Empleado público de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El empleado público de España es la categoría que engloba al personal de la Administración Pública de España, sea éste personal funcionario de carrera, interino, laboral (fijo o tempoeral) y eventual.

En el desarrollo de las funciones que ostenta la Administración Pública en España (en adelante AP o AAPP) necesita de personas físicas para su ejercicio. Éstas conforman hoy en día órganos y unidades al servicio de ella. Dicho personal se caracteriza por su condición heterogénea y por su amplitud, por ello podemos hacer una clasificación y distinción de todos ellos.

Clasificación actual[editar]

  • Personal fijo:
    • Funcionario de carrera: Son empleados públicos, lo que en España vulgarmente se denomina funcionario, poseen un vínculo estatutario hacia la administración de forma permanente.
    • Personal laboral fijo: Son empleados públicos y poseen un vínculo laboral (contractual) permanente con las AAPP.
  • Personal temporal: Funcionario interino y personal laboral temporal. Son empleados públicos cuyo vinculo con la administración es temporal, en ambos casos hasta que los puestos que ostentan sean ocupados o abolidos por parte de la AP. Distinguir el tipo de vínculo para cada uno de ellos es de vital importancia para su entendimiento, los funcionarios interinos poseen un carácter estatutario temporal y el personal laboral temporal uno contractual-laboral.
  • Personal político o personal eventual: Son empleados públicos especiales y poseen un vínculo temporal de caracter eventual con la AP. El acceso se realiza por concurso de libre designación. Realizan funciones de asesoramiento y de confianza hacia un puesto político determinado y por ello, podrán ser cesados libremente. La extensión de su cargo no durará más que el tiempo qué esté en la AP el cargo político que lo eligió.
  • No son empleados públicos:
    • Políticos o gobernantes: No son empleados públicos dado que su elección la realiza el pueblo español haciendo uso de su poder democrático, pero nos vemos obligados a conocerlos dado que a pesar de no ser empleados públicos si realizan una labor para la administración.
    • Personas o empresas que son contratadas por la administración para desempeñar funciones públicas (que se suelen denominar usualmente como asistencias técnicas): No son empleados públicos y su vinculo con la administración es contractual. Realizan labores específicas para las AAPP dado que éstas no disponen de puestos con igual labor que la realizada por alguna de éstas personas.
    • Personal directivo: No son empleados públicos, pero sí lo podemos definir como personal al servicios de ellas. Se trata de personas experimentadas en alta dirección encargadas de hacer de guía en cada administración. Su vínculo con las AAPP estará basado en una serie de normas y principios.

Ésta clasificación responde a un planteamiento de la función pública sostenida por el autor de la doctrina Parada Vázquez quién la consideraba como el conjunto de personas a disposición de las AAPP que tienen a su cargo las funciones y servicios públicos.

Clasificación según el Estatuto Básico del Empleado Público[editar]

La Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público (en adelante EBEP) en su título II establece las clases de personal al servicio de las administraciones públicas.

A) Concepto y clases de empleados públicos.

  1. Son empleados públicos quienes desempeñen funciones retribuidas en las AAPP al servicio de los intereses generales.
  2. Los empleados públicos se clasifican en:
a. Funcionarios de carrera
b. Funcionarios interinos
c. Personal laboral, ya sea fijo, por tiempo indefinido o temporal
d. Personal eventual

B) Personal directivo

  1. Es personal directivo el que desarrolla funciones directivas profesionales en las AAPP, definidas como tales en las normas específicas de cada Administración.

Acceso a la función pública[editar]

La condición de funcionario de carrera se adquiere por el cumplimiento sucesivo de los siguientes requisitos:

  1. Superación del proceso selectivo.
  2. Nombramiento por el órgano o autoridad competente, que será publicado en el Diario Oficial correspondiente. No podrán ser funcionarios y quedarán sin efecto las actuaciones relativas a quienes no acrediten, una vez superado el proceso selectivo, que reúnen los requisitos y condiciones exigidos en la convocatoria.
  3. Acto de acatamiento de la Constitución y, en su caso, del Estatuto de Autonomía correspondiente y del resto del Ordenamiento Jurídico.
  4. Toma de posesión dentro del plazo que se establezca.

Para acceder a la administración se debe pasar una serie de pruebas constitucionales que respeten los principios de igualdad, mérito, capacidad y [[publicidad]+ (art.23 y 149.1.18 de la CE). Dichas pruebas se clasifican en:

  • Oposición: pruebas escritas, orales con carácter teórico o práctico sin importar el número que demuestren los conocimientos requeridos para el puesto al que se opta.
  • Concurso: valoración de méritos (formación, experiencia, etc)
  • Concurso-Oposición: se trata de una combinación de ambas, en la que se miden los conocimientos y se valorarán los méritos y el procedimiento por defecto. En ningún caso la puntuación obtenida en la fase de concurso podrá aplicarse para superar los ejercicios de la fase de oposición.

Oferta de empleo público (OPE)[editar]

Las necesidades de recursos humanos, con asignación presupuestaria, que deban proveerse mediante la incorporación de personal de nuevo ingreso serán objeto de la Oferta de empleo público como instrumento de gestión de la provisión de las necesidades de personal, lo que comportará la obligación de convocar los correspondientes procesos selectivos para las plazas comprometidas y hasta un diez por cien adicional, fijando el plazo máximo para la convocatoria de los mismos. En todo caso, la ejecución de la oferta de empleo público deberá desarrollarse dentro del plazo improrrogable de tres años.

La Oferta de empleo público se aprobará anualmente por los órganos de Gobierno de los poderes públicos, deberá ser publicada en el Diario oficial correspondiente. Previamente, debe negociarse con los representantes sindicales en todo lo referente a su preparación y diseño, así como en lo que respecta a sus criterios generales.

Grupos de clasificación[editar]

Según el EBEP, en su artículo 76, la clasificación profesional del funcionario de carrera es:

  • Grupo A, dividido en dos subgrupos A1 y A2.
Se exigirá estar en posesión del título de Grado y la clasificación de cada subgrupo estará en función la responsabilidad y características del puesto.
  • Grupo B
Se exigirá el título de Técnico Superior.
  • Grupo C, dividido en dos subgrupos C1 y C2.
C1: Se exigirá el título de Bachillerato o de Técnico.
C2: Se exigirá título de graduado en ESO.

En ésta nueva clasificación se ha eliminado las equivalencias con algunos de los grupos anteriores.

Véase también[editar]

Referencias[editar]