Plaza de San Nicolás (Barranquilla)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Plaza de San Nicolás
View of the Plaza de San Nicolás.jpg
Vista de la Plaza de San Nicolás
Otros nombres Plaza de la Iglesia (siglo XVIII)
Tipo Plaza
Localización Bandera de ColombiaBarranquilla, Colombia
Coordenadas 10°58′47″N 74°46′36″O / 10.97972, -74.77667
Vías adyacentes Carreras 41 y 42, calles 32 y 33
Tamaño 11 700 m 2[1]
Inauguración Principios del siglo XVIII
Estatus Patrimonial, Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional

La plaza de San Nicolás es un espacio público abierto de Barranquilla, Colombia. Desde el siglo XVIII hasta la primera mitad del XX fue el epicentro de la vida social, comercial y cultural de la ciudad. Está ubicada frente a la iglesia de San Nicolás de Tolentino, en el Centro Histórico de Barranquilla, del cual es uno de los baluartes de su recuperación. En julio de 2009, el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Barranquilla iniciaron su proceso de restauración y recuperación, y el 16 de marzo de 2011 fue reinaugurada y puesta al servicio y disfrute de la comunidad.[2] [1] [2]

Ubicación[editar]

La plaza de San Nicolás está ubicada entre las calles 32 (o de la Amargura o del Comercio) y 33 (o Real), y entre las carreras 41 (o Progreso) y 42 (o del Mercado), frente a la fachada de la iglesia de San Nicolás de Tolentino, hacia el occidente, en pleno Centro Histórico de Barranquilla.

Historia[editar]

Antiguo Banco Comercial de Barranquilla.

El establecimiento de la plaza de San Nicolás, que originalmente se llamó plaza de la Iglesia,[3] está ligado a la construcción de la iglesia a principios del siglo XVIII. Los costados de la plaza, excepto el de la iglesia, estaban compuestos por primitivas casas de bahareque y techos de paja. Con el paso de los siglos, las construcciones fundacionales de la ciudad se transformaron una y otra vez hasta las actuales, entre las que se encuentran muestras de arquitectura colonial como la casa Lacorazza, y republicana, como el antiguo Banco Comercial de Barranquilla, de estilo neoclásico, y el edificio Alzamora Palacio.

En 1820, Simón Bolívar se alojó en la casa del coronel Santiago Duncan, ubicada en la calle de la Amargura (actual 32), en la esquina nororiental de la plaza. Posteriormente, en noviembre de 1830, antes de dirigirse a Sabanilla y finalmente a Santa Marta, el Libertador se residenció en la casa de Bartolomé Molinares, ubicada en el extremo suroccidental de la plaza.[4]

En 1847, Esteban Márquez recibió en su residencia, ubicada en la esquina suroriental de la plaza, al general Tomás Cipriano de Mosquera. Allí se solicitó al presidente que se abriera el puerto de Sabanilla para la importación; Mosquera puso como condición la construcción en dicho lugar de la Aduana para Baranquilla, lo cual llevó a cabo Márquez en el Castillo de Salgar. En la parte baja de dicha edificación funcionó el Banco de Márquez. En la construcción de la esquina nororiental de la plaza funcionó el Club Barranquilla hasta fines del siglo XIX y posteriormente la casa comercial de comisionistas Alzamora, Palacio & Cía. En el costado sur de la plaza se levantaron el Club Tres Estrellas, el periódico Rigoletto y la casa comercial alemana A. Held & Co.[3]

Las viviendas de los mencionados Molinares y Duncan, así como la de Agustín del Valle eran las únicas que no estaban construidas en paja, barro y madera. A fines del siglo XIX (hacia 1888), la Junta Directiva del acueducto presidida por David de Sola construyó en la plaza la fuente Goenaga, uno de los pocos elementos urbanos ornamentales de la época, en honor del gobernador de Bolívar José Manuel Goenaga, benefactor del acueducto.[5] [6]

La plaza de San Nicolás fue despejada el 6 de julio de 2009.

