Polémica sobre los hallazgos epigráficos de Iruña-Veleia en 2006

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La polémica sobre los hallazgos epigráficos de Iruña-Veleia en 2006 hace referencia a unos hallazgos epigráficos supuestamente extraídos en excavaciones regulares en el yacimiento arqueológico de Iruña-Veleia (situado en el municipio de Iruña de Oca[1] a unos 10 km al oeste de la ciudad de Vitoria en España) y que fueron hechos públicos el 8 y el 15 de junio de 2006 por un equipo de arqueólogos y expertos de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), liderado por Eliseo Gil, directivo de la empresa Lurmen SL, concesionaria de las excavaciones. (Existe abundante material gráfico del conjunto completo de óstraca hallado en el repositorio Ostracabase.[2] )

Antecedentes[editar]

El yacimiento arqueológico de Iruña-Veleia, popularmente conocido desde el siglo XIX como el oppidum de Iruña, alberga los restos de época romana más significativos de la provincia de Álava y de todo el País Vasco (España). Además de su pasado romano conserva importantes huellas de la etapa prerromana. Durante el medievo se instaló en su solar el priorato de Nuestra Señora de Iruña, de la Orden de San Juan, dependiente de la Encomienda de Burgos y Buradón.

Restos de edificio romano.

El equipo de estudio y presentación de los materiales epigráficos lo componían en 2006 Eliseo Gil, Idoia Filloy y Emilio Illaregui (arqueólogos veteranos, el tercero de la Universidad SEK de Segovia), Pilar Ciprés y Juan Santos Yanguas (historiadores-epigrafistas de la UPV-EHU), Henrike Knörr y Joaquín Gorrochategui (filólogos vascos de la UPV-EHU), y Zoilo Calleja (responsable del patrimonio diocesano).[3]

Los hallazgos, gran parte de los cuales en realidad se habían producido ya durante el verano de 2005,[4] e incluso sido parcialmente anunciados en la revista oficial de Arqueología vasca,[5] aunque no habían llamado la atención, se presentaron en junio de 2006 con gran aparato de prensa como "revolucionarios". La aparición de casi 300 óstraca (fragmentos de cerámica con inscripciones) datados en principio entre el siglo III y el VI, en los que aparecían jeroglíficos egipcios, la representación de un calvario, diversas escenas de la vida cotidiana y muchos textos en euskera[6] y latín -los primeros con un sorprendente parecido a la lengua actual-, suponían un cambio radical en las diferentes hipótesis que desde varias disciplinas se había barajado hasta ese momento.

Inicio y desarrollo de la polémica[editar]

Al mismo día siguiente de que los hallazgos fueran anunciados en prensa, el 8 de junio de 2006, en el por entonces más concurrido foro de Arqueología e Historia de Internet,[7] comenzaron algunas intervenciones escépticas ante diversos titulares, aunque aún ni siquiera se conocían las tres o cuatro fotos presentadas ante la prensa. El mismo día 8 también se abrió un post específico en el antiguo blog de Terrantiqvae,[8] que ofreció noticias y las mejores ilustraciones del momento.

En Celtiberia.net fueron observadas, aunque en medio de la marea periodística y el júbilo general, dos llamadas a la cautela, la primera en una frase perdida al final de uno de los muchos reportajes, en el Diario de Noticias de Álava,[9] por parte de una fuente desconocida de la Real Academia de la Lengua Vasca), el mismo día 8[10] y, el día 10, una segunda, de la por entonces Consejera de Cultura y portavoz del Gobierno Vasco (PNV), filóloga y académica vasca, Miren Azkarate.[11] [12] Se sumó al interrogante, con respecto a los euskéricos (aunque éstos no serían presentados oficialmente a la prensa hasta el día 15 siguiente,[13] la tarde de ese mismo día 10, el blog en euskera FiloBlogia (Euskarazko idatzirik zaharrenak Iruña-Veleian?: ¿Los de Iruña-Veleia son los más antiguos escritos en euskera?). A través de distintas intervenciones en los días y meses siguientes, siempre con mayor escepticismo en Celtiberia.net,[14] la inicial sorpresa por los hallazgos fue dando paso a la sospecha de falsedad, que no hizo sino aumentar a medida que se fueron conociendo y cotejando nuevos datos.

