Piratas moros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los piratas moros, también conocidos como piratas del Joló, fueron unos bandoleros musulmanes del sur de las Filipinas que participaron en frecuentes actos de piratería, principalmente contra los españoles, a partir de finales del siglo XVI. A causa de las continuas luchas entre España y el pueblo moro, el área del mar de Joló y sus alrededores se convirtieron un refugio de piratas, que no se consiguió eliminar hasta principios del siglo XX. Estos bandidos no deben ser confundidos con las fuerzas navales o corsarias de las diversas tribus moras, aunque muchos de ellos operaban bajo órdenes de aquellas en tiempos de guerra.[1] [2]

Equipamiento[editar]

Barcos[editar]

Los barcos piratas utilizados por los moros eran conocidos como proas o garays, y su diseño variaba. La mayoría eran galeras de madera de cerca de noventa pies de largo con una manga de tres metros, y podían transportar de 50 a 100 tripulantes. Los moros generalmente armaban sus bajeles con tres cañones giratorios, llamados lelahs o lantakas, y ocasionalmente un cañón pesado. Las proas eran muy veloces, y los piratas se aprovechaban de los buques mercantes que navegaban por aguas poco profundas y en calma a su paso por el mar de Joló. La trata de esclavos y los asaltos eran también muy comunes, y los piratas podían reunir grandes flotas de proas para atacar ciudades costeras. Cientos de cristianos fueron capturados y encarcelados durante siglos, muchos usados como galeotes a bordo de las embarcaciones de los bandidos.[3] [4]

Armas[editar]

Además de mosquetes y fusiles de avancarga, en los abordajes los piratas moros, así como los marinos y los corsarios, utilizaban una daga llamada kris, con un canal esculpido y una hoja ondulada, que hacía difícil de curar una herida causada por el arma. La empuñadura, de madera o marfil, era a menudo adornada con oro o plata. Los piratas moros también usaban el kampeli (una espada), el barong (un cuchillo) y una lanza de bambú con punta de hierro. los cañones giratorios de los filipinos no eran como las más modernas armas de las potencias occidentales, eran de una tecnología muy antigua, lo que las hacía bastante imprecisas, sobre todo en mar abierto. El uso de lantakas data de inicios del siglo XVI, podiendo llegar a medir seis pies de largo, requiriendo varios hombres para levantar una, y disparaban balas de media libra o metralla. El ánima del lantaka era perforado manualmente, estando éste hundido en un hoyo lleno de tierra para mantenerlo en posición vertical. Su caña era perforada por un grupo de hombres que caminaban en círculo para accionar la broca del taladro manual.[2]

Historia[editar]

Los españoles se enfrentaron con frecuencia a los moros en los años 1840. La más famosa acción fue la expedición a la isla de Balanguingui de 1848, llevada a cabo por el brigadier José Ruiz de Apodaca, en la que participaron diecinueve pequeños barcos de guerra y cientos de soldados (Regimiento de Infantería "España"). A esta fuerza se opusieron al menos 1.000 moros en posesión de cuatro fuertes con 124 cañones y una abundante cantidad de armas ligeras. También disponían de decenas de proas en la isla, pero los piratas prefirieron guarnecer las fortificaciones a enfrentarse a las tropas coloniales en el mar. Los españoles irrumpieron en tres de las posiciones por la fuerza y tomaron la restante tras la retirada de sus enemigos. En la operación se liberaron más de 500 prisioneros, y se infligieron 500 muertos o heridos a los moros, que además perdieron 150 de sus naves. Los españoles en cambio tuvieron 22 muertos y alrededor de 210 heridos. Los piratas volvieron a ocupar Balanguingui en 1849, pero la expedición enviada esta vez apenas encontró resistencia.

También en la década de 1840, James Brooke se convirtió en el Rajá blanco de Sarawak y dirigió una pequeña armada en una serie de campañas contra los piratas moros. En 1843, Brooke atacó a los bucaneros de Malludu, y en junio de 1847, el rajá libró una gran batalla con aquellos en Balanini, donde decenas de proas fueron capturadas o hundidas. Brooke tomó parte también en 1849 en algunas acciones contra la piratería. Durante una confrontación con seis proas de los illanun en 1862, el capitán y heredero del rajá, John Brooke, hundió cuatro embistiéndolas con su barco de vapor de cuatro cañones, el Rainbow. Cada barco pirata tenía más de 100 tripulantes y todos estaban equipados con tres cañones giratorios de bronce. John Brooke tuvo unos pocos muertos y heridos, mientras que los moros sufrieron al menos 100 bajas. Varios presos fueron liberados también.[4] [5]

Galería[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Root, págs. 383-397
  2. a b «Chapter 10 - The Sulu Pirates» (en inglés) (html). Impact Athletes.
  3. «A Short Historical Overview» (en inglés) (htm). The Flying Dusun Sdn Bhd.
  4. a b McDougall, Harriette (1882). «Sketches of Our Life at Sarawak» (en inglés) (html). Project Canterbury.
  5. Boyle, Frederick. «The Career and Character of Rajah Brooke» (en inglés).

Bibliografía[editar]

  • Root, Elihu (1902). «Parte 2». Elihu Root collection of United States documents relating to the Philippine Islands (en inglés). Volumen 91. Biblioteca Pública de Nueva York: US Government Printing Office. 

Véase también[editar]