Pedro Lemebel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Lemebel
Lemebel.jpg
Pedro Lemebel en 2005,
durante el velatorio de Gladys Marín
Nombre de nacimiento Pedro Segundo Mardones Lemebel
Nacimiento 21 de noviembre de 1952 (61 años)[1]
Santiago, Chile
Nacionalidad Flag of Chile.svg Chileno
Ocupación Escritor, artista plástico
Lengua de producción literaria Castellano
Lengua materna Castellano
Género Crónica, cuento, novela
Premios ver todos

Pedro Segundo Mardones Lemebel,[2] más conocido como Pedro Lemebel (Santiago, 21 de noviembre de 1952)[1] es un escritor, cronista y artista plástico chileno.

Su obra escrita aborda los temas de la marginalidad chilena utilizando para ello algunas referencias autobiográficas. Referente de la literatura homosexual y contraestataria, su estilo irreverente se ha dado a conocer por toda Hispanoamérica,[3] siendo uno de los escritores chilenos con mayor proyección internacional.[4] Su obra ha sido traducida a varios idiomas, tales como el francés, el italiano y el inglés.[4]

Como artista de performances y como escritor, su trabajo se caracteriza por el uso de la provocación y el resentimiento como herramientas para la denuncia política y social.[2] [5]

Lemebel ha sido cronista de Página Abierta, La Nación, de las revistas de izquierda Punto Final (desde 1998) y The Clinic. También ha conducido programas radiales, dirigido talleres de crónicas y dado conferencias en diversas universidades, como la Universidad de Harvard y la Universidad Stanford.[4]

Biografía[editar]

Infancia y adolescencia[editar]

Hijo del panadero[6] Pedro Mardones Paredes y de Violeta Elena Lemebel, nació en un barrio marginal de Santiago de Chile, a orillas del Zanjón de la Aguada, un canal de riego que desemboca en el río Mapocho.[2] Criado en el barrio de La Legua,[7] a mediados de los años sesenta se mudó con su familia a un conjunto de viviendas sociales en Avenida Departamental.[2]

Estudió en el Liceo Industrial de Hombres de La Legua,[8] donde se enseñaba forja de metal y mueblería, cuyas clases el futuro escritor detestaba y donde era víctima de las burlas de sus demás compañeros.[9] Su último año de enseñanza media lo acabó en el Liceo Manuel Barros Borgoño.[8]

Juventud[editar]

En la década de 1970, Lemebel ingresó a la Universidad de Chile, donde se tituló de profesor de Artes Plásticas.[6]

Luego de egresado, comenzó a trabajar en 1979 en dos liceos periféricos de Santiago, siendo despedido de ambos en 1983,[6] presumiblemente debido a su apariencia homosexual. Luego de esta experiencia no volvió a ejercer la docencia, dedicándose de lleno a los talleres literarios.[2]

Carrera artística[editar]

Talleres literarios y militancia[editar]

Pedro Lemebel ha sido un acérrimo partidario del comunismo en Chile. Su manifiesto «Hablo por mi diferencia» fue leído maquillado con la hoz y martillo en el rostro.

Lemebel comenzó su acercamiento a la literatura a comienzos de los años ochenta, integrándose a un taller literario donde comenzó a escribir cuentos. Por entonces participó en pequeños concursos literarios, obteniendo en 1983 el primer premio en el organizado por la Caja de Compensación Javiera Carrera, con su cuento «Porque el tiempo está cerca», el cual fue publicado en una antología de la Caja ese mismo año.[2] En su resumen biográfico presente en la antología, el autor puso en lugar de una fotografía suya, una de su padre, mezclando además datos de ambos. Este cuento marca desde un comienzo las crudas temáticas del escritor, íntimamente relacionadas con sus orígenes y las dificultades del mundo gay, especialmente en los entornos chilenos de clase baja. El cuento relata la vida de un joven que, luego de ser abandonado por su madre y rechazado por su padre, comienza a prostituirse para subsistir, alejándose del cómodo barrio de Providencia para ejercer su nueva profesión en los sórdidos antros del centro de Santiago.[10]