La excepcionalidad en varios aspectos, como jeroglíficos, un RIP sobre el supuesto Calvario, la palabra Anquises, dobles flechas, la supuesta mención de Nefertiti..., todo ello considerado, como imposible por la comunidad científica, en la época histórica que se afirmaba, entre otras, así como los inexplicables retrasos (hasta seis veces) en la presentación habitual de los materiales a la comunidad científica, fuera en congresos o en revistas científicas de prestigio, llevaron en enero de 2008 a la Diputación Foral de Álava, propietaria del yacimiento (cuya Diputación de Cultura unos meses antes, en julio de 2007, había pasado del Partido Popular a Eusko Alkartasuna), a encargar una evaluación externa de expertos. Los dictámenes resultantes, presentados en rueda de prensa el 19 de noviembre de 2008, confirmaron las sospechas manifestadas en Internet desde el principio y, trabajando ya sobre el conjunto de los materiales, revelaron más y múltiples irregularidades, validando la sospecha de fraude. Como consecuencia de ello, la institución foral revocó aquel mismo día el permiso de excavación a la empresa de Eliseo Gil, Lurmen, S.L. (concesionaria de las excavaciones). Se daba la circunstancia de que esta empresa disfrutaba desde 2001 de un fuerte presupuesto anual, procedente del patrocino de la empresa pública Euskotren y de otras instituciones. En la primavera de 2009 el affaire se judicializó, con la presentación de varias querellas por parte de Euskotren y de la Diputación Foral de Álava contra Lurmen.

En abril de 2010 el Consejo de Gobierno foral aprobó un Nuevo Plan Director 2010-2020 para el yacimiento, elaborado por un equipo multidisciplinar dirigido por el profesor titular de arqueología de la Universidad del País Vasco Julio Núñez. Según el proyecto firmado con la universidad, este profesor será quien lidere la dirección científica y de investigación del proyecto en "las labores referidas directamente al ámbito de la arqueología".[15]

Hallazgos extraordinarios[editar]

Con los hallazgos anunciados a la prensa en junio de 2006, Iruña-Veleia se convertía en un yacimiento excepcional, comparable a Vindolanda (Reino Unido) o Pompeya (Italia).

La noticia de los descubrimiento tuvo un gran eco mediático y tanto el gran público, como expertos de distintas disciplinas (historiadores, epigrafistas, egiptólogos y filólogos) esperaban con ansiedad la publicación del material, así como de las memorias de la excavación y los informes de validación, prometidos para otoño de 2006.

Calvario del siglo III[editar]

Anexo: Supuesto calvario del siglo III de Álava

Se trata de una representación de Jesús crucificado grabada en una pequeña pieza cerámica de diez centímetros cuadrados. En la escena del monte Gólgota, junto a Jesús crucificado, aparecen los ladrones Dimas y Jestas, así como dos figuras que podrían representar a la Virgen y San Juan. En la parte superior de la cruz parece leerse el epitafio RIP (requiescat in pace, descanse en paz).

El calvario fue datado en el siglo III por el equipo del yacimiento, que dirigía el arqueólogo Eliseo Gil, es decir que se trataría de un calvario tres siglos más antiguo que el hallado en las catacumbas de Roma, del siglo VI, considerado hasta 2006 la representación de Jesús crucificado más antigua del mundo.

