Pierrot el loco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pierrot le fou
Título Pierrot el loco
Ficha técnica
Dirección
Ayudante de dirección Pierre Guffroy
Producción Georges de Beauregard
Guion Jean-Luc Godard
Música Antoine Duhamel
Sonido René Duhamel
Fotografía Raoul Coutard
Montaje Françoise Collin
Protagonistas Jean-Paul Belmondo (Ferdinand),
Anna Karina (Marianne),
Dirk Sanders (Fred),
Graziella Galvani (Esposa de Ferdinand),
Roger Dutoit (Ganster),
Raymond Devos,
Jimmy Karoubi (Enano),
Pascal Aubier,
Christa Nell (Srta. Staquet),
Pierre Hanin,
Princesa Aicha Abidir,
Samuel Fuller,
Alexis Poliakoff,
Laszlo Szabo,
Jean-Pierre Léaud.
Datos y cifras
País(es) Francia
Año 1965
Idioma(s) francés
Compañías
Productora Les Filmes Georges de Beauregard, S.N.C., Dino de Laurentis Cinematográfica

Pierrot el loco, más conocida por su título original francés Pierrot le fou es una película francesa de 1965 dirigida por Jean-Luc Godard, y protagonizada por Anna Karina y Jean-Paul Belmondo, basada en la novela de Lionel White.

Argumento[editar]

Ferdinand Griffon es un profesor de Lengua Española casado con una italiana. Ha sido recientemente despedido de la televisión en la que trabajaba. Su mujer le fuerza a ir a una fiesta en la casa del padre de ella, el cual es empresario y quiere presentar a Ferdinand a un importante empleado. El hermano de ella deja a la cuidadora Marianne Renoir al cuidado de sus hijos. Ferdinand se siente aburrido en esa fiesta burguesa, la cual se presenta como una especie de sucesión continua de anuncios de diferentes productos, pero los protagonistas son los hablantes de la diferentes conversaciones entre la gente de la fiesta. Por lo tanto, Ferdinand roba el coche de su cuñado y vuelve a casa. Allí encuentra a Marianne, quien había sido su amante cinco años atrás e insiste en llamarlo Pierrot. Él le ofrece llevarla a casa; sin embargo, él pasa toda la noche con ella y descubre que está involucrada en el tráfico de armas. Marianne es perseguida por unos terroristas, entonces deciden viajar a la playa sin dinero, dejando París y su familia atrás en un loco viaje a ningún lado.

Durante sus aventuras, la pareja comete crímenes mientras intercambian ideas sobre la vida, el amor y las personas. Ferdinand es un aficionado a la lectura y mantiene un diario, tomas de las páginas de este van apareciendo intermitentemente durante la película.

Luego de descubrir que Marianne en realidad lo estaba engañando con otro hombre, los persigue y les da muerte con un revolver para proceder a suicidarse amarrando cintas de dinamita alrededor de cabeza.

Un último intercambio de palabras entre la pareja protagonista se escucha mientras la cámara enfoca el mar y el cielo.