Período Tudor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alegoría de la Dinastía Tudor, atribuida a Lucas de Heere, circa 1572. De izquierda a derecha: Felipe II de España, María I de Inglaterra, Enrique VIII, Eduardo VI e Isabel I.

El período Tudor (en inglés: Tudor period) se refiere por lo general al lapso de tiempo entre los años 1485 y 1603, particularmente en lo relacionado con la historia inglesa. Debe su nombre al hecho de que coincide con el reinado de la Casa de Tudor en Inglaterra. La Reforma protestante en ese reino comenzó durante este período. En ocasiones, incluye el reinado de Isabel I (1558-1603), aunque con frecuencia se le designa separadamente como época isabelina.

Sanidad[editar]

Los municipios de este período eran comparativamente pequeños y superpoblados. Las calles de adoquines eran estrechas y solían estar sucias debido a que las alcantarillas corrían a cielo abierto paralelas a aquellas, llevando las aguas negras hasta el río más cercano. Las ratas y las moscas propagaban enfermedades como el tifus y la peste bubónica. Pocos habitantes vivían hasta más de los cuarenta y a menudo los niños morían antes de los cinco años de edad.

Casas y costumbres alimenticias[editar]

Los más adinerados vivían por lo general en grandes mansiones en el campo, con hasta 150 sirvientes. Estas casas tenían muchas chimeneas debido a los numerosos hogares que se necesitaban para mantener calientes las amplias habitaciones. El fuego que allí había constituía además el único medio existente para cocinar los alimentos.

El venado constituía una parte fundamental en la dieta de los ricos; frecuentemente también comían mirlo o alondra. Por otro lado, las patatas no eran muy difundidas, debido a que los granjeros estaban apenas comenzando a incluirlas en sus cultivos después de que exploradores como Walter Raleigh las introdujeran en el Reino Unido. La miel era normalmente utilizada para endulzar los alimentos, puesto que no era fácil conseguir azúcar, aunque cuando se contaba con ella era usada en todas las comidas, incluso en la carne.

Los pobres jamás tuvieron acceso al azúcar o a las patatas y casi nunca comían carne. Ocasionalmente cazaban conejos o pescaban, pero durante la mayor parte del tiempo se alimentaban con pan y hortalizas, como el repollo o el nabo.

Educación[editar]

Los chicos de familias pobres no tuvieron la posibilidad de ir a la escuela. En entornos económicamente mejor posicionados, los niños tenían tutores que les enseñaban a leer y a escribir francés. No obstante, los varones solían ser enviados a escuelas pertenecientes a monasterios, en donde aprendían principalmente latín en aulas de hasta sesenta estudiantes. Pocas niñas asistían a la escuela.

Pasatiempos[editar]

Los ricos solían salir a cazar ciervos y jabalíes salvajes para sus banquetes. También disfrutaban de la práctica de esgrima y asistían a competencias de justa. Los pobres jugaban a un tipo de fútbol en que unos saltaban sobre otros resultando a menudo en fracturas en el cuello y la espalda. Existían algunos teatros donde los espectadores presenciaban obras, agradándoles particularmente las del joven autor William Shakespeare; la ópera también tenía mucho éxito entre los que pertenecían a las clases más altas de la comunidad, quienes solían verlas con binoculares.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • (en inglés) Tudor food - learning resources from the British Library