La pieza apareció junto a otros dibujos de crucifixiones de dioses paganos y textos cristianos del tipo pater noster. Lo extraordinario de esta pieza consistiría en que la representación de Jesús en la cruz es una innovación constantiniana y su principal anomalía precisamente el "RIP", ya que es contrario a la fe cristiana en la resurrección. Se hubiera esperado en todo caso caso el clásico INRI.[16]

Jeroglíficos egipcios del siglo III[editar]

Anexo: Supuestos jeroglíficos egipcios del siglo III de Álava

También se han descubierto en Iruña-Veleia supuestos signos jeroglíficos egipcios y grafías en latín sobre hechos históricos de Egipto del siglo III.

Asimismo han llamado la atención graffiti con los nombres Nefertiti y Nefertari, que son adaptaciones convencionales del siglo XX de los personajes históricos para facilitar la pronunciación de los nombres egipcios a un público occidental, de lengua románica o germánica, cuya fonética es muy diferente de las lenguas afroasiáticas (antiguamente llamadas camito-semíticas), familia a la que pertenecía el egipcio antiguo.[17]

El egiptólogo José Manuel Galán Allué, miembro de la comisión de expertos, ha afirmado que las piezas que contienen estos graffiti no pueden ser clasificados como “jeroglíficos egipcios” y que tanto los de caracteres de inspiración egipcia, como las supuestas transcripciones ”latinas” plantean serias dudas sobre su autenticidad.[18]

Graffiti en euskera de los siglos III a VI[editar]

Anexo: Supuestos graffiti en euskera de los siglos III a VI

Las inscripciones en euskera, muchas de temática cristiana, causaron sorpresa y asombro general en el campo de la filología vasca. Fueron datadas entre los siglos III a VI, lo que hubiera supuesto una prueba irrefutable de la existencia del euskera en Álava en época romana y de que los pueblos prerromanos várdulos y caristios eran de habla vasca.[19] [20] Con ellas se habría cerrado definitivamente la controversia sobre la vasconización tardía, tal como remarcó en su momento el lingüista Joaquín Gorrochategui:[21]

Pero a nadie se le escapa la importancia que tiene afinar entre el III y el VI. No es lo mismo que los materiales [vascos] sean de un siglo u otro. Si fueran del III, estaríamos en pleno ámbito romano; si del VI, en los inicios de la época visigótica. Y las implicaciones de cada una de estas cronologías son importantísimas para apuntalar o refutar teorías diferentes.

Sin embargo, el propio Gorrochategui junto a Joseba Lakarra, máximas autoridades en euskera antiguo y miembros de la comisión de expertos, concluyeron que dichas inscripciones eran fraudulentas.[22] [23]

Cuestionamiento de los hallazgos[editar]

Anexo: Cronología del debate sobre la autenticidad de los hallazgos

Los materiales encontrados han sido sometidos a diferentes estudios para poderlos datar y confirmar su autenticidad. El estudio principal se llevó supuestamente a cabo en los laboratorios de espectroscopia nuclear del CEA-CNRS en Francia en donde se analizó la pátina superficial quedando supuestamente determinado que cuando el material fue enterrado en el siglo III ya estaban los grafitos hechos aunque también se llevaron a cabo otros habituales como el de las referencias del entorno y el de análisis de C14 que se realizaron en los laboratorios de Geochron en Cambridge, Massachusetts (USA) y en el Centre for Isotope Research de la Universidad de Gróningen en Holanda.[24]

En referencia al ejemplo dado en la polémica lingüística para el que se utilizó la palabra iankoa señalan que dicha palabra no apararece en las inscripciones, en las que sí aparecen palabras como zuri (blanco), urdin (azul) o gorri (rojo); verbos como edan (beber), ian (comer) o lo (dormir), o expresiones religiosas como Iesus, Ioshe ata ta Mirian ama (Jesús, José padre y María madre).[25] [26]

El catedrático en Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid y Anticuario Perpetuo de la Real Academia de la Historia, Martín Almagro Gorbea, defensor de tesis celtistas, calificó los hallazgos de Iruña-Veleia como «broma y estafa» en una entrevista que se supone concedida en noviembre de 2008. Coincidiendo con ello en la valoración de las anomalías más comentadas desde su aparición, algunas de las cosas que más sorprendieron a Almagro fueron las inscripciones en euskera, los jeroglíficos egipcios y el supuesto calvario del siglo III.[27]

