Pioneros mormones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una estatua conmemorando a los pioneros mormones.

Los pioneros mormones eran miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocidos como Santos de los Últimos Días, que emigraron a través de los Estados Unidos desde el Medio Oeste hasta el Valle de Lago Salado, en lo que es hoy el Estado de Utah. El viaje, que realizaron unas 70.000 personas, se inició en abril de 1847 y concluyó con la terminación de la primera línea de ferrocarril transcontinental en 1869.[1]

Antecedentes a la migración[editar]

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue fundada en abril de 1830 por José Smith y un pequeño grupo de seguidores, inaugurando entre el cristianismo del este de los Estados Unidos, elementos teológicos nuevos, con tendencias restauracionistas.[2] El constante proselitismo de su nueva fe, su inclinación hacia la unidad social y política y sus creencias religiosas poco ortodoxas hicieron que fueran perseguidos con frecuencia por sus vecinos.[2] [3] Con el tiempo, las diferencias religiosas, sociales y políticas entre la nueva grey y sus vecinos se trocaron en enfrentamientos, muchas veces sangrientos. En el término de 15 años, fueron expulsados de cuatro estados antes de que decidieran su migración pionera al Valle de Lago Salado.

Persecución[editar]

Ataque en contra de José Smith, fundador del movimiento de los Santos de los Últimos Días, Kirtland, Ohio.

Algunas de las creencias, manifestaciones y costumbres de los miembros de la recién fundada iglesia no fueron bien recibidas por otras congregaciones cristianas. Así, el agregado de nuevas y diferentes escrituras como el Libro de Mormón, la manifestación de que José Smith tuvo conversaciones con Dios, Jesucristo y otros personajes celestiales, su forma de gobierno teocrática y la controvertida práctica de la poligamia fueron una combinación de factores que provocaron tensiones que, con el tiempo, desembocaron en episodios de violencia y en la persecución de los nuevos líderes religiosos.[4] Las persecuciones y los actos de violencia no fueron exclusivos de los que no pertenecían a la iglesia. En una oportunidad, en Kirtland (Ohio), José Smith fue cubierto con una combinación de brea y plumas por una turba entre la que se encontraban individuos que habían desertado de la iglesia.[5] Esta persecución, entre otras razones, causó que el cuerpo de la Iglesia se marchara de un lugar a otro: Ohio, Misuri, y luego Illinois,[3] donde los miembros de la iglesia construyeron la ciudad de Nauvoo. El gobernador de Misuri, Lilburn Boggs, emitió poco después una orden de exterminación contra todo mormón que viviera en el estado.[1] El descontento con la percibida teocracia también tomó raíces dentro de la iglesia, con grupos de hombres separados de la iglesia organizando y liderando rebeliones y formalizando acusaciones legales en contra de los mormones en Nauvoo y su alcalde, José Smith. En 1844, mientras anunciaba formalmente su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos,[6] José Smith fue encarcelado, acusado de haber dirigido la destrucción de una imprenta opositora.[7] La destrucción de la imprenta, fundada por el excomulgado apóstol mormón William Law, fue una oportunidad aprovechada por críticos como Thomas Sharp, quien pretendía abiertamente la ruina de la iglesia.[8] La creación de una milicia privada en Nauvoo perturbó aún más el sosiego de otras ciudades del condado, como Warsaw y Carthage, que temían la propagación de la teocracia de Nauvoo. La crisis de sucesión del movimiento de los Santos de los Últimos Días ocurrió después de la muerte violenta de su fundador, José Smith y su hermano Hyrum en la cárcel de Carthage, el 27 de junio de 1844.[9] La iglesia, con sede aún en Nauvoo, continuó bajo la dirección del Quorum de los Doce Apóstoles, sin que hubiese sido nombrado ,durante casi dos años, el sucesor de su primer profeta. Finalmente, en 1846, la mayor parte de la iglesia apoyó a Brigham Young, de 45 años de edad, como el nuevo presidente, mientras que otros miembros siguieron a Sidney Rigdon[10] o a José Smith III (el hijo del fundador del movimiento). A su vez, algunos otros, como Emma Smith (esposa de José Smith) permanecieron en Nauvoo y sus regiones vecinas.[7] Algunos fieles fuera de Nauvoo, encontraron discrepancias en la autoridad de los doce y siguieron a James J. Strang, quien se habría proclamado profeta y sucesor legal de José Smith.[11]

Winter Quarters[editar]

La tensión religiosa continuó incrementándose en Nauvoo hasta desembocar en lo que en ocasiones se ha llamado la guerra mormona de Illinois. Avalados con un revocatorio del poder legislativo del estado, se organizaron varios grupos civiles y, ocasionalmente, militares, para expulsar a los mormones de ese estado. Brigham Young logró negociar una tregua que permitiría a los santos de Nauvoo prepararse con tiempo para abandonar la ciudad,[12] la cual había alcanzado, para 1845, una población de 22.559 habitantes.[8] La mayoría de los miembros de la iglesia siguieron a Brigham Young y a nueve de los doce apóstoles, estableciendo una estación transitoria en Winter Quarters, Nebraska, en el invierno de 1846.[13] En ese lugar se hicieron los preparativos para el éxodo de los pioneros, con el propósito de establecer, fuera de los Estados Unidos, un estado libre asociado, independiente del sistema federal y donde pudieran practicar su religión sin el acoso de los gentiles, es decir, de aquellos que no pertenecían a su iglesia.[14] Young imaginaba la creación de un Estado nuevo al que llamaba «Deseret». Poco queda hoy en día de Winter Quarters, lugar donde los pioneros se asentaron desde 1846-1848 y donde la transición física y eclesiástica de la iglesia se hizo legal y pública.[13]

Motivación teológica[editar]

