Persona (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Persona
Título Persona
Ficha técnica
Dirección
Producción Ingmar Bergman
Guion Ingmar Bergman
Música Lars Johan Werle
Fotografía Sven Nykvist
Montaje Ulla Ryghe
Vestuario Mago
Protagonistas Bibi Andersson
Liv Ullmann
Margaretha Krook
Gunnar Björnstrand
Jörgen Lindström
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Suecia Bandera de Suecia
Año 1966
Género Drama
Duración 85 min
Idioma(s) sueco
Ficha en IMDb
Calificaciones profesionales
Calificaciones
Fuente Calificación
Rotten Tomatoes link 9/10 estrellas
Empire link 5/5 estrellas
Alohacriticón link 5/5 estrellas

Persona es una película de Ingmar Bergman, dirigida, escrita y producida por este cineasta en 1966. Es uno de los filmes más audaces del director sueco, desde un punto de vista formal, ya que introduce numerosos elementos vanguardistas de las corrientes renovadoras del cine de la nouvelle vague francesa y del free cinema anglosajón. Ampliamente considerada una de las mejores películas de la historia.

Pregenérico[editar]

El comienzo está muy cargado de elementos, como el ruido del proyector y la película deslizándose por los engranajes de éste. Se intercambian imágenes de la mujer con los ojos abiertos y luego cerrados, simbolizando la contraposición de la muerte.

Este pregenérico dura 6 minutos, y consiste en una serie de imágenes que se van intercalando y que da paso a la película. Algunas de las imágenes simbólicas (siempre relacionadas con la vida y la muerte) son un dibujo animado que nos evoca a la infancia. A continuación, un film mudo muestra a un hombre perseguido por un esqueleto. Además, hay una dualidad que muestra el simbolismo del sacrificio cristiano. Por una parte, el sacrificio de un cordero destripado haría referencia al Antiguo testamento y por otro lado, una palma de mano atravesada por un clavo correspondería con el Nuevo testamento.

A continuación de estas imágenes vemos un niño que se levanta de una cama e intenta aclarar la imagen borrosa de una mujer que equivaldría a la posición activa del espectador que tiene que dar sentido a lo que va a verse a continuación en la película.

Lo primero que capta la atención al ver Persona es la trabajada puesta en escena que Ingmar Bergman logra crear ya desde el pregenérico. Inquieta pero al mismo tiempo fascina al espectador el contemplar esas imágenes en cierto modo incoherentes y desconcertantes. Este primer inicio llegará a su fin con el intento de aclarar esa imagen borrosa que en realidad es una simbiosis del rostro de Alma y Elisabeth.

Argumento[editar]

Elisabeth (Liv Ullmann) es una conocida actriz teatral que, durante una representación de Electra, se queda sin habla. Ingresada en un hospital, aunque no sufre ningún tipo de enfermedad continúa sin pronunciar sonido alguno. Para sacarla de su mutismo, se traslada junto con Alma (Bibi Andersson), su enfermera, a una idílica casa de verano.

Allí se establecerá una relación entre ellas que se convertirá casi en simbiosis. Alma sustituye el silencio de Elisabeth con sus propios relatos, en los que confesará sus más íntimos secretos a la actriz. La aparición del marido de Elisabeth acabará por materializar la intensa conexión que se ha establecido entre las dos mujeres.

El tema principal de la película es la problemática de la identidad personal para ello utiliza a dos personajes en cierto modo contrapuestos. El rol de Alma se vincula con un carácter caritativo muy en relación con su propia profesión. No obstante, con el paso de los minutos se contempla que su actitud no resulta tan sincera pues acaba dándose cuenta que los propósitos que tiene en la vida no corresponden con los actos que luego realiza. En cambio, Elisabeth ha terminado por desconfiar de sus propias acciones. En su lugar, opta por permanecer en silencio ante la agresión que sufre del mundo exterior. Dicho de otro modo, se niega a seguir mostrando al resto de personas su propia identidad. Según la psiquiatra que la atiende es una distinción entre el ser y el parecer.

Comentarios[editar]

El nacimiento del guión de Persona no podría determinar más el desarrollo del film. Ingmar Bergman lo ideó mientras se encontraba ingresado en un hospital, convaleciente a causa del estrés. El director sueco quería hacer una película totalmente creativa, libre de las ataduras de los estudios y los productores.

Persona es, dentro de la conocida filmografía de este director, una de sus obras más controvertidas.

La película reflexiona sobre su propia materialidad, su propio sistema (esto se ve en el pregenérico con las bobinas). Este film plantea muchos interrogantes, habla sobre los procedimientos ópticos y mecánicos de la cinematografía, comenta su propia filmicidad. En griego "persona" significa máscara.

Curiosidades[editar]

• Es la película más autorreflexiva de Ingmar Bergman y cuando el director realizó el film pensó en llamarla "Cinematografía". Es una película que habla de sí misma, de la materialidad de la película y de cómo esa materialidad de la proyección nos sumerge en el mundo de la escisión.

• La película está influenciada por la obra literaria La más fuerte, de Strindberg.

• Al comienzo de la película, en el pregenérico, una de las imágenes que aparecen es un pene en erección que fue censurado en ciertos países como EE.UU y España.

Premios[editar]

• 1967: Nominada al BAFTA: Mejor actriz extranjera (Bibi Andersson).

• 1967: Premios Guldbagge (Suecia): Mejor película y actriz (Bibi Andersson).

Ediciones en DVD y Blu-ray Disc[editar]

En lengua española, fue editada en DVD por primera vez por Manga Films (Barcelona 2006), dentro de la Colección Ingmar Bergman y en Blu-ray Disc por Vértice Cine (Barcelona, diciembre, 2011).

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

Company, Juan Miguel (1993). Ingmar Bergman. Madrid: Cátedra.

Enlaces de interés[editar]