Planta de salón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Interior de la iglesia de San Wolfgang en Schneeberg, Alemania, en el que se observan las tres naves del templo a una misma altura.

La planta de salón o iglesia de salón, (en alemán hallenkirche) es un tipo de construcción arquitectónica de iglesias, que se caracteriza porque su planta es rectangular y todas las naves que componen la edificación tienen la misma altura.

Fue desarrollada durante el gótico europeo, sobre todo en Alemania. Este tipo de iglesia tenía una larga historia en este país, como la catedral de Paderbon o la iglesia de Santa María de Greifswald en Santa Isabel de Marbourg, pero fue en los siglos XIII y XIV cuando se hizo más habitual.[1] En España se introdujo a partir del siglo XIV, teniendo su máxima difusión en las zonas mediterránea de Levante, Cataluña y Baleares.

El esquema básico de las iglesias de planta de salón se caracteriza por poseer tres o cinco naves con bóvedas de crucería, de similar altura en todas las naves, en las que la iluminación se realiza a través de las naves laterales. Los espacios interiores son amplios y diáfanos, lo que le otorga el aspecto de un gran salón, que permitía albergar gran cantidad de personas. La planta es de forma rectangular, en las que el transepto no es más ancho que el conjunto de las naves. En muchas ocasiones, estas naves laterales son algo más bajas que la central, sin que se lleguen a abrirse vanos de iluminación directa en la nave central.[2] Los exteriores suelen ser desornamentados, con tendencia hacia la horizontalidad y predominio del macizo sobre el vano, en los que su sistema constructivo no necesita de arbotantes.

El templo salón no debe confundirse con las denominadas iglesias sala o de cajón, que son templos de una única nave sin crucero.[3]

Variantes geográficas de las iglesias salón[editar]

Una variante de las iglesias salón alemanas son las Hallekerk flamencas, con tres naves de la misma altura y anchura que suelen estar construidas en ladrillo y estar cubiertas con madera, con tejados a dos aguas y presentan fachadas con remates en tres piñones iguales. En los templos salón originales alemanes las naves laterales suelen ser más estrechas que la principal.[2]

La tipología de iglesias salón alcanzó también América a partir del último tercio del siglo XVI, llevada por los españoles, en los templos allí construidos se combinó la tradición gótica con la presencia de elementos renacentistas, con plantas rectangulares de tres naves.[2]

Uno de los ejemplos de este estilo en España lo tenemos en la catedral de Palma de Mallorca, en iglesia de Olmillos de Sasamón o en la pequeña iglesia de Santa Columba de Salazar de Amaya (Burgos).

Referencias[editar]