En estos talleres conoció a las escritoras feministas y de izquierda Pía Barros, Raquel Olea, Diamela Eltit y Nelly Richard, entre otras, quienes lo acercaron a organismos culturales alternativos, opositoras a la dictadura y las entidades académicas oficiales. Sin embargo, su militancia en la izquierda política también se vio obstaculizada por el prejuicio de su homosexualidad.[2]

En 1986 se presentó en una reunión política de izquierdas en Estación Mapocho, vistiendo por primera vez sus zapatos con tacones y maquillado con el símbolo comunista de la hoz y el martillo cubriendo la parte izquierda de su cara. Allí leyó su manifiesto «Hablo por mi diferencia», un texto que mezcla cuento, crónica y poesía,[11] y que sería publicado en 2002 en una compilación de Juan Pablo Sutherland titulada A corazón abierto: geografía literaria de la homosexualidad en Chile.[12] Ese mismo año publicó además siete de sus relatos en la antología Incontables, editada por el taller de Pía Barros.[2]

Si bien Lemebel se distanció del Partido Comunista de Chile, fue gran amigo de la líder de dicho partido, Gladys Marín, hasta el año de su muerte, en 2005.[7]

Las Yeguas del Apocalipsis[editar]

En 1987, junto a Francisco Casas, poeta, artista y por entonces estudiante de literatura,[13] fundaron el dúo artístico Las Yeguas del Apocalipsis,[3] cuyo nombre alude a los Jinetes del Apocalipsis del Nuevo Testamento.[13] Este dúo de corte performático se caracterizó por sabotear lanzamientos de libros y exposiciones de arte, apareciéndose de manera sorpresiva y provocadora, instalándose en el país como un fenómeno de la contracultura.[2]

Es en este tiempo en que decidirá abandonar su apellido paterno, Mardones, haciendo uso desde entonces únicamente de su apellido materno, Lemebel.[2] En una entrevista posterior el mismo escritor explicará su cambio de nombre en estos términos:[14]

El Lemebel es un gesto de alianza con lo femenino, inscribir un apellido materno, reconocer a mi madre huacha desde la ilegalidad homosexual y travesti.

Pedro Lemebel, 1997
La primera intervención de Las Yeguas del Apocalipsis se llevó a cabo en La Chascona, antigua residencia de Pablo Neruda.

La primera intervención de Las Yeguas del Apocalipsis fue la tarde del sábado 22 de octubre de 1988, durante la segunda entrega del Premio Pablo Neruda, al poeta Raúl Zurita en La Chascona. En medio de la ceremonia, Lemebel y Casas aparecieron ofreciendo a Zurita una corona de espinas, que no fue aceptada por el poeta.[13] Al año siguiente aparecieron en el Teatro Cariola,[7] durante un encuentro de intelectuales con el candidato presidencial Patricio Aylwin, que al año siguiente saldría elegido el primer presidente de Chile luego de la restauración de la democracia y el término de la dictadura militar.[6] En dicha ocasión, pese a no haber sido invitados, subieron al escenario con tacones y plumas, alzando un lienzo que decía «Homosexuales por el cambio». Bajando del escenario, además, Francisco Casas se precipitó sobre el entonces candidato a senador y futuro presidente de Chile Ricardo Lagos, dándole un beso en la boca.[13] Una fotografía de dicho evento se incluyó años después en su libro Háblame de amores (2012).[7]

Ambos escritores, convertidos en actores de su propio texto, generaron desde la realidad homosexual una interrupción de los discursos institucionales en la época de la dictadura. Su trabajo en el dúo cruzó la performance, el travestismo, la fotografía, el video y la instalación. Pero también los reclamos de la memoria, los derechos humanos y la sexualidad, así como la demanda de un lugar en el diálogo por la democracia. "Quizás esa primera experimentación con la plástica, la acción de arte... fue decisiva en la mudanza del cuento a la crónica. Es posible que esa exposición corporal en un marco religioso fuera evaporando la receta genérica del cuento... el intemporal cuento se hizo urgencia crónica...", explica Lemebel.

