Pirene

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Pirene es el nombre de varios personajes de la mitología griega:

Πυρήνη[editar]

  1. Pirene, una princesa de los bebricios que fue amada por Heracles cuando este traspasaba la península ibérica en dirección a Micenas con el ganado de Gerión, para cumplir así el décimo trabajo que le había impuesto su primo Euristeo. La joven quedó encinta de él, pero lo que dio a luz no fue sino una serpiente, y cuando lo vio, horrorizada, huyó a los bosques, donde murió. Entristecido, Hercules la enterró en los montes en los que habitaba, que en su honor rebautizó como Pirineos. Existen otros mitos que explican otro origen para este nombre.
  2. Pirene, una ninfa hija del oceánida Asopo y Metope, hija del río Ladón. Cuando su padre salió en busca de su hermana Egina, que había sido raptada por Zeus, el rey de Corinto se ofreció a facilitarle el paradero de los amantes si proporcionaba a la ciudad un manantial de agua dulce con que abastecerse. Así, Asopo creó la fuente de Pirene, a la que desde entonces está asociada su hija.
  3. Pirene, una amante del dios Ares, con el que tuvo a Cicno.

Πειρήνη[editar]

  1. Pirene, una de las danaides, hija de Dánao y de una mujer etíope. Al igual que sus hermanas tomó por esposo a uno de los hijos de su tío Egipto llamado Agaptolemo (según Apolodoro) o Dolico (según Higinio). Pero el matrimonio con sus primas iba a ser fatal para los hijos de Egipto, pues Dánao había dado su consentimiento al mismo con el fin de acabar con los hijos de su hermano y hacerse así con el reino de Egipto por el que ambos habían luchado tanto tiempo. Así, entregó una daga a cada una de sus hijas ordenándoles que asesinaran con ella a sus maridos durante la misma noche de bodas. Pirene obedeció a su padre, como el resto de sus hermanas a excepción de Hipermnestra. Enterraron solemnemente las cabezas de sus maridos en la ciudad de Lerna y, aunque fueron purificadas del crimen por Hermes y Atenea (que obedecían las órdenes de Zeus), fueron castigadas por ello en el Tártaro, donde se les condenó a intentar por la eternidad llenar de agua una cántara agujereada.
  2. Pirene, una ninfa hija del dios-río Aqueloo o de Ebalo, rey de Laconia. Fue amante de Poseidón, con el que tuvo dos hijos. Cuando se enteró de que la diosa Artemisa había matado accidentalmente a su hijo Cencrias, Pirene se deshizo en tal cantidad de lágrimas que con ellas se formó la fuente que lleva su nombre, que estaba dedicada a las musas y en la que bebía el caballo alado Pegaso cuando Belerofonte lo capturó y amaestró. Su otro hijo, Leques, dio nombre al puerto de Corinto, Lechaeum.