Según la creencia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Dios dirigió a Brigham Young,[15] sucesor de Joseph Smith como presidente de la iglesia, a reunir a todos los miembros para emigrar hacia el oeste, más allá de la frontera occidental de los Estados Unidos, hacia lo que en ese entonces era territorio de México país que solo aceptaba la emigración de católicos.[4] [16] En lo que se considera la revelación divina que dirigió al éxodo, se comienza diciendo que las instrucciones constituían «la palabra y la voluntad del Señor en cuanto al Campamento de Israel» y llegó a ser para los pioneros, la constitución que gobernó la jornada.[17] Durante el invierno de 1846-47, los líderes Santos de los Últimos Días en Winter Quarters, en otras partes de Nebraska, y en Iowa, planearon la migración de la mayor parte de los miembros de su iglesia, sus pertenencias y ganado. Esta enorme tarea resultó ser un desafío significativo para la capacidad de liderazgo mormón, así como para la red administrativa existente en la recientemente reestructurada iglesia.[1]

Brigham Young personalmente recopiló toda la información disponible sobre el Gran Valle de Lago Salado y la Gran Cuenca norteamericana, consultando a montaraces y a tramperos que frecuentaban Winter Quarters,[18] y celebrando reuniones con el reverendo Pierre-Jean De Smet, un misionero jesuita familiarizado con el área de la Gran Cuenca. Brigham Young y su grupo de fieles no eran los únicos en trasladarse hacia el norte de México y el oeste estadounidense. Hacía 1845, cerca de 5.000 personas se habían establecido en Oregón, mientras que muchas otras lo harían en Texas y California.[13] El cauteloso Brigham Young insistía en que los mormones poblasen lugares que nadie más quisiera y que les proporcionaran suficiente aislamiento para poder practicar su religión libremente:[19] pensó que el Valle del Gran Lago Salado cumplía con este requisito y que además tendría otras muchas ventajas para los Santos.[15] Por su papel en esta migración y por analogía con el Antiguo Testamento, se ha llamado a veces a Brigham Young el "Moisés estadounidense".[16] [20]

La Compañía de vanguardia durante la guerra de 1847[editar]

Habiendo establecido una percepción favorable del territorio mexicano de Nuevo México y aprobándose el éxodo, Young organizó una compañía de vanguardia de emigrantes para abrir el camino hacia el territorio mexicano ocupando hasta las Montañas Rocosas, recoger información sobre las condiciones del camino, incluyendo fuentes de agua y tribus de amerindios, y seleccionar, en última instancia, el punto central en la Gran Cuenca en el que establecerían su refugio.[21] El objetivo principal era arribar a un punto de división entre los territorios estadounidenses de Oregón y mexicano de California aproximadamente en el paralelo 42, donde se marca una división climática favorable: demasiado frío hacia el norte y muy desértico hacia el sur.[22]

La compañía migratoria inicial seleccionaría y abriría un camino principal, con la expectativa de que los subsecuentes emigrantes posteriores la mantuviesen y mejoraran. Se esperaba que el grupo pudiera, donde fuese posible, establecer vados y transbordadores, así como sembrar y cultivar con incluso, las técnicas de irrigación que se requirieran. A finales de febrero, se hicieron los planes para recolectar los botes portátiles, los mapas, los instrumentos científicos, los instrumentos de granja y las semillas. Una ruta nueva en la orilla norte del río Platte, un afluente del río Misuri,[23] fue elegida para evitar interferir con los viajeros que habían establecido el popular Oregon Trail en la orilla sur del mismo río.[24] Dadas las necesidades de un grupo de personas tan numeroso como el que se preparaba para viajar hacia el oeste, los líderes de la iglesia SUD, decidieron evitar conflictos potenciales sobre los derechos de pastoreo, el acceso al agua o los sitios para acampar establecidos por los primeros exploradores.

Winter Quarters, lugar de partida de los primeros pioneros mormones.

En abril de 1847, Young consultó con miembros del Quorum de los Doce Apóstoles quienes habían vuelto recientemente de una misión británica. John Taylor, Parley P. Pratt[25] y Orson Hyde trajeron dinero donado por los Santos de los Últimos Días británicos, un mapa basado en una reciente expedición de John C. Frémont al oeste, e instrumentos para calcular la latitud, elevación, temperatura y presión barométrica. Elegidos los miembros del grupo de vanguardia, las últimas provisiones fueron embaladas y el grupo se organizó en compañías militares.

El grupo lo conformaron 143 hombres, incluyendo tres esclavos negros y ocho miembros del Quorum de los doce Apóstoles, tres mujeres, y dos niños.[26] La compañía contuvo 73 carromatos, un cañón, 93 caballos, 52 mulas, 66 bueyes, 19 vacas, 17 perros y algunos pollos,[27] llevando suficientes provisiones, completamente a la disposición del grupo para que durara un año. Young dividió este grupo en 14 compañías, cada una con un capitán designado. Aprensivo por la posibilidad de un ataque por parte de nativos americanos y las fuerzas mexicanas acantonadas en Santa Fe, se formó una milicia y guardias nocturnas bajo la dirección de Stephen Markham, además del Batallón Mormón que participaría de la Guerra Mexicana-Estadounidense y que participó en la toma de Santa Fe y el sur de California.

La travesía[editar]

El 15 de abril de 1847,[1] a las 2 de la tarde, el grupo de carromatos comenzó su emigración al territorio mexicano desde Winter Quarters hacia la Gran Cuenca. Al comenzar la tarde, recorrieron cinco kilómetros y acamparon en una fila a poca distancia de un aglomerado de madera. Algunos registros en diarios demuestran que Young era quien activamente organizaba y coordinaba la emigración, supervisando los detalles y ocasionalmente reprendiendo, por ejemplo, cuando las recreaciones del atardecer o de los domingos se volvían desenfrenadas o cuando algún miembro del grupo fallaba en sus faenas.[24] En una ocasión Young amonestó a los cazadores del campamento por «desperdiciar la carne... matando más de lo que se necesitaba».[28] El campamento se levantaba a las 5 de la mañana al son de un clarín y se esperaba que estuviesen listos para el viaje a las 7 de la mañana. El viaje y sus faenas diarias debían terminar a las 20:30 y el campamento se debía acostar a las 21:00. Viajaban seis días a la semana, generalmente descansando el domingo para observar el día de reposo.