En 1994, Lemebel participó en el Festival Stonewall de Nueva York,[6] un festival de orgullo LGBT cuyo nombre se debe a los Disturbios de Stonewall de 1969.[15]

Entre 1987 y 1995, Las Yeguas del Apocalipsis realizaron por lo menos quince intervenciones públicas,[16] y en total no más de veinte.[13] La mayoría fueron en Santiago de Chile pero también las hubo en Concepción, donde despellejaron sus cuerpos enterrándose en cal,[13] así como en Talca y La Habana, Cuba, donde se presentaron en la Casa de las Américas.[17] Otras de sus acciones de arte fueron bailar cueca sobre vidrios, interpretar ambos a Frida Kahlo, o cabalgar desnudos como Lady Godiva sobre un caballo blanco[13] por la Facultad de Arte de la Universidad de Chile, en alusión a Pedro de Valdivia.[7] Salvo algunas fotografías de Paz Errázuriz y algunos videos, existen pocos registros sobre estas apariciones.[13]

En 1995 Lemebel publicó además su primer libro, titulado La esquina es mi corazón, correspondiente a una recopilación de crónicas urbanas anteriormente publicadas para algunos periódicos y revistas tales como Página abierta, Punto final y La Nación, en las que el escritor se refiere a entornos marginales de Santiago ligados al tabú de la homosexualidad, la prostitución y la pobreza.[18] Al año siguiente crea el programa Cancionero para la Radio Tierra, en donde leía crónicas ambientadas con sonidos y acompañadas de música incidental.[2] Ese mismo año publicó Loco afán: Crónicas de sidario, su segundo libro de crónicas, que toca los temas del sida y la marginalidad de los travestis,[19] y en 1998 De perlas y cicatrices, el tercero, conformado en su mayoría por crónicas leídas en Cancionero.[20]

En 1997, en unas de sus últimas apariciones,[13] Las Yeguas del Apocalipsis fueron invitadas al Bienal de la Habana, en La Habana, Cuba. Al año siguiente, Lemebel publicó De perlas y cicatrices, su tercer libro de crónicas.[6]

Luego del arresto de Augusto Pinochet en Londres en el hospital The London Clinic en 1998, se creó el semanario The Clinic, cuyo editor Patricio Fernández invitó a participar a Lemebel para que escribiera crónicas sin ningún tipo de censura. Varias crónicas de sus libros provienen de estas publicaciones.[21]

Internacionalización[editar]

El escritor Roberto Bolaño elogió en diversas ocasiones la obra de Lemebel, siendo la principal influencia para que este último internacionalizara su obra, a través de la misma editorial donde él publicaba regularmente.

En 1999, gracias a las influencias de su amigo, el escritor chileno Roberto Bolaño, quien había emigrado a Europa desde México en 1977 y que vivía desde entonces en España,[4] su libro Loco afán: Crónicas de sidario es publicado por la editorial barcelonesa Anagrama,[6] convirtiéndose en su primera obra publicada en el extranjero.[19] Desde entonces, su obra escrita comenzó a despertar el interés de varias universidades e instituciones educativas internacionales.[4]

Ese mismo año participó además en la Feria de Guadalajara de México, en reemplazo de Bolaño que rechazó la oferta, recibiendo por su obra elogios del afamado escritor Carlos Monsiváis.

En 2001 publicó su primera novela, Tengo miedo torero, una difícil historia de amor contextualizada durante el atentado contra Augusto Pinochet ocurrido el 7 de septiembre de 1986. Para la presentación del libro, Lemebel apareció vestido de rojo intenso y con un tocado de plumas, en una ceremonia con un amplio público conformado por seguidores, políticos, cineastas, periodistas, y muy pocos escritores. Esta obra estuvo más de un año entre los libros más vendidos de Chile y tuvo un gran reconocimiento internacional, siendo traducida al inglés, el francés y el italiano.[22]

