Piyama-Kurunta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Piyama Kurunta fue regente y príncipe del reino de Arzawa, hacia el 1240 a. C.

Su padre, el rey de Arzawa, Uhha-Ziti, al no recuperarse de la herida producida por una luz (probablemente un meteorito), tuvo que dejar el gobierno a su hijo. El padre concertó una alianza con el rey de Ahhiyawa y envió a Piyama-Kurunta, con fuerzas conjuntas, a atacar a Maskhuiluwas de Mira, aliado del rey hitita Mursil II.

Piyama-Kurunta posiblemente destruyó la ciudad de Impa, pero Maskhuiluwas el rechazó en una batalla. Maskhuiluwas regresó a la ciudad de Hapanuwa, la capital de Mira, y permaneció fiel aliado hitita, y Mursil III envió a los generales Gullas y Malazitis a saquear la ciudad de Milawata (Mileto) aliada del reino de Ahhiyawa.

Piyama-Kurunta presentó batalla en Walma, en la región de Astarpa, y fue derrotado. Uhha-Ziti huyó a las islas. Los habitantes antihititas de Hursanassan, Surudan, y Attarimman huyeron a las montañas Arinnandas y a la ciudad de Purandas. Mursil y su hermano Sarri-Kusuh de Karkemish, asediaron las montañas donde se pronto los refugiados, a causa del hambre, se rindieron; pero la ciudad de Purandas resistió el asedio y no quiso entregar a los refugiados. Mursil estaba acampado en el río Astarpa cuando se enteró de que Uhha-Ziti había muerto. La sucesión recayó en el hijo de Uhha-Ziri, Tapalazunaulis, que pronto fue capturado por Mursil.

Piyama-Kurunta, que debía estar en las islas, prisionero su hermano Tapalazunaulis y rendida la ciudad de Purundas, vio su causa perdida, y pidió la paz. Mursil deportó a Piyama-Kurunta a Hattusas donde seguramente murió.