En las llanuras, después de un día de marcha, se ponían los carromatos en círculo, un hombre con un violín tomaba su lugar cerca de la fogata y allí mismo, en la pradera, los tenaces pioneros, después de ofrecer una oración, se tomaban de la mano y se ponían a bailar y a disfrutar de un entretenimiento que fomentaba el espíritu del Evangelio.

David O. McKay[29]

Asignaciones[editar]

Algunos miembros de la compañía tenían asignaciones específicas durante el viaje. Por ejemplo, a William Clayton se lo designó escriba de la compañía y se esperaba que redactara una descripción precisa del día de viaje y la distancia recorrida a diario. Después de tres semanas Clayton se cansó de contar las revoluciones de la rueda de una carroza y calcular de ese modo la distancia diaria al multiplicar el conteo por la circunferencia de la rueda. Al consultar con Orson Pratt, matemático competente, diseñó un mecanismo que consistía en una rueda dentada de madera unida al cubo de la rueda de la carreta, el cual 'contaba' o registraba por su posición, las revoluciones de la rueda. El diseño de Clayton, que él llamó «roadometer» (caminómetro),[30] es la base de la mayoría de los odómetros modernos. El aparato lo construyó el carpintero de la compañía Appleton Milo Harmon, por medio de las especificaciones de Clayton y Pratt, y se usó por primera vez la mañana del 12 de mayo de 1847. Este caminómetro mostraba un recorrido promedio entre 22 y 32 km diarios. Orson Pratt, uno de los apóstoles de la Iglesia en la época, fue nombrado como observador científico de la compañía. Hizo lecturas regulares por medio de instrumentos científicos, tomó notas sobre las formaciones geológicas y los recursos minerales y describió plantas y animales. Los diarios que llevaban Clayton y Pratt han sido recursos valiosos para los historiadores de la migración mormona al oeste. Otros miembros tenían faenas laborales, como espantar las manadas de decenas de miles de búfalos del camino para permitir el paso de las compañías.[31]

Las mujeres de la compañía también realizaron tareas vitales a lo largo del camino. Si bien pasaban mucho tiempo en actividades tradicionales tales como cocinar, coser y atender a niños, varias mujeres sirvieron como escribas y redactaron diarios con lujo de detalles. Harriet Page Young, esposa de Lorenzo Young, fue la primera mujer seleccionada para viajar con la compañía. Ella estaba enferma y Lorenzo temía dejarla atrás con sus hijos. Las otras mujeres iníciales de la compañía, Ellen Sanders Kimball, esposa de Heber C. Kimball, y Clarissa Decker Young, esposa de Brigham Young, fueron invitadas a acompañar al grupo para ocuparse de Harriet Young y acompañarla. Las tres mujeres recibieron luego la compañía de un grupo de mujeres de la iglesia provenientes de Misisipi, quienes se unieron al grupo en Laramie, Wyoming.

Fuertes Laramie y Bridger[editar]

Pioneros cruzando las planicies de Nebraska.[26]

El primer tramo del viaje, desde Winter Quarters hasta el Fuerte Laramie llevó a la compañía seis semanas, arribando al fuerte el 1ro de junio. La compañía se detuvo para hacer reparaciones y cambiar las herraduras a los caballos. En el Fuerte Laramie, se unieron al grupo de vanguardia miembros del Batallón Mormón,[32] y a quienes se les había dado de baja por enfermedad fueron enviados a pasar el invierno a Pueblo (Colorado). También en el grupo se encontraban fieles provenientes de Misisipi, quienes habían tomado una ruta más hacia el sur en dirección a la Gran Cuenca. En este punto, la crecida compañía abordó el ya establecido «Oregon Trail» en dirección al puesto comercial de Fuerte Bridger, en Wyoming.[33] En un punto de difícil cruce del río Platte, justo antes de llegar al río Sweetwater,[27] la compañía hizo uso de su barco portátil con el que lograron cruzar con relativa facilidad. Los locales de Misuri a orillas del río, cobraban a los Santos $1,50 o más por carro para ayudarles a cruzar el río. Viendo la oportunidad de ayudar a futuros viajeros, así como aumentar el dinero disponible para la migración, nueve hombres bajo la dirección de Thomas Grover, fueron asignados a construir y operar un ferry en esa localidad.

Durante la última semana de junio, Sam Brannan, líder del barco de mormones emigrantes Brooklyn, se encontró con la compañía de vanguardia cerca del pueblo de Green River.[15] Brannan reportó a Young sobre el exitoso viaje de su grupo y la toma por las armas del pueblo mexicano de San Francisco (California). Urgió a Young por que la emigración de vanguardia continuara hasta California que estaba siendo tomada por las fuerzas navales de los Estados Unidos, pero no logró que cambiara de parecer el líder mormón acerca de la Gran Cuenca. Brigham Young también se reunió con el montañés Jim Bridger el 28 de junio.[15] Discutieron sobre posibles rutas hacia el Valle de Lago Salado, y lo realista que sería establecer colonias viables en los valles montañosos de la Gran Cuenca. Bridger, entusiasta sobre la colonización cercana al lago Utah, reportó la presencia de buena pesca, fruta salvaje, madera y buena siembra. Le dijo a Young que los indígenas mexicanos conseguían buenas cosechas, incluyendo maíz y calabazas, pero el siempre presente desafío del área eran las heladas. La compañía continuó su ruta por el llamado Paso del Sur (South Pass), descendieron el río Green en balsas hasta llegar al Fuerte Bridger el 7 de julio.[34] Al mismo tiempo, se unieron a ellos otros trece miembros del destacamento de enfermos del Batallón Mormón.

Las montañas Rocosas[editar]

La compañía de vanguardia se enfrentaba ahora a un trayecto más exigente y peligroso. Su nueva preocupación era franquear los pasos de las montañas Rocosas. Los consejos que habían recibido eran contradictorios, pero Young escogió seguir el camino a California usado por los emigrantes de la Fiebre del oro del Grupo Donner el año previo. Poco después de dejar el Fuerte Bridger, el grupo se encontró con el trampero Miles Goodyear, dueño de un puesto comercial fronterizo en la desembocadura del río Weber. Presentaba buen ánimo en relación al potencial agrícola del amplio Valle Weber.

