdida de energía, a través de la resistencia eléctrica, la generación de calor, la inducción electromagnética y el aislamiento eléctrico imperfecto.[67] En 1995, estas pérdidas se estimaron en 7,2%.[68] La generación y distribución de la energía puede ser más eficaz cuanto más se aproxime al punto de uso, si es conducida en un generador de alto rendimiento, tal como uno de cogeneración. En la generación y distribución de energía eléctrica, las pérdidas del sistema a lo largo de la cadena de suministro son pronunciadas. De cinco unidades de energía que entran a la mayoría de las grandes centrales eléctricas, solo alrededor de una unidad de energía se distribuye al consumidor en una forma utilizable.[69] Una situación similar existe en el transporte de gas, donde las estaciones de compresores a lo largo de gaseoductos utilizan energía para mantener el gas en movimiento, o donde la licuefacción/enfriamiento/regasificación del gas en la cadena de suministro de gas natural líquido utiliza una cantidad considerable de energía, aunque la magnitud de la pérdida no es tan pronunciada como lo es en la electricidad.

La generación distribuida es una forma de reducir las pérdidas totales y de transmisión.

Estadísticas[editar]

Electricidad:

Histórial del consumo energetico: Quad BTU. (1 Quad/s=1,055 trillion MW; 1 Quad/ano = 33,5 Gigawatts)
  • producción 4,110 TWh en 2008 (estimado)[70]
  • consumo 3,783 TWh en 2008 (estimado)[70]

Electricidad - producción por fuente:

  • petróleo: 1%
  • gas natural: 17%
  • Carbón: 51%
  • Renovables: 9%
  • Nuclear: 21% (2008)

*Petróleo:

  • producción: 8.514 millones de barriles/día (est. 2008)
  • consumo: 19.5 millones de barriles/día (est. 2008)

Los motores de calor son solamente un 20% eficaces en la conversión de energía cruda (petróleo) en trabajo.[71] [72] La transmisión eléctrica (producción para el consumidor) pierde más del 23% de la energía debido a la generación, transmisión y distribución.[73]

Emisiones de carbono[editar]

historial del dioxido de carbono atmosferico


[74]

Emisiones de dióxido de carbono en los EE.UU. (miles de toneladas métricas de CO2)2)[75]
Año CO2 Cambo desde 1990
1990 4,825,360 0.00%
1991 4,835,750 0.22%
1992 4,811,240 -0.29%
1993 5,093,340 5.55%
1994 5,191,960 7.60%
1995 5,191,790 7.59%
1996 5,296,900 9.77%
1997 5,563,500 15.30%
1998 5,513,530 14.26%
1999 5,608,310 16.23%
2000 5,803,410 20.27%
2001 5,757,010 19.31%
2002 5,805,750 20.32%
2003 5,799,240 20.18%

Opinión Publica[editar]

Los resultados EE.UU. de la primera Revisión Anual Mundial del Medio Ambiente, publicada el 05 de junio 2007 reveló que: El 74% están preocupados por el cambio climático. 80% piensan que su Gobierno debe hacer más para atajar el calentamiento global. 84% piensa que los EE.UU. es demasiado dependiente de los combustibles fósiles. 72% piensa que los EE.UU. es demasiado dependiente del petróleo extranjero. 79% piensa que el gobierno de EE.UU. debe hacer más para aumentar el número de coches híbridos que se venden. 67% piensa que el gobierno de EE.UU. debe permitir que más de la costa de perforación. En abril de CBS News / New York Times recogió una amplia gama de datos que demuestra el deseo del público por una acción seria sobre el calentamiento global. En un casi dos a un margen (63 por ciento a 32 por ciento), la hace suya pública la idea de que proteger el medio ambiente es tan importante que "los requisitos y las normas no pueden ser demasiado altos" y que "las continuas mejoras del medio ambiente debe realizarse independientemente de costo ". El público también está muy claro en sus prioridades cuando se trata de promover la conservación de energía en comparación con el aumento de la oferta de petróleo, carbón y gas natural. Cuando se le preguntó cuál de estas debe ser la prioridad más alta, el público elige la conservación de energía por un margen muy amplio por ciento 68 por ciento-de-21. El público también su mayor parte cree que la necesidad de reducir el consumo de energía y proteger el medio ambiente significa una mayor eficiencia energética debería ser obligatorio para ciertos productos. Noventa y dos por ciento de los estadounidenses ahora son compatibles con tales requisitos

Referencias[editar]

