Pitangus sulphuratus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Benteveo
Pitangus sulphuratus 01.jpg
Pitangus sulphuratus, estación biológica La Selva, Costa Rica
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)
Clasificación científica
Dominio: Eukaryota
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Tyrannidae
Género: Pitangus
Especie: P. sulphuratus
Nombre binomial
Pitangus sulphuratus
(Linnaeus, 1766)
[editar datos en Wikidata]

El benteveo, bienteveo, bichofeo, bichofué gritón, bienteveo común, cristofué, pecho amarillo, cierto güis, quitupí, pitogüé, comechile o chicha fría (Pitangus sulphuratus) es un ave paseriforme americana de la familia de los tiránidos. El macho y la hembra son muy similares y comparten la tarea de construir el nido, que hacen con muy diversos materiales y tiene aspecto desordenado. Su grito agudo y prolongado da origen al nombre común onomatopéyico que lleva y que varía según las diferentes regiones donde habita.

Descripción física[editar]

Mide entre 21 y 26 cm de largo. Tiene cabeza grande, alas largas y patas cortas. El pico es tan largo como la cabeza y termina en forma de gancho. El lomo y la cola son de color pardo verdoso. La cabeza es negra con dos franjas blancas a modo de cejas y garganta blanca, lo cual le da el aspecto de tener antifaz y boina negros. El pecho y el abdomen son de color amarillo vivo y tiene una corona oculta del mismo color.

Hábitat[editar]

Habita desde el sur de Texas y México hasta Uruguay y el centro de Argentina. Excepto en la alta montaña, se lo encuentra en casi todos los ambientes, preferentemente cerca del agua. Con frecuencia, puede verse sobre los árboles de plazas en grandes ciudades.

Comportamiento[editar]

Pese a su aspecto grave, es un pájaro pacífico, que solo se muestra agresivo en la defensa de su nido.

Nido[editar]

El nido es de aspecto desordenado, voluminoso y esférico, construido con pastos secos y recubierto externamente por pajas largas, trapos e incluso bolsas de polietileno.

Canto[editar]

Benteveo

Su canto ruidoso y chillón es su principal característica. En las diferentes regiones de América se interpreta su grito clásico con diferentes significados, y de allí su variabilidad de nombres.

Alimentación[editar]

La alimentación del benteveo se basa en todo tipo de invertebrados, como larvas, lombrices, e insectos que caza volando, y la complementa con algunas frutas, como uvas e higos, pequeños roedores y reptiles, e incluso peces, a los que pesca de manera muy similar a la del martín pescador, llevándolos hasta una rama y matándolos a golpes que da contra ella. A veces saquean los nidos de aves pequeñas.[1]

Reproducción[editar]

El benteveo tiene un período de reproducción que comprende la primavera al verano, siendo su madurez sexual a los 12 meses de vida. Pone de 2 a 5 huevos por postura, realizando 3 o 4 posturas por temporada. La incubación dura 13 días, y los pichones pueden separarse a los 35 días de nacimiento.

Cría en cautiverio[editar]

Es rara vez encontrado en cautiverio, pero sí es posible su reproducción en este estado, utilizando jaulas grandes de mimbre y evitando el contacto con otros pájaros, sobre todo en época de celo. La alimentación adecuada está basada en frutas como las moras, los higos, la manzana, etc. (pero no naranjas ni mandarinas), y complementada con insectos y gusanos de todo tipo. Precisa una jaula reproductora de 150 cm de largo, 100 cm de alto y 100 cm de profundidad.

Mitología[editar]

En algunos lugares se tiene la creencia de que cuando el benteveo grita al mediodía, junto a una casa, avisa la llegada de gente inesperada: parientes, amigos o personas extrañas. En otros lugares atribuyen su grito cerca de una casa a un anuncio de nacimiento. En áreas rurales del litoral argentino se suele considerar su grito sobre una vivienda como presagio funesto por lo que se lo ahuyenta inmediatamente. Si canta contento cerca de una casa, se lo considera como presagio de embarazo.[2] Una leyenda guaraní dice que el benteveo es un nieto de mal corazón al cual el dios Tupá convirtió en pájaro por no alcanzarle a su abuelo moribundo un vaso de agua.[3]

Referencias[editar]

  1. Ficha de Pitangus sulphuratus en Especies de Costa Rica, s/f; acceso 02.02.2013
  2. Subsecretaría de Cultura (1999). Historias de Nuestra Región, Santa Fe 1. Santa Fe: La Capital. Consultado el 25 de febrero de 2014. 
  3. agenciaelvigia.com.ar Leyenda guaraní: El benteveo, El Vigía, s/f; acceso 02.02.2013

Enlaces externos[editar]