Durante su viaje a través de las montañas, la compañía de vanguardia se dividió en tres secciones. Desde que cruzaron el río Green, varios de los miembros del grupo sufrían fiebres, generalmente conocida como fiebre de montaña, probablemente inducida por una garrapata. El mismo Brigham Young cayó enfermo poco después de su reunión con Goodyear. Este pequeño grupo compuesto por enfermos quedó rezagado detrás de una compañía más grande, y se creó una tercera división de reconocimiento para adelantarse por las montañas por la ruta elegida.

El Valle de Lago Salado[editar]

Entrando en el valle del Gran Lago Salado.

El 21 de julio de 1847, la primera compañía llegó al Valle de Lago Salado, siendo los exploradores Erastus Snow y Orson Pratt los primeros en pisar el valle. Pratt escribió: «No pudimos refrenarnos de gritar con gozo, lo cual casi involuntariamente escapa de nuestros labios, el momento en que esta grandiosa y encantadora escena llegó a nuestra vista». Los dos exploradores realizaron un circuito de reconocimiento de unos 19 km en el valle antes de volver al grupo más grande, que iba por detrás. El día siguiente, las áreas más ámplias del valle fueron exploradas, reconocidos los arroyos y aguas termales y se estableció el primer campamento en el Valle de Lago Salado. El 23 de julio, Orson Pratt ofreció una oración dedicando la tierra al Señor.[19] La tierra virgen fue cavada, se hicieron canales de irrigación y se sembraron los primeros campos con patatas y nabos.

El 24 de julio[35] Young vio por primera vez el valle de una carreta de enfermos, dirigida por su amigo Wilford Woodruff.[36] De acuerdo a Woodruff, Young expresó su satisfacción de la apariencia del valle y declaró, «Éste es el lugar correcto, prosigan.»[37] Hoy día, un monumento está erigido en el lugar donde se hizo esta declaración. Young luego reportó que había visto con antemano el valle, incluyendo el Pico Ensign, en una visión y reconoció el lugar.

El 28 de julio, un miércoles, Young estableció el lugar para el futuro Templo de Salt Lake City y presentó un plan de la ciudad a un grupo mayor para su aprobación.[19] En agosto de 1847, Young y otros miembros selectos de la compañía de vanguardia regresaron a Winter Quarters. Para diciembre de 1847, más de dos mil mormones habían emigrado al territorio mexicano, mismo que quedaría en poder de los Estados Unidos por el Tratado de Guadalupe Hidalgo en febrero del año siguiente, con lo que consolidarían la posesión de mismo, aunque debieron pactar con el gobierno estadounidense. Varios cientos de ellos, incluyendo Brigham Young, regresaron al este para congregar y organizar nuevas migraciones programadas para los años siguientes. Cada año durante las subsecuentes migraciones mormonas, se continuaron organizando a las personas en «compañías», cada uno llevando el nombre de su líder. La compañía se dividía a su vez en grupos de 10 y 50 con autoridad y responsabilidades delegadas para el viaje.[17] [24]

Condiciones del viaje[editar]

Los pioneros viajaron desde el Valle de Lago Salado hasta la Gran Cuenca usando carromatos, carretas de mano y, en algunos casos, cargando personalmente con sus pertenencias. Los carromatos cubiertos y tirados por bueyes eran frecuentes, en particular en compañías con mejores recursos. Aunque existen evidencias de ocasionales desvíos y atajos, su viaje a lo largo de las riberas del río Platte y a través del río Sweetwater llegó a ser conocido como el trayecto mormón, del inglés, Mormon Trail.[34]

Carromatos halados por bueyes cruzando un río.

Los recursos financieros de los miembros de la Iglesia variaban, muchas de las familias habían sufrido por las pérdidas de tierras y posesiones personales en Misuri e Illinois. Esto impactó sobre los recursos y provisiones a las que podía apelar cada familia a lo largo de las 1000 millas (2000 km) hasta llegar a la Gran Cuenca. Los fondos de la iglesia eran también limitados, pero los líderes lograron proveer de los recursos para asistir lo mejor posible a las familias y compañías en su tránsito pionero.

En octubre de 1845, mientras los Santos de los Últimos Días se preparaban para partir de Nauvoo, un periódico local, el Nauvoo Neighbor imprimió una exhaustiva lista de provisiones sugeridas para cada grupo familiar: 2 ó 3 yugos de bueyes, 2 vacas lecheras, otros animales de ganado, armas y municiones, 7 kilos de hierro, poleas y mecate, equipo de pesca, para granjas y de cocina, así como maquinaría, y al menos 500 kg de harina y otros alimentos surtidos. Algunos pioneros sobreestimaron la cantidad de bienes que tenían capacidad de cargar en la jornada. A medida que los bueyes se debilitaban por el exceso de peso, los carromatos debían ser aligeradas descartando posesiones preciadas, incluyendo colecciones literarias, utensilios familiares y muebles. En 1847, justo al este de las Montañas Rocosas, la familia Kimball, por ejemplo, cavó un gran hoyo, envolvieron su piano y pieles de búfalo y con cuidado, los enterraron. Un equipo de bueyes extrajo el instrumento la siguiente primavera y lo transportó al Valle de Lago Salado.[38]

Varias compañías más numerosas estaban constituidas mayormente por personas de menos recursos, quienes tiraron o empujaron sus propias carretas que contenían todas las posesiones personales que podían cargar. Muchos de estos pioneros caminaron la mayoría del trayecto mientras que su familia viajaba sobre los carromatos, desde Iowa, una distancia de 2090 kilómetros (1300 mi).[35]

Debido al clima en esa región, la mejor época para viajar era entre abril y septiembre. Sin embargo algunas compañías empezaron tarde su recorrido, lo que les causó dificultades y, en algunos casos, desastres. La más famosa era la compañía de carros de mano de Willie y Martin. Partiendo de Iowa en julio de 1856, llegaron a Utah en noviembre, sufriendo muchas bajas debido al riguroso clima invernal y a la falta de provisiones adecuadas.[4] Unas 200 personas de las compañías de Willie y Martin murieron en medio de inesperadas tormentas de nieve, antes de ser socorridos por un grupo de rescate dirigido por Brigham Young.[35]

El barco Brooklyn[editar]

El Brooklyn, partió en febrero de 1846 y llegó a San Francisco en julio.