En 2003 continúa con su trabajo como cronista, publicando su antología de crónicas Zanjón de la Aguada, que habla del mundo gay en barrios de distintas clases sociales de Santiago y donde aparecen algunos personajes reales, tales como la líder social y presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) Sola Sierra.[23] A esa obra le sucede un año después Adiós mariquita linda, otra antología de crónicas que mantiene la misma tendencia de sus trabajos anteriores.[24] [6]

En 2008 apareció su sexto libro de crónicas, Serenata cafiola.[6]

En 2011 se le diagnosticó cáncer de laringe y al año siguiente se operó en la Fundación López Pérez de Chile,[9] perdiendo desde entonces parte de su voz.[25] Sobre su enfermedad, comentó lo siguiente:[9]

«Cómo es la vida, yo arrancando del sida y me agarra el cáncer.»

Pedro Lemebel

Más adelante tuvo que ser operado nuevamente.[7]

El 29 de noviembre de 2012 en una nueva participación en la Feria del Libro de Guadalajara, lanzó su nuevo libro de crónicas, titulado Háblame de amores, presentando una lectura dramatizada de su trabajo «Susurrucucu Paloma».[25]

El 4 de septiembre de 2013 fue galardonado con el Premio José Donoso,[26] que dedicó a su madre, a la fallecida Gladys Marín y a sus lectores pertenecientes a la clase obrera.[7] El 25 de septiembre del mismo año realizará una performance en el Festival de Literatura Filba, con motivo de los cuarenta años del Golpe de Estado en Chile de 1973.[7]

Estilo[editar]

En sus libros aborda fundamentalmente la marginalidad chilena con algunas referencias autobiográficas. Con un estilo irreverente, barroco y kitsch,[14] suele mezclar la realidad con la ficción, a la cual suele denominar la «parte silicona» de su obra.[22] Asimismo, sus textos suelen ser tragicómicos y combativos,[23] en constante rechazo hacia la derecha política y la burguesía chilena.[25]

Carlos Monsiváis ha dicho de él:[27]

«Pedro Lemebel es un fenómeno de la literatura latinoamericana de este tiempo. Uso el término fenómeno en su doble acepción: es un escritor original y un prosista notable y, para sus lectores, es un freak, alguien que llama la atención desde el aspecto y rechaza la normalización ofrecida. Un escritor y un freak indisolublemente unidos, los que están fuera, en la desolación y la energía de los que sólo se integran a su modo, en los márgenes que ya no tienen el peso arrasador de antaño. (Si algo, la obra de Lemebel es un rechazo del determinismo homófobo). A Lemebel le ponen sitio las miradas (las lecturas) de la admiración, el morbo, el regocijo de "los turistas de lo inconveniente", la extrañeza, la solidaridad, la normalidad de los que están al tanto de la globalización cultural, esa que para los gays se inició dramáticamente con los juicios de Oscar Wilde en 1895 y jubilosa y organizativamente con la revuelta de Stonewall en 1969.»

Carlos Monsiváis

Obra[editar]

Libros de crónicas
Novela
Novela gráfica
  • 2012 - Ella entró por la ventana del baño, novela gráfica de Sergio Gómez, basada en relatos de Lemebel; ilustración de Ricardo Molina; Ocho Libros Editores, Santiago[28]
En antologías
  • 1986 - Incontables (con siete relatos; compilación Pía Barros)
  • 2001 - A corazón abierto: geografía literaria de la homosexualidad en Chile (con «Hablo por mi diferencia»; compilación Juan Pablo Sutherland)[12]
  • 2012 - Mejor que ficción[8]
  • 2012 - Antología de crónica latinoamericana actual[8]

Lemebel en otros medios[editar]

Algunos libros de Lemebel han sido adaptados al teatro; así, con la compañía Chilean Business —fundada por Rodrigo Muñoz, Claudia Pérez y Mario Soto— montaron De perlas y cicatrices (2000), Tengo miedo torero (2006) y Cristal tu corazón (2009).[29]

Premios y reconocimientos[editar]