Investigación de la Diputación de Álava[editar]

Anexo: Comisión científico-asesora de la DFA

La importancia del descubrimiento y la posterior polémica dieron lugar a que la Diputación Foral de Álava encargara a un equipo de 26 expertos la evaluación de los hallazgos. El día 19 de noviembre de 2008 una representación de este equipo hizo públicas sus conclusiones cuestionando la autenticidad de muchos de ellos.[28]

La primera medida adoptada por la Diputación Foral de Álava ha sido la revocación de la licencia de excavación a la empresa Lurmen S.L. que se encargaba de las excavaciones arqueológicas del yacimiento bajo la dirección del arqueólogo Eliseo Gil, anunciando además la solicitud al Ministerio Fiscal para que analice los hechos por si fueran constitutivos de delito. Por su parte, ante las acusaciones de falsificación, la empresa "Lurmen S.L." no descarta presentar una querella criminal por injurias y calumnias.

El responsable del equipo arqueológico Eliseo Gil afirma en rueda de prensa efectuada el 20 de noviembre defendió la autenticidad de los hallazgos calificando

de meras «opiniones» los argumentos de los expertos. Consideró que la comisión «se ha extralimitado en sus competencias» porque se formó para «asesorar sobre unos hallazgos controvertidos, no para fundamentar una resolución como la que ha hecho». Además, se quejó de que ha actuado con «falta de garantías» hacia él y su equipo.[29]

Esta afirmación ha sido contestada en una entrevista posterior por el profesor Lakarra:[30]

El ex director de las excavaciones de Veleia, Eliseo Gil, califica de «opiniones» los informes de 26 expertos de varias universidades. ¿Le duele?
-Cuando todos decimos lo que decimos, lo que él dice no se sostiene. Filólogos, historiadores, arqueólogos, epigrafistas, físicos y químicos coincidimos en el dictamen. En la última reunión, el representante de los arqueólogos le dijo a Eliseo que había fallos muy graves de método. El químico dijo que las pruebas aportadas de laboratorios extranjeros eran incompletas.

El 5 de diciembre de 2008 la Diputación Foral de Álava presentó una denuncia ante la fiscalía de Vitoria contra la empresa Lurmen SL por un presunto delito de ataque al patrimonio cultural.[31]

Con fecha 25 de marzo de 2009, la Diputación Foral materializó en el juzgado de guardia de Vitoria una querella formal contra tres personas. Aunque la Diputada López de Lacalle declinó precisar los nombres concretos, las informaciones de prensa señalan que se trata "del arqueólogo y ex director del yacimiento Eliseo Gil, del geólogo de su equipo, Óscar Escribano, y del coordinador de las analíticas, el supuesto físico nuclear Rubén Cerdán". Los dos primeros estarían acusados de un delito contra el patrimonio alavés, mientras Gil y Cerdán lo serían además de estafa;[32] [33] según otro medio, una de las tres personas sería más bien la co-directora de Veleia, Idoia Filloy.[34]

Además de esta vía penal, la Diputación ha abierto un expediente administrativo sancionador contra Lurmen, S.L., con una sanción máxima administrativa aplicable de 150.000 euros, en el que se afirma textualmente:[34]

"Hemos constatado la falta y/o graves defectos de método arqueológico seguido en la excavación; la manipulación y tergiversación de los informes aportados en garantía de la autenticidad de los hallazgos; la falta de acreditación, requerida por una orden foral previa, sobre la capacitación profesional del asesor científico de Lurmen SL; la negativa a aportar informes de analítica que se dicen realizados por los laboratorios CEA-CNRS de Saclay, en París, y otros; la existencia de hechos de falsificación de inscripciones arqueológicas por un trabajador; y la falta de control de su dirección en la seguridad del yacimiento."