En noviembre de 1845, se le pidió a Samuel Brannan, periodista y pequeño publicitario del periódico mormón, The Prophet, (cambiado luego a The New York Messenger -Mensajero de Nueva York),[39] [40] a fletar un barco que llevara emigrantes desde los Estados Unidos al territorio mexicano de California. En sólo dos meses, Brannan se las arregló para reunir 70 hombres, 68 mujeres y 100 niños - 238 personas en total. Brannan negoció el pasaje de 75 dólares por adulto y la mitad de esa suma para los niños, con el capitán Abel W. Richardson, maestro y principal propietario del barco Brooklyn.[41]

El 4 de febrero de 1846, el mismo día que comenzara la emigración desde Nauvoo, el barco Brooklyn zarpó del puerto de Nueva York y comenzó su viaje de casi 6 meses rumbo a la costa del Pacífico del entonces Territorio Mexicano de California.[42] La nave pesaba 445 toneladas cortas, medía 38 m x 8.5 m x 4.25 m (125' x 28' x 14') y fue construida en 1834 por Joseph H. Russell de Newcastle, Maine.[41]

El viaje llegó a ser la travesía con más distancia cubierta por una compañía emigrante mormona. El barco se hizo a la mar desde el puerto de Brooklyn, Nueva York y viajó al sur atravesando el ecuador atlántico, alrededor del Cabo de Hornos y se detuvo en el archipiélago Juan Fernández (hogar del marino escocés Alexander Selkirk, conocido como Robinson Crusoe). Echó ancla en las islas de Hawái hasta que finalmente atracó en el muelle de Yerba Buena en San Francisco el 29 de julio de 1846 habiendo durado su viaje 5 meses y 27 días apenas dos meses antes de declararse la guerra entre México y los Estados Unidos.

Augusta Joyce Crocheron, pasajera del barco Brooklyn, describió el viaje:

"En lo que respecta a los placeres del viaje, nos encontramos con decepción, pues en una ocasión, el sereno nos dejó parados por falta de viento en los trópicos, y en otra oportunidad estuvimos debajo, escotillados por razón de una terrorífica tormenta. Las mujeres y los niños tuvieron que ser amarrados a sus camarotes durante la noche, pues de ninguna otra forma podían permanecer en ellos. El mobiliario rodaba de un lado al otro haciendo peligrar extremidades y vidas. Las olas barrían la cubierta y hasta alcanzaron los camarotes... Los llantos de los niños en la oscuridad, las voces de sus madres calmando o reprimiendo, las de los hombres alzadas por sobre las otras voces, todas mezcladas con los angustiados gemidos de los enfermos implorando socorro y, sobre todo, el rugido del viento y el aullido de la tempestad, hicieron una escena y sentimientos indescriptibles."[41]

Los pasajeros del Brooklyn partieron de los Estados Unidos con la esperanza de hallar libertad de culto. Sin embargo, al llegar a San Francisco, se les informó que estaban aún en los Estados Unidos Mexicanos aunque ya estaban bajo el dominio de las fuerzas estadounidenses. A pesar de la tensión que les causaba ser emigrantes en un país católico, la tripulación y los pasajeros "se sentían más animados y seguros." El historiador mormón B. H. Roberts notó en su obra A Comprehensive History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints:

"Con el anuncio del oficial de la naval de los Estados Unidos, que abordó el Brooklyn cuando éste estaba anclando, de que los emigrantes se encontraban en los Estados Unidos Mexicanos y que prontamente serían de los Estados Unidos, tres sinceras ovaciones fueron expresadas como respuesta. El oficial era el Capitán Montgomery, de la balandra de guerra de los Estados Unidos Portsmouth, quien estaba al comando de Yerba Buena y del territorio circunvecino. Tres semanas antes del arribo de los santos, la bandera de los Estados Unidos se había izado indicando que se había tomado control del territorio en nombre del gobierno que la bandera representaba.[42]

Este peligroso viaje marítimo cubrió cerca de 24 000 millas (39 000 km) cobrándose las vidas de 10 de las 238 personas que había a bordo de la nave,[43] nueve de las cuales fueron sepultadas en alta mar. Dos nuevos pasajeros nacieron durante este éxodo marítimo.

Migración subsecuente[editar]

Después de la partida de los Santos de los Últimos Días de Illinois y Misuri, los conversos de otras áreas de los Estados Unidos y Europa siguieron el trayecto inicial para unirse al cuerpo de la iglesia en Salt Lake City. Cada año desde 1847 hasta 1869, miembros de la iglesia que hacían el viaje, lo hacían en grupos organizados en compañías.[44] La migración continuó hasta 1890, pero aquellos que llegaron al valle del Lago Salado en el recién creado ferrocarril de la primera línea transcontinental estadounidense (1869), por lo general, no son considerados parte de los «pioneros mormones».

Colonización del desierto[editar]

Al llegar al Valle del Lago Salado, los pioneros mormones tuvieron que hacerse un lugar para vivir. Crearon sistemas de irrigación, asentaron granjas, aceñas, curtidoras, construyeron casas, iglesias y escuelas y establecieron nuevas industrias de algodón, lana, remolachas azucareras, etc.[16] [20] El acceso al agua fue un elemento crucial en la colonización del área. Casi de inmediato, al llegar al valle, Brigham Young envió partidas de exploradores para identificar y reclamar sitios adicionales con el fin de establecer nuevas comunidades. Aunque resultó difícil encontrar lugares con grandes extensiones de tierra en la Gran Cuenca, con fuentes fiables de agua y donde las estaciones agrícolas duraran lo suficiente para sembrar cultivos suficientes para subsistir, se comenzó a fundar comunidades satélites en todas direcciones. Para construir nuevas poblaciones, Young envió misioneros por todos los Estados Unidos, Canadá y Europa, exhortando a los conversos a migrar a Utah y a territorios vecinos.[14] A la larga, los miembros Santos de los Últimos Días se dirigieron hacia el sur, en lo que es ahora Arizona y Nuevo México, al oeste hasta California, al norte en Idaho y Canadá y al este a Wyoming, asentando muchas comunidades de importancia en estas áreas.[18]