  • 1983 - Primer premio de cuento en el Concurso de la Caja de Compensación Javier Carrera, por «Porque el tiempo está cerca».[2]
  • 1999 - Beca Guggenheim
  • 2002 - Nominado al Premio Altazor, por Tengo miedo torero.[30]
  • 2004 - Nominado al Premio Altazor, por Zanjón de la Aguada.
  • 2006 - Nominado al Premio Altazor de Ensayo Literario, por Adiós mariquita linda.[31]
  • 2006 - Premio Anna Seghers
  • 2006 - Nominado al Premio Altazor, por Tengo miedo torero (versión teatral)[32]
  • 2013 - Nominado al Premio Altazor de Ensayo y Escrituras de la Memoria, por Háblame de amores
  • 2013 - Premio José Donoso[26]
  • 2014 - Nominado al Premio Altazor de Ensayo y Escrituras de la Memoria, por Poco hombre[33]

Sobre Lemebel y su obra[editar]

  • Billard, Henri (2010). «Los tajos del «cuerpo deseante» en Loco afán. Crónicas de sidario de Pedro Lemebel». Recherches (4):  pp. 39-48. 
  • Henri Billard, "Y la mariquita le dijo al torero... Pedro Lemebel, figura de resistancia cultural", L'écriture de Pedro Lemebel, Nouvelles pratiques identitaires et scripturale, sous la direction de María A. Semilla Durán, Publications de l'université de Saint-Etienne, Saint-Etienne, 2012, pp. 15-25.
  • Henri Billard, "Las cicatrices del margen: resistencia cultural y lucha identitaria en las crónicas urbanas de Pedro Lemebel", Éste que ves, engaño colorido, Literarias, culturas y sujetos alternos en América Latina, sous la direction de Chiara Bolognese, Fernanda Bustamante, Mauricio Zabalgoitia, Icaria, Barcelona, 2012, pp. 311-318.
  • Henri Billard, "La pluma entre las plumas: La presencia de los pájaros en las crónicas urbanas de Pedro Lemebel", Confluencia - Revista Hispanica de Cultura y Literatura, Fall 2012, Volume 28, Number 1, University of Northern Colorado, Greeley, USA, 2012, p. 14-19
  • López García, Isabelle (2007). La question du genre dans les chroniques de Pedro Lemebel (en francés). Tesis doctoral. París: Université Paris IV – Sorbonne École Doctorale IV. p. 505. Consultado el 27 de agosto de 2013. 
  • Parys, Jody (2007). «IX. La creación de (com)unidad mediante la hibridez: Loco afán: Crónicas de sidario, de Pedro Lemebel». En Juan-Navarro, Santiago; Torres-Pou, Joan. Memoria histórica, género e interdisciplinariedad: Los estudios culturales hispánicos en el siglo XXI. Madrid: Biblioteca Nueva. Consultado el 21 de mayo de 2013. 
  • Souquet, Lionel (2009). «Ligne de fuite néo-picaresque dans l'autofiction hispano-américaine: Arenas, Copi, Lemebel, Vallejo» (en francés). Hommage à Milagros Ezquerro, Théorie et fiction (México/París: RILMA 2/ADEHL):  pp. 601-622. 

Referencias[editar]

