Plaza de Isabel la Católica (Granada)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Plaza de Isabel la Católica en Granada, España

La plaza de Isabel la Católica es un espacio urbano ubicado en el casco histórico de la ciudad española de Granada, justo al comienzo de la calle Reyes Católicos, en la intersección con la Gran Vía y calle Pavaneras, frente al edificio del banco de Santander, en las coordenadas geográficas 37°10′32.32″N 3°35′51.02″O / 37.1756444, -3.5975056[1]

Datada en el año 1962, fue construida en tiempos del alcalde Manuel Sola Rodríguez-Bolívar para aumentar la permeabilidad circulatoria de la Gran Vía y el barrio de San Matías. La obra de esta explanada, supuso el derribo del teatro Gran Capitán, el palacio de los Luque y del antiguo edificio de Correos. Asimismo fueron demolidas algunas de las casas que el hijo de D. Álvaro de Bazán, había encargado al escultor genovés Nicolao de Corte, tras la destrucción del Convento dominico de Sancti Spiritus,[2] datado del año 1520, y en cuya capilla estuvo enterrada la familia de los Bazanes.[3]

Al fondo de la plaza construyeron posteriormente, el enorme edificio de espejos del banco de Santander. Este bloque rompe claramente la estética historicista, ecléctica y seudomodernista que impera en los edificios de la Gran Vía. Para paliar el impacto arquitectónico que supuso este edificio financiero fue traída desde el Paseo del Salón la escultura en bronce de la reina Isabel la Católica y Cristóbal Colón, obra del escultor Mariano Benlliure. El conjunto escultórico, hecho en Roma en 1892, representa a Isabel la Católica aceptando las proposiciones de Cristóbal Colón.[4]

Referencias[editar]

  1. Googlemaps. «Plaza de Isabel la Católica (Granada)». Consultado el 17 de junio de 2012.
  2. Barrios Rozúa, Juan Manuel (2006). Guía de la Granada desaparecida. Granada: Comares. 
  3. Arjona, Rafael; Walls, Lola (2010). Guía total: Granada. Madrid: Anaya. 
  4. Gallego Burín, Antonio (1996). Granada. Guía Artística e histórica de la ciudad. Granada: Comares. p. 220.