Poco después de que la primera compañía llegara al valle del Lago Salado en 1847, se estableció la comunidad de Bountiful (Utah), un tanto al norte. En 1848, los colonos compraron tierras aún más al norte, en lo que ahora es Ogden (Utah). En 1849 se fundaron comunidades en el Condado de Utah, incluyendo Provo (Utah).[19] También en ese año, por invitación del jefe Wakara, de la tribu de Utes, los pioneros entraron al Valle de Sanpete, en el centro del actual Estado de Utah, donde se estableció el pueblo de Manti.[45] [46] Fillmore, lugar que se había planeado para ocupar la capital del nuevo territorio, se estableció en 1851.[47] En 1855, los esfuerzos misionales dirigidos a las culturas nativas locales trajeron como consecuencia la creación de puestos fronterizos, en Idaho, Las Vegas, Nevada y Elk Mountain, al este de Utah, tales como el Fuerte Lemhi y Salmon River.

Map of USA highlighting Jello Belt.png

Las experiencias de algunos miembros del Batallón Mormón que volvían a sus casas, fueron también claves en el establecimiento de estas nuevas comunidades. En su viaje hacia el oeste los soldados mormones identificaron ríos estables y valles fértiles en Colorado, Arizona y el sur de California. El árbol de Josué, exclusivo del desierto de Mojave, en el sur de California fue nombrado por pioneros mormones a quienes, al verlo por primera vez, les recordó al personaje bíblico en actitud de estar elevando sus brazos al cielo.[48] A medida que los hombres dados de baja en California retornaban a sus hogares en el Valle del Lago Salado, lo hacían a través del sur de Nevada y Utah. En esa ruta descubrieron el cañón donde se encuentra el presente el Parque Nacional Zion, nombrado por la apariencia de las montañas de templos.[49] Jefferson Hunt, un oficial del Batallón Mormón, se dedicó activamente a la búsqueda de sitios para colonizar, que tuvieran abundancia de minerales y otros recursos naturales.[18] Su reporte estimuló los esfuerzos de colonización del Condado de Iron cerca de la actual Cedar City. Estas exploraciones sureñas eventualmente llevaron a los pioneros a establecerse en St. George, San Bernardino (California)[18] y en algunas comunidades en Nuevo México y al sur de Arizona.[46] Para la muerte de Brigham Young en 1877, los pioneros mormones habrían establecido cerca de 400 colonias.[37] Para 1885, las comunidades mormonas se habían establecido hasta el norte de México.[16]