  1. a b Certificado de Nacimiento, Circunscripción San Miguel, Nro. inscripción: 1.158 (verificable en la página del Registro Civil hasta el 10 de junio de 2013 pinchando 'Verificación de certificados' y luego 'Verificación de certificados electrónicos' poniendo en el lugar correspondiente el n.º de folio: 500023751996 y el código verificador: 386c41711b9c).
  2. a b c d e f g h i j k l Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Maquillaje, rabia y provocación». Consultado el 12 de mayo de 2013.
  3. a b Gazmuri, Cristián (2012). «1989-1994». Historia de Chile 1891-1994: Política, economía, sociedad, cultura, vida privada, episodios (I edición). Santiago, Chile: RIL editores. pp. 514–515. ISBN 978-956-284-904-3. 
  4. a b c d e Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Proyección internacional». Consultado el 21 de mayo de 2013.
  5. Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Provocación y resentimiento». Consultado el 21 de mayo de 2013.
  6. a b c d e f g h i Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Cronología». Consultado el 12 de mayo de 2013.
  7. a b c d e f g h i García, Javier (5 de septiembre de 2013). «Lemebel, el cronista provocador, gana el Premio José Donoso». Consultado el 5 de septiembre de 2013.
  8. a b c d García, Javier (28 de octubre de 2012). «Pedro Lemebel: "Cómo es la vida, yo arrancando del sida y me agarra el cáncer"». La Tercera. Consultado el 5 de junio de 2014.
  9. a b c Javier García. Pedro Lemebel: "Cómo es la vida, yo arrancando del sida y me agarra el cáncer", La Tercera, 28.10.2012; acceso 29.12.2012
  10. Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: «Porque el tiempo está cerca»». Consultado el 15 de mayo de 2013.
  11. Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: «Hablo por mi diferencia»». Consultado el 15 de mayo de 2013.
  12. a b Sutherland, Juan Pablo, ed. (2001). A corazón abierto: geografía literaria de la homosexualidad en Chile. Editorial Sudamericana. p. 302. ISBN 956-262-165-0. Consultado el 15 de mayo de 2013. 
  13. a b c d e f g h i Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: "Las Yeguas del Apocalipsis"». Consultado el 17 de mayo de 2013.
  14. a b Ensayo sobre Lemebel en Letras.s5.com
  15. Clary, Mike (25 de junio de 2012). «Rainbows beam through rain at Stonewall festival» (en inglés). Sun Sentinel. Consultado el 15 de mayo de 2013.
  16. Letras.s5.com. «Pedro Lemebel». Consultado el 18 de octubre de 2012.
  17. Casa de las Américas. «Semana del Autor - Pedro Lemebel». Consultado el 18 de octubre de 2012.
  18. Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: La esquina es mi corazón». Consultado el 21 de mayo de 2013.
  19. a b Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Loco afán». Consultado el 12 de mayo de 2013.
  20. Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: De Perlas y cicatrices». Consultado el 12 de mayo de 2013.
  21. Lemebel, 2006, «A modo de reparto (Agradecimientos especiales)», pp. 190-191.
  22. a b Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Tengo miedo torero». Consultado el 21 de mayo de 2013.
  23. a b Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Zanjón de la aguada». Consultado el 21 de mayo de 2013.
  24. Memoria Chilena. «Pedro Lemebel: Adiós mariquita linda». Consultado el 21 de mayo de 2013.
  25. a b c Careaga, Roberto (30 de noviembre de 2012). «Pedro Lemebel encendió la primera polémica en la Feria del Libro de Guadalajara». La Tercera. Consultado el 21 de mayo de 2013.
  26. a b EFE (4 de septiembre de 2013). «Pedro Lemebel gana Premio Iberoamericano José Donoso». La Tercera. Consultado el 5 de septiembre de 2013.
  27. Pedro Lemebel, en su mejor momento. El amargo, relamido y brillante frenesí, El Mercurio, 28 de octubre de 2001, recogido en la página dedicada a Lemebel en Letras.s5.com
  28. Leonardo Villarroel. Nuevas andanzas de Pedro Lemebel, reseña de Ella entró por la ventana del baño, Intemperie, 24.05.2012; acceso 10.07.2012
  29. La Tercera (20 de marzo de 2012). «Marco Antonio De la Parra regresa al teatro con obra sobre los "amores desechables"». Consultado el 6 de octubre de 2013.
  30. Premio Altazor. «Pedro Lemebel (2002)». Consultado el 6 de octubre de 2013.
  31. Altazor. «Pedro Lemebel - Adiós Mariquita Linda». Consultado el 28 de febrero de 2014.
  32. Premio Altazor. «Pedro Lemebel (2006)». Consultado el 6 de octubre de 2013.
  33. Premio Altazor. «Pedro Lemebel - Poco hombre». Consultado el 6 de mayo de 2014.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]