Pedro Vives Vich

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua a Vives Vich en el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de España (2011).

Pere Vives Vich (Igualada, 20 de enero de 1858 - Embajada de Noruega, Madrid, 9 de marzo de 1938) fue un ingeniero y militar, fundador y primer jefe de la Aeronáutica Militar Española.

Primeros años[editar]

Hijo de un empresario textil, estudió en los escolapios de Igualada, y el bachillerato en Manresa. Un encuentro con las fuerzas carlistas en un teatro en Manresa, despierta su vocación militar. A los 16 años ingresa en la Academia de Ingenieros de Guadalajara en 1874, siendo el primero de su promoción y consiguiendo el grado de alférez en 1878. También es premiado con una Cruz Blanca al Mérito Militar.

Carrera militar[editar]

Dirigió en calidad de ingeniero militar y publicista obras de ingeniería en Canfranc, Tarifa, Lérida, Cuba, Marruecos entre otros sitios, y posteriormente participó en las campañas de Melilla de 1893. En 1892 fue nombrando comandante de ingenieros.

Fue un pionero en el campo de la aerostática: fue el responsable de un novedoso Servicio Aerostático, que hizo avanzar transmitiendo todo el conocimiento y experiencia adquiridos en sus viajes al extranjero para estudiar al detalle todas las particularidades de las diferentes modalidades de globo. Todo y que se trataba de un militar, colaboró con los ambientes científicos.

El año 1904 era teniente coronel y en 1907 fue nombrado coronel. En 1909 estrenaba el dirigible "España" por el cielo de Madrid, lo que representó un gran avance en la conquista del aire en España.

En 1910 el Coronel Vives es nombrado jefe de la Aeronáutica Española, obtiene el Título de Observador de aeroplano y se le confía la construcción del primer campo de aviación militar la Academia de Ingenieros de Guadalajara. Tras tres años, el 1913, la aviación militar española, bajo el mando del Coronel Vives, establece los primeros aeródromos militares en África y forma la primera escuadra de combate española, consiguiendo uno de los éxitos más importantes de la campaña de África. Su preocupación fue la formación de pilotos y personal cualificado, el impulso de una industria nacional capaz de fabricar básicamente motores para la aviación y mantener el personal en plena forma. En 1915, víctima de una conspiración, fue destituido de sus cargos.

Es nombrado jefe de los ingenieros de Cataluña, de donde es trasladado a Ceuta en 1917, y ascende a general de brigada por méritos de guerra, en 1921 ascende a General de División. Tras el desastre de Annual, los ferrocarriles del Protectorado (Melilla) quedaron bajo supervisión militar y bajo el mando del general Pedro Vives y Vich, enviado a Marruecos con las atribuciones de general de ingenieros en todos los servicios del Cuerpo.[1] En este cargo se convierte en uno de los puntales de la victoria española sobre los marroquíes a pesar de los obstáculos del gobierno de Madrid.

Cargos políticos[editar]

En 1922 es destinado a Cartagena; después va de Comandante General a Melilla. Pero al estar en desacuerdo con el gobierno en la forma en que se habían de desarrollar sus actividades, vuelve a Cartagena como Gobernador Militar.

En 1923 es nombrado Ministro de Fomento por Primo de Rivera. Desde Madrid también se acuerda de Igualada, su ciudad natal y consigue la ampliación en 600 hectáreas de su término municipal.

Durante este período hizo dos visitas a Igualada la última de las cuales, en 1925, fue nombrado hijo predilecto de la Ciudad y se dio su nombre a un tramo de la Rambla.

En 1929, ya cesado como ministro, es elegido Presidente de la Confederadación Hidrográfica del Pirineo Oriental. Fue su último cargo de carácter oficial y un año y medio después se retiró a Azuqueca de Henares.

Durante la II Republica, y dada su avanzada edad, declina la firme oferta a ser propuesto como Presidente del Parlamento Catalán desde el entorno de Estat Catalá y Esquerra Republicana de Catalunya (como catalán y ex-compañeros en el Arma de Ingenieros militares,le unió amistad personal con el President de la Generalitat Francésc Maciá).

En 1936 durante el inicio de la Guerra Civil Española se encuentra en Madrid. A pesar de sus ideas liberales[cita requerida], ha de refugiarse de los republicanos en la Embajada de Noruega en Madrid. Murió en estas mismas condiciones en 1938.

Homenajes[editar]

Igualada le ha dedicado un monumento en el paseo de Verdaguer, y ha dado su nombre a un instituto de enseñanza media, al aeródormo, a una de las ramblas y a un pasaje. También se erigió un monumento en el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de España. En 1980, se emitió en España un sello con su imagen, uno de los cuatro que integran la Serie "Pioneros de la Aviación Española"

Referencias[editar]

  • "Biografía de don Pedro Vives Vich", 1955, de Antonio Garner
  • "La aerostación española en la época de Vives", 1987, de Ricardo Fernández de Latorre. Edición: Ministerio de Defensa del Reino de España (con motivo del 75 aniversario de la Aviación Militar Española]
  • "Colonel Don Pedro Vives y Vich", Sección "Portraits d´Aéronautes Contemporaines". Núm.Febrero de 1906 Revista mensual "L´Aérophile" (Aéro-Club de Francia)- primera revista mundial sobre aerostación científica - Georges Besançon

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]