Pesca industrial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La pesca industrial es un tipo de pesca que tiene como objetivo obtener un gran número de capturas.

Para ello, se necesita:

  • capital para equipar a los barcos e investigar nuevos sistemas de pesca
  • tecnología avanzada para aumentar el volumen de capturas y por lo tanto, que la actividad sea rendible
  • infraestructuras portuarias donde puedan desembarcar y donde se puedan distribuir las capturas.

Pesca por lugar en que se practica[editar]

Según el sitio donde se practica se pueden distinguir la pesca costanera, la pesca de altura y la gran pesca.

Los barcos costaneros no son muy grandes, se alejan poco de la costa y cada día vuelven al puerto para desembarcar las capturas.
  • En la pesca costanera los barcos son pequeños y disponen de redes y sedales potentes. Se alejan poco de la costa y las capturas que desembarcan en el palco, son cada vez menos numerosas porque los fondos se agotan.
    En la pesca de altura se aplica una tecnología sofisticada. Éstos barcos son factorías flotantes, donde se manipula y transforma, sobre todo, en producto congelado.
  • La pesca de altura la llevan a cabo las flotas más importantes, que disponen de barcos grandes y bien equipados que se encuentran en alta mar semanas o meses. Estos barcos llevan radares para detectar los bancos de peces y así, la dirección y la velocidad en la cual se desplazan; también llevan sonares para medir la importancia de los bancos detectados. Tienen instalaciones frigoríficas para conservar el pescado a bordo en perfectas condiciones.
  • La gran pesca. En algunos países como Japón, Rusia... tienen unidades que pescan en aguas muy lejanas junto con grandes barcos de abastecimiento. Diariamente, salen a pescar numerosas embarcaciones, que vuelven al barco de abastecimiento para descargar la pesca. El pescado se clasifica y se sala, se congela o se pone en conserva.

Pesca industrial vs. pesca artesanal[editar]

La pesca industrial tiene como contra parte a la pesca artesanal. Las dos hoy en día compiten más que todo en países subdesarrollados donde la pesca industrial no se ha ocupado de todo el mercado. Algunas de las diferencias que comparten estas dos prácticas son las siguientes.

  • el personal utilizado en el área industrial es de aproximadamente medio millón mientras que el trabajo artesanal requiere de doce millones de trabajadores alrededor del mundo.
  • la pesca industrial consigue anualmente alrededor de 29 millones de toneladas de peces mientras que la artesanal recoge 24 millones de toneladas, dato que demuestra la eficiencia de los métodos empleados por la industria pesquera
  • el costo que refleja la mano de obra industrial oscila entre los $30,000-$300,000 mientras que la artesanal está entre $250-$2,500.

Esto demuestra que en términos económicos, la pesca artesanal resulta más eficiente, al igual que en términos ecológicos pues la pesca industrial requiere entre 14-19 millones de toneladas de combustible mientras que la pesca artesanal consume únicamente 1-3 millones de toneladas. Esto sin tener en cuenta la diferencia entre la cantidad de peces que son desechados en alta mar por culpa del by-catch que llega a las 40 millones de toneladas mientras que la pesca artesanal no tiene ninguno.

Pesca de arrastre vs. deforestación[editar]

La pesca de arrastre o retropesca es un estilo utilizado actualmente en donde un barco hala de una malla que llega hasta el fondo y va recogiendo y acabando con todo lo que se encuentra a su paso. Es un estilo comparable con la deforestación que tiene casi el mismo impacto ecológico a nivel mundial. Estos se asemejan en la medida que dejan un gran impacto en los suelo hasta el punto de dejarlos casi infértiles. Además el remover los suelos selváticos y acuáticos libera carbono que se encontraba atrapado allí afectando directamente la capa de ozono. Estos afectan más que todo las zonas subpolares y tropicales.

La diferencia es que el método de pesca de arrastre afecta un área mayor al que la deforestación. La deforestación únicamente en la parte del Caribe y América Latina (lugares que conforman el 22 % del área selvática mundial), entre los años 2000 y 2010 perdió 64 millones de hectáreas sin tener en cuenta el área que se perdió a nivel mundial y que aun así es menor al área afectada por la pesca de arrastre. Además no se está teniendo en cuenta el tiempo que toma la recuperación de estas zonas pues el suelo acuático toma más de 10 veces el tiempo que requiere el suelo selvático para recuperarse.