La Diputación se querella contra el arqueólogo Eliseo Gil por el 'caso Veleia', DNA 25/3/2009.

Algunas causas judiciales siguen en curso, otras han sido resueltas. La querella de la Diputación contra Eliseo Gil, Rubén Cerdan y un trabajdor de Lurmen está en fase de instrucción. Una querella presentada por Eliseo Gil contra la Diputación y la UPV fue desestimada en mayo de 2009.[35] Posteriormente, dos querellas contra Eliseo Gil e Idoia Filloy, presentadas por la sociedad pública ETS de EuskoTren, fueron asimismo desestimadas.[36] [37] [38]

SOS Iruña-Veleia[editar]

Anexo plataforma SOS Iruña-Veleia

En 2009 se crea la plataforma SOS-IruñaVeleia[39] para defender la autenticidad de los hallazgos. Esta plataforma critica entre otras cuestiones que no se hayan investigado las adherencias sobre los surcos de muchos grabados,[40] que consideran "una evidencia primaria de autenticidad en arqueología". Asimismo denuncian que no se hayan realizado excavaciones de contraste.

La plataforma ha dado a conocer una docena de informes[41] que según ellos responden a las principales acusaciones de falsedad. Entre los autores de los escritos se encuentran filólogos (Hector Iglesias o Juan Martín Elexpuru) e historiadores (Luis Silgo).

Anexos[editar]

  1. Anexo sobre el supuesto calvario del siglo III de Álava
  2. Anexo sobre los supuestos jeroglíficos egipcios del siglo III de Álava
  3. Anexo sobre los supuestos graffiti en euskera de los siglos III a VI
  4. Anexo sobre otros elementos extraordinarios hallados en Iruña-Veleia en 2006
  5. Anexo sobre la cronología del debate de la autenticidad de los hallazgos
  6. Anexo sobre la plataforma SOS Iruña-Veleia
  7. Anexo sobre la Comisión científico-asesora de la DFA

