Poetas metafísicos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Poetas metafísicos ingleses»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El doctor Samuel Johnson llamó en el siglo XVIII metaphysical poetry o poesía metafísica a la practicada por un grupo de poetas ingleses barrocos del XVII que se singularizaban por practicar una poesía meditativa y filosófica sobre los problemas de la muerte, el tiempo, Dios y el amor, y entre los que destacaban especialmente John Donne (1573-1631), George Herbert, Richard Crashaw, Andrew Marvell, Henry Vaughan y Thomas Traherne.

Los méritos intrínsecos de esta lírica fueron reivindicados en tiempos modernos por los trabajos críticos de Herbert J. C. Grierson y T. S. Eliot. En 1948 fue traducida al español por vez primera una primera antología de metafísicos ingleses, revisada y algo ampliada en 1970 por Barral Editores. Estos poetas influyeron en poetas españoles como Luis Cernuda o José Ángel Valente.

Este grupo de poetas líricos compartía un interés común en ciertos temas metafísicos y un enfoque similar al abordarlos. Sus versos rigurosos y energéticos se orientaban más a capturar la razón que las emociones, descartando la intuición y el misticismo en favor de la discusión racional. Poseían un estilo inventivo y elaborado, caracterizado por las doctas referencias y los argumentos sutiles, al igual que por la “alusión metafísica”: el uso de imágenes inusuales y paradójicas. (Un ejemplo sería la comparación que hace Andrew Marvell entre el alma y una gota de rocío.) Aunque estos recursos no eran nuevos, los poetas metafísicos lograron explotarlos al máximo adoptando un enfoque completamente original y propio, infundiendo, en el proceso, nueva vida a la poesía inglesa.

Representantes

Los poetas metafísicos más importantes fueron:

Los siguientes poetas también han sido considerados a veces como metafísicos:

El primero en denominarlos “poetas metafísicos” fue Samuel Johnson, en su Lives of the Poets (1744), aunque John Dryden ya había señalado, cincuenta años antes, la "metafísica" presente en la poesía de Donne. John Dryden escribió de Donne:

Él incurre en la metafísica (...) en sus versos románticos, donde debería reinar la naturaleza; confunde la mente del sexo débil con lindas especulaciones filosóficas, cuando debería ocuparse de sus corazones.

John Dryden desaprobaba los excesos estilísticos de Donne, particularmente sus elaboradas alusiones y su tendencia a las abstracciones hiperbólicas. Tanto Dryden como Johnson tenían a los poetas metafísicos en muy poca estima, considerando que su estilo era demasiado abstracto y que sus ingeniosas comparaciones parecían forzadas. Johnson dictaminó:

Las ideas más heterogéneas son uncidas con violencia unas a otras; la naturaleza y el arte son saqueados en busca de ilustraciones, comparaciones y alusiones. Su erudición instruye y su sutileza sorprende, pero el lector comúnmente siente que ambas alegrías le cuestan caro y, aunque a veces sienta admiración, rara vez obtiene satisfacción.

Sin embargo, el grupo llegó a tener una marcada influencia en la poesía del siglo XX, principalmente a través de la obra de T.S Eliot, cuyo ensayo The Metaphysical Poets (1921) ayudo a repopularizar sus trabajos.

Véase también: Poesía metafísica.