Philip Howard

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Conde de Arundel.
Grabado del siglo XIX por William Barraud que representa el Conde de Arundel, en la Torre de Londres.

Philip Howard, XX conde de Arundel (28 de junio de 155719 de octubre de 1595) fue un noble inglés y un santo de la Iglesia Católica. Fue canonizado por el Papa Pablo VI en 1970, como uno de los Cuarenta Mártires de Inglaterra y Gales. Dependiendo de la fuente, se le cita como XX o XIII conde de Arundel.

Biografía[editar]

Nació en Strand, Londres. Fue el hijo mayor de Thomas Howard, IV duque de Norfolk y de Lady Mary FitzAlan, hija de Henry FitzAlan, XIX conde de Arundel. Fue bautizado en el Palacio de Whitehall, con la asistencia de la Familia Real y en honor a su padrino, el rey Felipe II de España.

A la edad de catorce años se casó con su hermana adoptiva Anne Dacre. Después de años separados se reunieron y construyeron un matrimonio muy fuerte.

Su padre fue condenado en un juicio sumarísimo y ejecutado en 1572. Philip Howard heredó el condado de Arundel en 1580.

Howard, y gran parte de su familia, siguieron siendo católicos durante el reinado de Reina Isabel, cuando era muy peligroso hacerlo. También trató de salir de Inglaterra sin permiso. Mientras que algunos podrían haber hecho esto sin levantar la atención, Howard era primo segundo de la Reina. Fue enviado a la Torre de Londres el 25 de abril de 1585. Si bien los cargos de alta traición nunca se demostraron, pasó diez años en la torre, hasta su muerte por disentería. En su lecho de muerte, había solicitado a la reina que le permitiera ver a su esposa e hijo, que había nacido un año después de su encarcelamiento. La Reina respondió que se si se convertía al protestantismo su solicitud sería concedida. Él se negó y murió solo en la torre. Fue inmediatamente reconocido como un mártir católico.

Fue enterrado sin ceremonia bajo el suelo de la iglesia de San Pedro ad Vincula, intramuros de la torre. Veintinueve años más tarde, su viuda y su hijo obtuvieron permiso del rey Jaime I de Inglaterra para trasladar sus restos a la Capilla de los FitzAlan, justo debajo del Castillo de Arundel. Su tumba fue trasladada a la catedral católica en Arundel en 1971 y es hoy un lugar de peregrinación.

Fue condenado en 1589, pero su hijo Thomas fue reconocido como heredero, recuperando el condado de Arundel, así como otros títulos menores de su abuelo.

Referencias[editar]