Pequeño Albert

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El experimento del Pequeño Albert es una demostración empírica del procedimiento de condicionamiento clásico realizada por John B. Watson y su colaboradora Rosalie Rayner, en la Universidad Johns Hopkins.

Objetivos[editar]

Según describen Watson y Rayner (1920), los objetivos de este experimento eran:

  1. ¿Puede condicionarse a un niño para que tema a un animal que aparece simultáneamente con un ruido fuerte?
  2. ¿Se transferirá tal miedo a otros animales u objetos inanimados?
  3. ¿Cuánto persistirá tal miedo? No lo sabremos hasta finalizar el experimento con el pequeño Albert.

Metodología[editar]

Se seleccionó a un niño sano de nueve meses, Albert, para el experimento. Se lo examinó para determinar si existía en él un miedo previo a los objetos que se le iban a presentar (animales con pelo), examen que fue negativo. Sí se identificó un miedo a los sonidos fuertes (como el producido al golpear una lámina metálica con un martillo fuertemente).

El experimento inició cuando Albert tenía 11 meses y tres días. El diseño era presentarle al pequeño Albert un ratón de color blanco y al mismo tiempo un ruido fuerte (golpeando una barra detrás de la cabeza del niño). Después de varios ensayos, el niño sollozó ante la presencia de una rata, y luego mostró generalización del estímulo ante bloques, un perro, lana, un abrigo, etc.

    EI (ruido)  -----------> RI (llanto)
    
    EN (objeto blanco) 
     
    EC (objeto blanco) ----> RC (llanto)

No llegó a implementarse una segunda fase del experimento, que consistiría en estudiar la forma de quitar el miedo condicionado. Algunas versiones[1] atribuyen esta interrupción a que la madre, una niñera que trabajaba en el Hogar para Niños Inválidos Harriet Lane y también en la Phipps Clinic dependiente de la Universidad Johns Hopkins, que era en donde Watson llevaba a cabo sus experimentos, retiró al niño de la serie de experimentos. Otras señalan que Watson sabía de cuánto tiempo dispondría desde el comienzo, con lo cual no se explica la falta de previsión.[2]

Es importante señalar que el experimento del pequeño Albert no se podría realizar hoy en día en psicología por considerarlo contrario a la ética de la experimentación científica.

Referencias[editar]

  1. Véase Kasschau, R. (2001). Understanding psychology. Columbus, Glenco/McGraw-Hill, pág 247.
  2. Véase Harris, Ben (1979):Whatever Happened to Little Albert?, en American Psychologist, 34, 2, pp. 151–160 (en particular, página 152)
  • Watson, John B. & Rayner, Rosalie (1920). "Conditioned emotional reactions". Journal of Experimental Psychology, 3(1), pp. 1-14.
  • Beck, H. P., Levinson, S., & Irons, G. (2009). Finding Little Albert: A journey to John B. Watson's infant laboratory. American Psychologist, 64, 7. pp. 605-614.

Véase también[editar]