Peste pulmonar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Peste pulmonar
Yersinia pestis.jpg
Microfotografía con microscopio electrónico mostrando bacterias yersinia pestis
Clasificación y recursos externos
CIE-10 A20.0
CIE-9 020.0
DiseasesDB 14226
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

La peste pulmonar o peste neumónica, es una de las formas en que se presenta la enfermedad llamada peste, provocando afectación grave de los pulmones. Puede ocurrir de manera separada, o asociada a otras formas de la enfermedad, como la peste bubónica y la peste septicémica. La peste es una infección provocada por la bacteria Yersinia pestis.

Peste pulmonar[editar]

Ocurre cuando la bacteria Yersinia pestis infecta los pulmones. Este tipo de peste puede propagarse de persona a persona a través del aire. La transmisión puede ocurrir si una persona inhala bacterias aerolizadas. La peste pulmonar también puede propagarse al inhalar Yersinia pestis suspendida en las gotas minúsculas que se forman en las vías respiratorias de una persona (o animal) que sufre de peste pulmonar. Para infectarse de esta manera, por lo general se requiere que una persona esté en contacto directo y cercano con una persona o animal enfermo. La peste pulmonar también puede darse si una persona que sufre de peste bubónica o peste septicémica no recibe el tratamiento pertinente y la bacteria entra a los pulmones.

Síntomas y tratamiento de la peste pulmonar[editar]

En la peste pulmonar, las primeras señales de la enfermedad son fiebre, mareos, dolor de cabeza y debilidad; además se presenta rápidamente un cuadro de pulmonía con dificultad para respirar. La neumonía progresa durante 8 a 10 días y puede provocar insuficiencia respiratoria y shock. De no ser atendido a tiempo, el paciente podría morir, aunque hoy en día y gracias a los tratamientos actuales, no es necesario tan siquiera una hospitalización del paciente.

El tratamiento a base de antibióticos durante 7 días protegerá a las personas que han estado en contacto directo y cercano con pacientes infectados. El uso de una máscara quirúrgica bien ajustada también protege contra la infección.

Es esencial un tratamiento temprano de la enfermedad. A fin de reducir las probabilidades de muerte, es recomendable administrar antibióticos dentro de las 24 horas a partir de la aparición de los primeros síntomas. El tratamiento se basa en la administración de antibióticos durante un periodo de tiempo variable según el caso concreto.

El organismo que la causa fue descrito, casi al mismo tiempo, por el japonés Sharamiro Kitasato y el suizo Alexandre Yersin. Bacilo que lleva el nombre de este último y la prevención fue posible gracias la inoculación de una vacuna preparada con organismos muertos o por la inyección de una cepa activa pero no virulenta llamada Yersinia

Peste bubónica[editar]

La peste bubónica es la forma de presentación de la peste más común y diferente a la peste pulmonar. Ocurre cuando una pulga de una rata infectada por el bacilo, pica a una persona.[1]

Peste septicémica[editar]

Ocurre cuando la bacteria de la peste se multiplica en la sangre por sí sola o a consecuencia de una complicación de la peste pulmonar o bubónica. Los pacientes presentan fiebre, escalofríos, postración, shock y hemorragia en la piel o en otros órganos. La peste septicémica no se propaga de una persona a otra.

Peste en la actualidad[editar]

La OMS informa de la existencia de 1000 a 3000 casos de peste al año en el mundo. En la actualidad existen focos permanentes en zonas montañosas y desérticas. La peste sigue activa también en algunas zonas de África, Asia, Norteamérica y América del Sur. En las zonas endémicas de peste la mayoría de los casos afectan a la población indígena donde las condiciones higiénicas son deficientes. La peste afecta por igual a hombres y mujeres.[2] la peste negra puede ser como la enfermedad de los piojos por que no pueden estar cerca de una persona que por solo moverse se puede contagiar

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Panagiotakopulu, 2002.
  2. Seguimiento de la OMS de brotes de peste en el mundo.

Bibliografía[editar]

  • Panagiotakopulu, Eva (agosto-septiembre 2002). Pharaonic Egypt and the origins of Plague, Environmental Catastrophes and Recoveries in the Holocene. Uxbridge, Reino Unido: Department of Geography & Earth Sciences, Brunel University. 

Enlaces externos[editar]