A pesar de los obstáculos presentados en el desierto de la Gran Cuenca, los pioneros lograron tener éxito en sus granjas, en particular por sus métodos innovadores de riego. Se presentaron también desafíos políticos serios en la colonización de Utah. La petición en 1849 de convertirse en un Estado de la Federación, fue negada por el gobierno estadounidense, organizando un territorio con Young como su primer gobernador.[14] Luego en 1852, con nuevas leyes en el país norteamericano prohibiendo la poligamia, práctica que había comenzado entre algunos líderes Santos de los Últimos Días en Nauvoo, aumentaron las tensiones entre el gobierno del país y Brigham Young, algunos considerando que había establecido en el territorio una autocracia.[50] La masacre de Mountain Meadows trajo como consecuencia el envío de milicias despachadas de parte del presidente James Buchanan y la asignación de un nuevo gobernador, Alfred Cummings, un no-mormón quien finalmente logró popularidad entre los santos.[14] Con el tiempo, y sin derramar sangre, se logró la paz con los Estados Unidos y Utah fue ingresado como el Estado número 45, en enero de 1896, el último en ser admitido a la unión estadounidense en el siglo 19. En el año 2000 el Estado contaba ya con una población que superaba los 2 millones de habitantes.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Nuestro Legado. Una breve historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Intellectual Reserve, Inc.. SKU: 3254028. 
  2. a b Institute for Religious Research (1998). «Una breve historia de la iglesia mormona- Cosas que los misioneros mormones no le dirán.» (en español). Consultado el 5 de diciembre de 2007. «Por medio de esta y otras experiencias Smith fue escogido por Dios para ser profeta como lo fue Moisés y otros profetas bíblicos. Smith fue escogido para restaurar las verdades del evangelio y restaurar la iglesia que se había perdido por causa de la».
  3. a b Christian Apologetics and Research Ministry (1998). «Mormonismo: Su Historia» (en español). Consultado el 5 de diciembre de 2007. «Luego de la publicación del Libro de Mormón, se constituyó la Iglesia fundada por Joseph. Tras un rápido crecimiento inicial, y debido en parte a que la nueva religión se apartaba considerablemente del cristianismo -pluralidad de dioses, poligamia (se dice que Joseph tuvo 27 esposas; otros cuentan 48), su rechazo de todas las demás iglesias, etc.- la persecución los forzó a mudarse de Nueva York a Ohio, luego a Misuri, y finalmente a Nauvoo, Illinois. Joseph y su hermano Hyrum fueron encarcelados por quebrantar la ley. Una turba asaltó la cárcel y los asesinó a ambos.».
  4. a b c «Capítulos 32-36». Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia - Manual para el Maestro.. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Salt Lake City, Utah. SKU: 35686002. 
  5. Véase Milton V. Backman, hijo, The Heavens Resound: A History of the Latter-day Saints in Ohio, 1830 1838, 1983, págs. 93 94; y Donald Q. Cannon y Lyndon W. Cook, editores, Far West Record: Minutes of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 1830­1844, 1983, pág. 286. Citado en: James E. Faust: En cuanto a las semillas y la tierra.
  6. María García de Fleury. «Principios, Historia y Crítica de las Religiones» (en español). Consultado el 4 de diciembre de 2007.
  7. a b Ontario Consultants on Religious Tolerance. (25 de mayo, 2007). The LDS Restorationist movement, including Mormon denominations. History of LDS Restorationism: 1839 to now. ReligiousTolerance.org Último acceso 1 de diciembre, 2007.
  8. a b HAMPSHIRE, Annette P. (mayo 1979). «Thomas Sharp and Anti-Mormon Sentiment in Illinois: 1842-1845». Journal of the Illinois State Historical Society 72 (2):  pp. 82-100. http://dig.lib.niu.edu/ISHS/ishs-1979may/ishs-1979may082.pdf. Último acceso: 9 de diciembre, 2007
  9. «Capítulo 21: El Profeta José Smith». Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia - Spencer W. Kimball. Intellectual Reserve, Inc. Salt Lake City, Utah. ISBN 02-36500-002. 
  10. Roberts, B. H. (ed.) History of the Church, vol. 7, ch. XVIII.
  11. History and Succession. Church of Jesus Christ of Latter Day Saints, Strangite. 1 de enero, 2004. [1] Último acceso: 2 de diciembre, 2007.
  12. ReligionFacts.com - Comparative Religion. Further Schisms and the "Mormon War in Illinois" (2004-2007) [2]
  13. a b c RICHARD EDMOND BENNETT, Wayne State University. Mormons at the Missouri: A History of the Latter-Day Saints at Winter Quarters and at Kanesville, 1846-52 - A Study in American Overland Trail Migration. (Volúmenes I y II) (Nebraska, Iowa). Último acceso 14 de abril, 2008.
  14. a b c d Enciclopædia Britannica (2007). «Mormon» (en inglés). Consultado el 2 de diciembre de 2007.
  15. a b c d «Capítulo 15: La colonización del Oeste estadounidense». Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia - Brigham Young. Intellectual Reserve, Inc. Salt Lake City, Utah. «Young guio a los santos hacia el Oeste en 1847 hasta «el mejor lugar que pudimos encontrar. Habría sido imposible para cualquier persona vivir aquí, a menos que trabajase afanosamente... pero éste era el lugar ideal para educar a los Santos de los Últimos Días»» 
  16. a b c d The Architect of the Capitol. «Brigham Young» (en inglés). Consultado el 9 de diciembre de 2007. «In 1844, upon the death of their leader, Joseph Smith, Brigham Young became president of the church. Within two years persecution drove the "Saints" to territory outside the boundaries of the United States. In 1847 he led a party of 148 to the Salt Lake Valley. Young, sometimes called a "modern Moses," successfully organized the emigration of 70,000 pioneers.».
  17. a b «D. y C. 136:1». Doctrina y Convenios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Intellectual Reserve, Inc.. «Organícense en compañías todo el pueblo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y los que viajen con ellos, con el convenio y la promesa de guardar todos los mandamientos y los estatutos del Señor nuestro Dios. Organícense las compañías con capitanes sobre cien, capitanes sobre cincuenta y capitanes sobre diez, al mando de un presidente y sus dos consejeros, bajo la dirección de los Doce Apóstoles.» 
  18. a b c d Marilyn Mills, “True Community: Latter-day Saints in San Bernardino, 1851–1857,” Ensign, Feb 2003, 36–45. [3] Último acceso 25 de noviembre, 2007.
  19. a b c d Excerpts from the Manuscript History of Brigham Young, Bancroft Library, University of California, Berkeley. Citado por S. George Ellsworth, “Heeding the Prophet’s Call,” Ensign, Oct 1995, 30 Último acceso 25 de noviembre, 2007.
  20. a b [[4]]. «The Pioneer Sotry - Brigham Young: An American Moses» (en inglés). Mapa interactivo. Consultado el 22 de noviembre de 2007.
  21. James B. Allen. Search for Sanctuary: Brigham Young and the White Mountain Expedition by Clifford L. Stott. The Journal of American History, Vol. 72, No. 3 (Dec., 1985), pp. 686-687. doi:10.2307/1904335
  22. Richard H. Jackson. Mormon Perception and Settlement (en inglés). Annals of the Association of American Geographers, Vol. 68, No. 3 (Sep., 1978), pp. 317-334. Último acceso 14 de abril, 2008.