Hacia 1883, en la plaza de San Nicolás se realizaban los bailes de tercera o salones burreros, bailes de carnaval de las clases populares.[3]

Entre 1880 y 1882, el doctor Clemente Salazar Mezura y otros ciudadanos construyeron en la plaza un parque con el nombre de parque Vallejo, en memoria del prócer de la guerra de independencia de 1815, Joaquín Vallejo. El parque fue reformado después de la Revolución de 1885.[3]

En 1905, en la residencia del banquero Esteban Márquez, ubicada en el costado sur de la plaza al lado del Banco Comercial de Barranquilla, se desarrolló el proceso político de la creación del departamento del Atlántico.[7] El 7 de agosto de 1919 se ubicó en la plaza la estatua ecuestre de Simón Bolívar, donada ese año por Andrés Obregón Arjona; la estatua fue obra del escultor Emmanuel Fremiet. La estatua permaneció allí hasta cuando el 12 de octubre de 1937 fue reemplazada por la de Cristóbal Colón, la cual estuvo en el sitio hasta mediados de la década de 1990, cuando fue necesario trasladarla a causa de la ocupación de la plaza por vendedores estacionarios.

En la década de 1930, en el costado sur de la plaza, estuvo ubicada la primera emisora de radio comercial de Colombia, la Voz de Barranquilla, de Elías Pellet Buitrago.[7] Otras edificaciones importantes alrededor de la plaza fueron: el Banco Francés e Italiano, el diario El Heraldo, y frente a la iglesia el Banco de la Costa.[8]

En diciembre de 1930, el diario La Prensa comentaba en un artículo sobre la pavimentación del “parquecillo, que por su insignificancia y la dificultad de su cuidado ofrece un aspecto pueblerino y pequeño”.[9]

Restauración de la plaza y la iglesia de San Nicolás (1.º de mayo de 2010).

El 9 de abril de 1948, a causa del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, hubo en Barranquilla disturbios en la plaza de san Nicolás y varios edificios de los alrededores fueron incendiados, así como los archivos de la iglesia de San Nicolás.[10]

La plaza de San Nicolás fue escenario de desfiles militares para festejar el 20 de julio o el 11 de noviembre, multitudinarios discursos y encuentros políticos durante los siglos XIX y XX.[3]

Presente y futuro[editar]

Plaza de San Nicolás después del desalojo de los vendedores estacionarios en julio de 2009.

Desde los años 1960 del siglo XX se desarrolló una intensa actividad comercial alrededor de la plaza de San Nicolás. A fines de los años 1980 la zona fue degradada por el comercio informal, la ocupación del espacio público, la prostitución y la inseguridad. En 2008, en el marco de la recuperación del centro histórico de Barranquilla, el Ministerio de Cultura de Colombia incluyó la plaza entre los espacios a renovar mediante un proyecto de diseño arquitectónico, urbano y paisajístico de OPUS (Oficina de Proyectos Urbanos de Medellín). El 6 de julio de 2009, el alcalde Alejandro Char desalojó a los vendedores en cumplimiento de la ley con miras al proyecto de renovación de la plaza.[11] [12] [13] [14] La totalidad de los vendedores informales, estacionarios y ambulantes de la plaza fueron reubicados el 16 de febrero de 2010 para dar inicio a las obras de reconstrucción.[15] El 31 de diciembre de 2010 se entregaron las obras civiles y el 16 de marzo de 2011 se reinauguró la plaza completamente restaurada y el espacio público recuperado.[2] [1] El costo total de las obras fue de COP $11 mil millones, de los cuales el Distrito de Barranquilla aportó 2 500 millones y el Ministerio de Cultura 8 500.[16] [1]

Aspecto general de la plaza de San Nicolás en 2012.
Aspecto general de la plaza de San Nicolás en 2012.