  1. Crisis of Confidence Speech 1979
  2. CRS Report for Congress
  3. «Energy Independence and Security Act of 2007 (Enrolled as Agreed to or Passed by Both House and Senate)». Consultado el 18-01-2008.
  4. Database of State Incentives for Renewables & Efficiency
  5. Daly, Herman E. (2006). «Sustainable Development - Definitions, Principles, Policies». The Future of Sustainability. Springer. p. 257. ISBN 978-1402047343.  Parámetro desconocido |editorn-last= ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |editorn-first= ignorado (ayuda)
  6. «25th Anniversary of the 1973 Oil Embargo». United States Department of Energy (09-03-1998). Consultado el 04-07-2007.
  7. «Performance Profiles of Major Energy Producers 1993» (PDF). United States Department of Energy. Consultado el 04-07-2007. «See page 48.».
  8. «Petroleum Chronology of events 1970 - 2000». United States Department of Energy (May de 2002). Consultado el 04-07-2007.
  9. Architects and Climate Change
  10. Communities of the Future
  11. 2009 Toyota Prius: Spy Report
  12. Ultra-Green: Radical 100-MPG Toyota Prius in the Works for 2009
  13. US Dept. of Energy, U.S. Primary Energy Consumption by Source and Sector, 2013
  14. «Basic Petroleum Statistics». Energy Information Administration (June de 2006). Consultado el 04-07-2007.
  15. «Domestic Demand for Refined Petroleum Products by Sector». U.S. Bureau of Transportation Statistics. Consultado el 20-12-2007.
  16. The Road to Recovery Begins in Detroit accessed 2 October 2007
  17. Advanced Technology Vehicles: The Road Ahead accessed 2 October 2007
  18. a b Fate of ANWR Hangs in the Balance
  19. Senator Feinstein Opposes Attempt to Open ANWR to Drilling
  20. U.S. ‘stuck in reverse’ on fuel economy
  21. Memorandum California normally has stricter standards than the rest of the country, which can also be adopted by any other state.
  22. Memorandum fuel economy
  23. Gasoline Tops $5 A Gallon In Gorda
  24. Fuel Prices Increase Nationwide as California Braces for $4/Gallon Gas in ‘08
  25. Forbes.com
  26. Bonskowski, Richard F. (27-03-2001). «Energy Information Administration Statistics and Projections for U.S. Coal Supply and Demand: U.S. Coal, Domestic and International Issues» (PDF). US Department of Energy. Consultado el 07-07-2007.
  27. Benson, Sally M.. «Carbon Dioxide Capture and Storage in Deep Geologic Formations» (PDF). Pew Center on Global Climate Change and the National Commission on Energy Policy. Consultado el 07-07-2007.
  28. «Coal - A Fossil Fuel». US Department of Energy (February 2007). Consultado el 2007-07-22.
  29. Table 7.1 Coal Overview, Selected Years, 1949-2006 (Page 203) Annual Energy Review 2006 United States Energy Information Administration, United States Department of Energy. (Caution: PDF is 10 megabytes) See: Table of Contents
  30. U.S. population hits 300 million mark
  31. U.S. Per Capita Use of Energy
  32. Table 7.3 Coal Consumption by Sector, Selected Years, 1949-2006 (Page 207) and Figure 7.3 Coal Consumption by Sector (Page 206) Annual Energy Review 2006 United States Energy Information Administration, United States Department of Energy. (Caution: PDF is 10 megabytes) See: Table of Contents
  33. Energy in the United States: 1635-2000 United States Energy Information Administration, United States Department of Energy.
  34. Human-Related Sources and Sinks of Carbon Dioxide
  35. New Policy Could Put CO2 Underground
  36. The great coal hole
  37. Strength through Exhaustion retrieved 17 February 2009
  38. France's nuclear push transforms energy equation
  39. Combined License Applications for New Reactors
  40. Map of new nuclear units
  41. Shaw, Westinghouse sign nuke deal
  42. Microsoft Word - ORNL TM 2006-114.doc
  43. http://apps1.eere.energy.gov/news/news_detail.cfm/news_id=12509
  44. Rubin, Ofir, D. et al. 2008. Implied Objectives of U.S. Biofuel Subsidies. Iowa State University.
  45. Summary of the Credit for Qualified Hybrid Vehicles
  46. Consumer Energy Tax Incentives
  47. Renewable Energy Tops 10% of U.S. Energy Production
  48. Challenges in the incoming energy scenario associated with http://nsl.caltech.edu/files/Energy_Notes.pdf
  49. http://www.eia.doe.gov/emeu/aer/txt/ptb0802a.html
  50. How Realistic is Obama’s Goal to Double Clean Energy by 2012?
  51. http://www.awea.org/publications/reports/4Q09.pdf
  52. http://www.reuters.com/article/idUSN2211296320100126?type=marketsNews
  53. Peter Behr. Predicting Wind Power's Growth -- an Art That Needs More Science New York Times, April 28, 2010.
  54. 9 of the World’s Most Amazing Wind Farms
  55. SEGS I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII & IX
  56. NRG Energy, Inc. to Develop Up To 500 Megawatts of Solar Thermal Power Plants Using eSolar Technology
  57. Update: The State of U.S. Geothermal Production and Development
  58. Clean Edge (2009). Clean Energy Trends 2009 pp. 1-4.
  59. Introduction: The Clean Tech Opportunity p. 3.
  60. Worldwatch Institute and Center for American Progress (2006). American energy: The renewable path to energy security
  61. Industrial Biotechnology Is Revolutionizing the Production of Ethanol Transportation Fuel
  62. «Crime Against Humanity».
  63. «Financial Times: OECD Warns Against Biofuels Subsidies».
  64. «Global Science Forum Conference on Scientific Challenges for Energy Research: Energy At The Crossroads» (PDF).
  65. Hydrogen injection could boost biofuel production
  66. Sustainable biofuels: prospects and challenges p. 2.
  67. «Transmission and distribution technologies» (PDF). Consultado el 18-01-2008.
  68. «Technology Options for the Near and Long Term» (PDF). U.S. Climate Change Technology Program (August de 2005). Consultado el 05-10-2008.
  69. Electric System Losses to Inefficiency
  70. a b [1]
  71. Improving IC Engine Efficiency
  72. Carnot Cycle
  73. Preston, John L. (October de 1994). «Comparability of Supply- and Consumption-Derived Estimates of Manufacturing Energy Consumption» (PDF). US Department of EnergyEnergy Information Administration/Monthly Energy Review. «Table 7: Total energy: 29,568.0 trillion Btu, Loss: 7,014.1 trillion Btu».
  74. «Dioxyde de carbone (CO2), émissions en mille tonnes de CO2 (CDIAC)». United Nations (2006-11-20). Consultado el 2007-04-28.[
  75. «Dioxyde de carbone (CO2), émissions en mille tonnes de CO2 (CDIAC)». United Nations (2006-11-20). Consultado el 2007-04-28.[