  23. Enciclopædia Britannica (2007). «North Platte River» (en inglés). Consultado el 29 de noviembre de 2007. «This historic route then turned westward to follow the south bank of the Platte and, farther west, the North Platte River.».
  24. a b c Pratt, Parley P., Autobiography of Parley P. Pratt [1985], 329-31. Church History Library, Salt Lake City, Utah
  25. Pratt, Parley P., Jr., [Reminiscences], in Arthur D. Coleman, comp., Pratt Pioneers of Utah, [1967], xxviii-xxix. «Apostle John Taylor and my honored Father having the general supervision of these first companies of emigrating pilgrims.» Church History Library, Salt Lake City, Utah
  26. a b [DIGITAL] (1999). «Enciclopedia Católica, versión electrónica en español.» (en español). Consultado el 29 de noviembre de 2007. «El grupo, que contaba con 143 hombres, 3 mujeres y 2 niños, fue guiado por Brigham Young. La mayoría de los emigrantes de Nauvoo permanecieron en refugios temporales en la frontera con México donde se refugiaron en alojamientos invernales en lo que hoy es Nebraska. Bien armados y disciplinados, completaron el viaje de más de 1609 km al Lago Salado sin una sola muerte.».
  27. a b James E. Faust. “Faith in Every Footstep: The Epic Pioneer Journey,” Ensign, May 1997, 62
  28. May, Dean L. Utah: A People's History p. 57. Bonneville Books, Salt Lake City, Utah, 1987. ISBN 0-87480-284-9. Traducción libre.
  29. David O. McKay; en «Conference Report», abril de 1920, pág. 117.
  30. “On the Trail in October: A Closer Look at the Journey West,” Ensign, Oct 1997, 18. [5] Último acceso 21 noviembre, 2007.
  31. Moesser, J. H., "A Pioneer in California," Deseret Evening News, 3 June 1897, 5. «... in traveling along the Platte river we frequently detailed men to go ahead of the wagons and drive the buffalo out of the way so we could pass along the roads, or I do believe that I have seen 100,000 at one time.» Church History Library, Salt Lake City, Utah
  32. Lance B. Wickman, “From Iowa to Immortality: A Tribute to the Mormon Battalion,” Ensign, Jul 2007, 22–27. [6]
  33. Crosby, Jesse Wentworth, Reminiscences [ca. 1860], 38-51. Church Archives, Salt Lake City, Utah
  34. a b Stanley B. Kimball, “Another Route to Zion: Rediscovering the Overland Trail,” Ensign, Jun 1984, 34. [7]
  35. a b c Caroline H. Benzley. “Recordando a Iowa.” Liahona, Jul 2007, 8. [8] Último acceso 21 noviembre, 2007.
  36. Deseret News: Semi-Weekly, 27 de julio de 1880, pág. 2. Citado por: «La vida y el ministerio de Wilford Woodruff». Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia - Wilford Woodruff. Intellectual Reserve, Inc. Salt Lake City, Utah. 2005. «Después de partir de Winter Quarters, ayudó a dirigir a los santos en su emigración más conocida: la jornada a través de llanuras y montañas de los Estados Unidos hasta su tierra prometida en el Valle del Lago Salado. Integraba la primera compañía de pioneros y, en la última parte del viaje, transportó al presidente Brigham Young, que estaba enfermo.» 
  37. a b Earl C. Tingey, “Los profetas pioneros y los modernos,” Liahona, Mayo 2007, 29–31. Disponible en la World Wide Web: [9] Último acceso 25 de noviembre, 2007
  38. Slaughter, William and Landon, Michael. "Trail of Hope: The Story of the Mormon Trail". p. 23, 24. Deseret Book Company, Salt Lake City, 1997.
  39. shipBrooklyn.org. «“The New York Messenger”» (en inglés). Andrew Jenson, Encyclopedic History of the Church págs. p.579. Consultado el 18 sep 2007. «NEW YORK MESSENGER (The), was a periodical published in the interest of the Church in the city of New York as a continuation of “The Prophet,” and with the understanding that it was such a continuation, its first issue dated July 5, 1845, was numbered No. 53, or No. 1, Volume 2.».
  40. Jenson., Andrew. Encyclopedic History of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints.. Salt Lake City, Utah: Deseret News Press: Church of Jesus Christ of Latter-Day Saints. pp. 579. ISBN. «the first numbers were edited by Parley P and Orson Pratt but after that Samuel Brannan became the editor» 
  41. a b c Sonne, Conway B. Ships, Saints, and Mariners: A Maritime Encyclopedia of Mormon Migration, 1830-1890 pages 32-33. Salt Lake City, University of Utah Press, 1987
  42. a b Roberts, B. H. (1930). A Comprehensive History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, Century I 6 volumes. Vol.3, Ch.71, p.25. Brigham Young University Press; ISBN 0-8425-0482-6 (1930; Hardcover 1965) (out of print)
  43. shipBrooklyn.org. «Passengers of the Ship Brooklyn» (en inglés). Asociación del barco Brooklyn. Consultado el 18 sep 2007.
  44. «Mormon Pioneer Overland Travel, 1847–1868» (en inglés). Consultado el 18 nov 2007. «Lista cronológica de las compañías de pioneros mormones. The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints».
  45. Ronald W. Walker, “‘We Must Keep One Another’,” Ensign, Jun 2001, 44. [10] Último acceso 25 de noviembre, 2007.
  46. a b Richard G. Oman, “Gospel Taught, Gospel Shared,” Ensign, Jun 2001, 50 [11] Último acceso 25 de noviembre, 2007.
  47. “The Way It Looks Today: Some LDS Settlements in the West,” Ensign, Feb 1980, 36. [12] Último acceso 25 de noviembre, 2007.
  48. Eusebio Val (01/06/2006). «El árbol de Josué» (en español). LA VANGUARDIA, el diario de Cataluña. Consultado el 29 de noviembre de 2007. «El parque le debe su nombre al árbol bautizado en honor de la figura bíblica. A los pioneros mormones que cruzaron aquellas tierras, en el siglo XIX, la forma de las ramas les recordó los brazos de Josué alzados al cielo.».
  49. Maricarmen Reguero - Editora Travesías (17 de agosto de 2007). «Que ver y hacer en Las Vegas» (en español). Diario Primera Hora. Consultado el 29 de noviembre de 2007. «Este espectacular parque (tel: (435) 772 3256; página web: www.zion.national-park.com) se encuentra justo en la frontera entre Nevada y Utah, a 251km al este de Las Vegas. Recibe su nombre de los pioneros mormones que llegaron a la región y quedaron impresionados por las formaciones rocosas en forma de templo.».
  50. Microsoft Encarta Online Encyclopedia 2007 (1993-2007). «Brigham Young» (en inglés). Consultado el 9 de diciembre de 2007. «Under Young's autocratic leadership Salt Lake City and the surrounding region soon became the Zion, or promised land, that the Mormons had long sought.».

Bibliografía[editar]

  • Barney, Ronald O., editor. The Mormon Vanguard Brigade of 1847: Norton Jacob's Record. Utah State University Press, Logan, Utah 2005. ISBN 0-87421-609-5.
  • Bennett, Richard E. We'll Find the Place: The Mormon Exodus 1846-1848. Deseret Book Company, Salt Lake City, Utah, 1997. ISBN 1-57345-286-6.
  • Hafen, Leroy and Ann. "Handcarts to Zion". University of Nebraska Press, 1992.
  • Madsen, Carol Cornwall. Journey to Zion: Voices from the Mormon Trail. Salt Lake City, Utah, Deseret Book, 1997. ISBN 1-57345-244-0.
  • May, Dean L. Utah: A People's History. Bonneville Books, Salt Lake City, Utah, 1987. ISBN 0-87480-284-9.
  • Slaughter, William and Landon, Michael. "Trail of Hope: The Story of the Mormon Trail". Deseret Book Company, Salt Lake City, 1997.
  • Stegner, Wallace. "The Gathering of Zion". University of Nebraska Press, 1992.

Enlaces externos[editar]