Plena comunión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La plena comunión, comunión completa, comunión total o simplemente comunión entre varias denominaciones cristianas consiste en el reconocimiento mutuo basado en la coincidencia en los aspectos fundamentales de la doctrina.

La plena comunión no supone necesariamente la integración administrativa entre las iglesias afectadas. Un concepto relacionado, pero más amplio es el movimiento ecuménico, que consiste en el mantenimiento de relaciones oficiales entre iglesias y, ocasionalmente, la celebración de algunos ritos conjuntos.

La iniciativa de proclamar la plena comunión se ha justificado por el deseo de Jesús de que los creyentes estuvieran unidos aparece recogida la Biblia (Juan 17:11). Sin embargo, ya en tiempos de San Pablo se iniciaron movimientos cismáticos (1 Cor 1:10-12). Entre los hitos históricos que supusieron la división de la iglesia cristiana se cuentan el Cisma de Oriente y la Reforma Protestante, entre otros.

Actualmente, se consideran en plena comunión los iglesias dentro de los siguientes grupos:

Fuera de esta clasificación se encuentran algunas iglesias ortodoxas llamadas no canónicas, algunas formas de protestantismo, como los discípulos de Cristo y los cuáqueros, así como ciertas confesiones religiosas surgidas a partir del cristianismo pero que no admiten o bien reinterpretan el dogma de la Santísima Trinidad, como los unitarios, los Testigos de Jehová y los mormones.