En la cultura popular[editar]

Casa Lacorazza, construida por Eusebio De la Hoz en 1889, propiedad también del doctor Lorenzo Molinares Sánchez y adquirida en 1912 por los hermanos Lacorazza.[3] [17]

La plaza de San Nicolás es escenario de la obra Memoria de mis putas tristes de Gabriel García Márquez. En la novela, ambientada en la Barranquilla de los años 1930, el escritor alude acertadamente al “parque de San Nicolás”, como se conocía el sitio entonces. El protagonista de la novela, el profesor Mustio Collado, vivió toda su vida en una de las casas que flanqueaban el lugar:

...Vivo en una casa colonial en la acera de sol del parque de San Nicolás… Desde allí se ve el parque de San Nicolás, con la Catedral y la estatua de Cristóbal Colón.[18]

Otro de los personajes ligados a García Márquez que vivió en la plaza de San Nicolás fue el dramaturgo Ramón Vinyes, el sabio catalán de Cien años de soledad. Vinyes vivió en la edificación de dos plantas al lado del Banco Comercial de Barranquilla, en el costado sur de la plaza.[19]

Referencias[editar]

  1. a b c d Alcaldía de Barranquilla. «Ministerio de Cultura y Distrito entregan nueva Plaza de San Nicolás». Consultado el 16-3-2011.
  2. a b c El Heraldo. «Recuperación de San Nicolás: Barranquilla se reencuentra con su historia». Consultado el 16-3-2011.
  3. a b c d e f Revollo, Pedro María (1998). «Nuestra plaza Mayor». Mis memorias (2 edición). Editorial Mejoras. pp. 134-140. ISBN No tiene. 
  4. Colpas, Jaime (Diciembre de 2003). «Semblanzas». En Corporación Educativa Mayor del Desarrollo Simón Bolívar. Simón Bolívar en Barranquilla, 1820 y 1830. En: Paseo de Bolívar. Espacio vital de Barranquilla (1 edición). pp. 138. ISBN 958-97363-1-9. 
  5. de la Espriella, Alfredo (Diciembre de 2003). «Semblanzas». En Corporación Educativa Mayor del Desarrollo Simón Bolívar. De la calle Ancha al paseo de Bolívar. En: Paseo de Bolívar. Espacio vital de Barranquilla (1 edición). pp. 119. ISBN 958-97363-1-9. 
  6. GOENAGA, Miguel (1953). «VII». En Imprenta Departamental. Lecturas locales (1 edición). pp. 240. ISBN No tiene. 
  7. a b Alfredo de la Espriella - El Heraldo. «La "Nueva York" de Colombia». Consultado el 20-9-2009.
  8. Pedro Rueda Vecino - El Heraldo. «Recuerdos - La plaza de San Nicolás». Consultado el 20-9-2009.
  9. Arias Silva, David (Diciembre de 2003). «Semblanzas». En Corporación Educativa Mayor del Desarrollo Simón Bolívar. Desde cuándo el paseo de Bolívar es paseo de Bolívar. En: Paseo de Bolívar. Espacio vital de Barranquilla (1 edición). pp. 140. ISBN 958-97363-1-9. 
  10. FECHAS Y DATOS SOBRE LA PLAZA DE LA IGLESIA DE SAN NICOLAS DE BARRANQUILLA
  11. El Heraldo. «Otros 250 vendedores desalojados del Centro Histórico de Barranquilla». Consultado el 13-07-2009.
  12. El Heraldo. «Centro histórico cambiará de cara». Consultado el 25-08-2008.
  13. El Heraldo. «El nuevo Centro». Consultado el 25-08-2008.
  14. El Heraldo. «Así será el Centro histórico». Consultado el 20-9-2009.
  15. Denis Contreras Mercado, El Heraldo. «Desalojan a 430 vendedores de San Nicolás». Consultado el 5-3-2010.
  16. Rainiero Patiño Martínez, El Heraldo. «En febrero San Nicolás estrena plaza». Consultado el 12-1-2011.
  17. El Tiempo - Roberto Llanos. «EN CENIZAS TERMINÓ PATRIMONIO HISTÓRICO». Consultado el 8-4-2011.
  18. García Márquez, Gabriel (Octubre de 2003). Mondadori. ed. Memoria de mis putas tristes (1 edición). pp. 10-11. ISBN 9681340329. 
  19. Danny González Cueto. «Peregrinación a San Nicolás». Consultado el 20-9-2009.

Véase también[editar]