Pee-wee's Big Adventure

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pee-wee's big adventure
Título La gran aventura de Pee-wee
Ficha técnica
Dirección
Producción Richard Gilbert Abramson
Robert Shapiro
Guion Paul Reubens
Phil Hartman
Michael Varhol
Música Danny Elfman
Fotografía Victor J. Kemper
Protagonistas Paul Reubens
Elizabeth Daily
Mark Holton
Diane Salinger
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1985
Género Comedia
Aventura
Duración 90 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Presupuesto 7 millones de US$
Recaudación 40,94 millones de US$
Sucesión de películas
Pee-wee's big adventure Big Top Pee-wee

Pee-wee's big adventure (en español "La gran aventura de Pee-wee") es una película estadounidense dirigida por Tim Burton (en su debut como director de un largometraje). La película está protagonizada por Paul Reubens y Elizabeth Daily.

Argumento[editar]

Pee-Wee Herman, un extraño hombre que se comporta como un niño, ama a su bicicleta más que nada en el mundo y se niega a venderla a su némesis Francis Buxton, un semejante hombre-niño, vecino del protagonista. Después de visitar una tienda de magia, su bicicleta es robada, lo que causa que pee Wee haga una campaña de investigación extra-publicitaria. Enfurecido se dirige a la casa de Francis, pero dice que él no robó la bici. Angustiado por la pérdida, Pee-wee visita a una vidente que lo estafa diciendo que la bici está escondida en el sótano de El Álamo en Texas. Pee-wee comienza su viaje, pidiendo que lo lleven, es acompañado por un hombre llamado Mickey, un fugitivo de la ley. Mickey abandona a Pee-wee cuando, por descuido, casi hace que se maten mientras conduce.

Pee-wee entonces se va con la siniestra conductora de un camión llamada Large Marge, en una estación de servicio de T-Rex descubre que ella es un fantasma. En el bar conoce a Simone, una camarera simpática con el deseo de ver París. Su enorme novio Andy piensa que Pee-wee y Simone son amantes. Furioso persigue a Pee-wee, que se escapa y se refugia en un coche de un tren en marcha, se desmaya y sueña que el T-Rex del bar se devora la bicicleta. Finalmente llega a San Antonio en el Álamo y resulta que no hay sótanos, dándose cuenta de que todo su viaje fue una pérdida de tiempo.

Entonces, va a una parada de autobús para volver a casa. Pee-wee cruza de nuevo, pero Andy lo está persiguiendo. Por una mala interpretación de la persecución, Pee-wee ganó el récord mundial de toro a caballo, mientras que Andy es perseguido por un toro. Más tarde Pee-wee entra en discusión con una banda de motoristas (por haber dejado caer sus motocicletas). Por el temor de ser asesinado por ellos, Pee-wee baila la pieza "Tequila" (famosa música popular americana), y se gana el respeto de los motociclistas. Éstos le dan una moto, pero pronto Pee-wee la destruye y acaba en el hospital, aquí tiene otro sueño siniestro donde ve a su bicicleta siendo torturada por los payasos médicos infernales. En la televisión descubre que su bici está ahora en manos de Kevin Morton, un niño mimado que dice actualmente estar participando en una película con su bicicleta a la vista.

Pee-wee se cura y es capaz de infiltrarse en la Warner Brothers Studios en Burbank, California, y se encuentra en el set en el que Kevin está. Se disfraza de monja para infiltrarse y recuperar la bici. En una escena de loca persecución, escapa del personal de seguridad de la Warner Bros. a través de varios set. Varios actores y extras, como un Santa Claus y un hombre con un traje de Godzilla, son apartados de la persecución. Usando los aparatos especiales de su bicicleta, Pee-wee logra evadir a los guardias y escapar del estudio. Pee wee se va felizmente en su bici, pero descubre una tienda de mascotas incendiándose. Después heroicamente salva a todos los animales (incluidas las serpientes), se desmaya en la puerta, cuando los bomberos y la policía llegan. Mientras los paramédicos tienen la intención de despertarlo, un bombero está hablando con un policía diciendo que Pee-wee es un héroe. La policía, sin embargo, no escucha y pone a Pee-wee bajo arresto.

Pee-wee es finalmente liberado y llevado a Warner Bros, que le ofrece a comprar los derechos de autor de su historia, a cambio de una indemnización. Pee-wee acepta la propuesta.

La película termina con Pee-wee ver el estreno en un drive-in, encontrándose con los amigos que se le unieron en el viaje (incluyendo a Simone).