Podenco andaluz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Podenco Andaluz»)
Saltar a: navegación, búsqueda


Podenco andaluz
Podenco chico.jpg
País de origen
Flag of Spain.svg España
Clasificación y estándar de la raza
No reconocido por ninguna organización cinológica internacional
RSCE: Grupo 5 Sección 7 Est

El podenco andaluz es una raza de perro originaria de España, concretamente de Andalucía. Son perros similares a otras razas ibéricas como el Podenco Ibicenco, el Podengo Português, el Podenco Canario, el Maneto y el Podenco Orito Español. En la Península Ibérica hay pinturas rupestres que representan perros que tienen un gran parecido con estas razas. De hecho, parece que se han criado perros muy similares a éstos en gran parte de la cuenca del Mediterráneo desde tiempos muy remotos, entre ellos el Cirneco dell'Etna y el Pharaoh Hound. Sin embargo también existe la tradición que dice que los podencos fueron introducidos en la Península por los fenicios a través de sus colonias.


Diversos estudios genéticos realizados en los últimos años han venido a concluir que contrariamente a la extendida creencia de que el podenco es un tipo de perro primitivo importado hace unos 3.000 años de la zona de Oriente Medio, estos perros en realidad guardan estrecha relación genética con el resto de perros de caza europeos y no son más "primitivos" que la mayoría de ellos.[1]

Normalización y reconocimiento[editar]

A pesar de ser una raza autóctona y antiquísima, no fue hasta 1990 cuando entró en el mundo de la cinología oficial, con la formación del club de la raza, que promovió los estudios y trabajos necesarios para la caracterización racial, que fueron realizados por la Unidad de Etnología e Identificación Animal del Departamento de Producción Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba, siendo publicados durante el II Simposium de Razas Caninas Españolas en 1992 y que sería reconocido por la RSCE como patrón o estándar racial en abril de ese mismo año. Fue englobada dentro del Grupo V Perros tipo Spitz y tipo primitivo, Sección 7 Tipo primitivo - Perros de caza. La raza no está reconocida por la FCI ni por ninguna otra asociación cinológica de carácter internacional dada la gran cantidad de coincidencias con el estándar del podenco portugués, que provocan la duda de que se traten o no realmente de razas distintas. Archivo:242745 2068802365156 1397735346 32431594 4539715 o.jpg el podenco es un ejemplar de perro

Variedades[editar]

Igual que en el Podenco Portugués, en el Podenco Andaluz se distinguen tres tamaños y tres tipos de pelo, factores cuya combinación pueden originar hasta nueve variedades distintas. Teniendo en cuenta el tamaño las variedades son:

  • Podenco andaluz grande
  • Podenco andaluz mediano
  • Podenco andaluz chico

Si consideramos los distintos tipo de pelo, tenemos las siguientes variedades:

  • Podenco andaluz de pelo cerdeño o duro.
  • Podenco andaluz de pelo sedeño o largo.
  • Podenco andaluz de pelo liso o corto.



Existe una variedad derivada del Podenco Andaluz mediano de pelo corto, que recibe el nombre de Maneto, debido a sus cortas y robustas patas, fenómeno conocido en el ámbito de la cinología como bassetismo, en alusión a los Bassets. En la actualidad el Maneto está aceptado como raza por la RSCE de manera provisional.

Función de la raza[editar]

Los Podencos Andaluces al igual que los otros podencos poseen un sentido muy desarrollado de la vista, oído y olfato lo que hace que sean buenos cazadores sobre todo en lo que a la caza del conejo se refiere. En las batidas de caza mayor practicadas en el centro y sur de España los podencos constituyen el núcleo de la rehalas (grupo de perros de caza mayor, cuyo número oscila entre 20 y 24), que suelen estar compuestas por podencos de tamaño grande para el acoso y por algunos ejemplares de tamaño mediano como perros de punta o búsqueda. En la caza menor se utilizan las variedades mediana y chica, bien de forma individual, en parejas o formando recovas (cuadrilla de perros de caza).

Una de las funciones más típicas del podenco de talla grande, es la de quitaor[2] acompañando a las colleras[3] de galgos durante la caza de la liebre. Su labor consiste, primero, en levantar y hacer salir a la rabona de su cama o escondite, poniéndola a disposición de los galgos y, después de terminado el lance, en quitarle la pieza al galgo para llevarla a su dueño. En los cortijos andaluces los de talla grande fueron utilizados como perros guardianes y los de talla chica como limpiadores de roedores.

Referencias[editar]

  1. Ver estudios sobre el genoma del perro.
  2. Forma dialectal andaluza usada frecuentemente en vez de la forma normativa española quitador
  3. Véase la 2ª acepción de collera2 en el Diccionario de la Real Academia Española. Obsérvese que la pareja o collera de galgos, no tiene por qué estar compuesta por un macho y una hembra, aunque el significado de collera sea habitualmente el de pareja reproducctora.

Enlaces externos[editar]