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Página web del ayuntamiento de Iruña de Oca
  2. Ostracabase
  3. Véanse, para todas las noticias iniciales, "Álava. Iruña Veleia desentierra jeroglíficos y grafías en latín de la historia de Egipto", e "Iruña-Veleia I" en Celtiberia.net.
  4. "Hallan en Iruña-Veleia inscripciones sobre vajilla doméstica de época romana. El conjunto es uno de los más notables de la península" Diario de Noticias de Álava 25-8-2005; "Más de 40 jóvenes han trabajado este verano en el Conjunto Arqueológico Iruña-Veleia de Araba. El patrimonio obtenido en este Campo de Trabajo Internacional, a la cabeza del Estado" Europa Press/Deia 25-8-2005: "...dicho conjunto está llamado a ser uno de los principales repertorios de epigrafía doméstica peninsular, tanto por el volumen de las inscripciones halladas como por su calidad y variedad". Dichas inscripciones aluden a nombres y relaciones familiares, amistad y amor, mitología, religión y festividades, así como juegos y ejercicios escolares..."
  5. Arkeoikuska 2005
  6. "Las palabras en euskera halladas en el poblado romano de Álava son las más antiguas que se conocen"
  7. Celtiberia.net
  8. [1]
  9. Diario de Noticias de Álava, 9-6-2006
  10. Aparecen en Veleia restos de inscripciones en euskera del siglo III y de temática cristiana [...] "Fuentes cercanas a Euskaltzaindia manifestaron cierto recelo con estos nuevos materiales, pese a que han aparecido en una domus hasta ahora intacta y que se ha conservado en perfectas condiciones"
  11. [2]
  12. La consejera vasca de Cultura pide «prudencia»: "...como filóloga vasca, más que como consejera, quiero ser prudente» sobre estos hallazgos".
  13. Véase para esta presentación oficial, a cargo de E. Gil y los citados profesores H. Knörr y J. Gorrochategui, como más completa, la información del diario Gara del día 16 de junio, que dedicó al asunto su portada "Los textos hallados en Iruña-Veleia están escritos «inequívocamente» en euskara, el editorial (http://www.gara.net/idatzia/20060616/art169096.php "Iruña: iragana mintzo zaigu") y cuatro páginas interiores ["Los responsables de la investigacion haran publico en otoño un estudio que analizara mas inscripciones" http://www.gara.net/idatzia/20060616/art169077.php]
  14. (véase un ejemplo, del 14-6-2006)
  15. Alava.net (27.04.2010), Lorena López de Lacalle señala que el Plan Director de Iruña-Veleia es “la herramienta estratégica para la recuperación integral del yacimiento alavés”. Consultado el 4.08.2013
  16. http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=2042&pagina=3#r39436
  17. Diario 'Gara' (20.01.2008) Haritz Rodríguez: La palabra Nefertiti es una convención moderna. Consultado el 4.08.2013
  18. http://www.alava.net/msginet2/Informes/Veleia_Inf_14.pdf
  19. Aparecen en Álava restos de inscripciones en euskera del siglo III y de temática cristiana, noticia del Diario de Noticias Navarra, 9 de junio de 2006.
  20. Las palabras en euskera halladas en el poblado romano de Álava son las más antiguas que se conocen, artículo en El Correo, 10 de junio de 2006
  21. Los textos hallados en Iruña-Veleia están escritos «inequívocamente» en euskara. Gara (16.06.2006)
  22. Expertos de la Diputación concluyen que los hallazgos de Iruña-Veleia son falsos, 20minutos, 19 de noviembre de 2008.
  23. Los expertos concluyen que los grafitos en euskara del siglo III son 'totalmente falsos', El Mundo, 19 de noviembre de 2008.
  24. http://www.gara.net/dokumentuak/fitxategiak/20061124_iruna_veleia.pdf
  25. Los análisis autentifican los hallazgos de Veleia, dice el equipo descubridor. elcorreodigital.com
  26. http://www.gara.net/azkenak/orriak/11/art190499.php
  27. «Los hallazgos de Iruña-Veleia son una broma o una estafa»
  28. REVOCAN EL PERMISO DE EXCAVACIÓN. Estalla el escándalo de Iruña Veleia por la falsedad de los hallazgos
  29. [http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20081121/sociedad/director-iruna-veleia-queda-20081121.html El Correo. Denuncia un "linchamiento mediático" El director de Iruña Veleia se queda solo en la defensa del fraude Eliseo Gil mantiene la autenticidad de los hallazgos, mientras la Diputación alavesa anuncia que enviará el caso a la Fiscalía], artículo en El Correo, 21 de noviembre de 2008
  30. Diario vasco (28.11.2008), Joseba Lakarra: Los textos de Veleia son del siglo XXI
  31. El País (6-8-2008) Iruña-Veleia, culebrón arqueológico
  32. elcorreo.com: "Álava se querella contra los tres 'cerebros' de Veleia"
  33. El experto que certificó los hallazgos de Iruña-Veleia fue reprobado por el Gobierno Vasco
  34. a b Diario de Álava:"La Diputación se querella contra el arqueólogo Eliseo Gil por el 'caso Veleia'"
  35. ETS presenta la tercera querella del 'caso Veleia'. El juzgado de Instrucción número 3 archiva la denuncia de Gil contra la Diputación y la UPV
  36. La juez archiva la querella de un patrocinador por el fraude de Iruña-Veleia
  37. La jueza no ve delito por el 'caso Veleia' en los trabajos que Eliseo Gil realizó para EuskoTren
  38. El juez archiva la querella de Eusko Tren contra los arqueólogos
  39. SOS-IruñaVeleia
  40. Adherencias presentes sobre los surcos de muchos grabados
  41. Informes

Enlaces externos[editar]