Pedro Francisco Bonó

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Francisco Bonó
Falta imagen hombre.svg

Coat of arms of the Dominican Republic.svg
Senador por la Provincia de Santiago
15 de septiembre de 1856-18 de octubre de 1856

Comisionado Especial de Agricultura en la provincia de La Vega
22 de mayo de 1876-5 de octubre de 1876

Datos personales
Nacimiento 18 de octubre de 1828
Bandera de la República Dominicana Santiago de los Caballeros, República Dominicana
Fallecimiento 14 de septiembre de 1906 (78 años)
Bandera de la República Dominicana San Francisco de Macorís, República Dominicana
Religión Católica
Nació en 1828, 6 años después de que el otrora Santo Domingo español fuera anexado por Haití.
[editar datos en Wikidata ]

Pedro Francisco Bonó y Mejía (Santiago, 18 de octubre de 1828San Francisco de Macorís, 14 de septiembre de 1906), fue un sociólogo, pensador y político dominicano.

Biografía[editar]

Pedro Francisco Bonó nació en 1828, hijo de José Bonó, un estanciero y comerciante de origen italiano, e Inés Mejía Port. Su abuela materna, doña Eugenia Port, oriunda de Bretaña (noroeste de Francia), que había tenido grandes plantaciones y fortuna en el Santo Domingo francés hasta que estalló la revolución haitiana, le enseñó el idioma francés y lo formó intelectualmente.[1]

Bonó fue un patriota que defendió a la República Dominicana en momentos cruciales. Se desempeñó como miembro del Senado y de la Cámara. Fue encargado de las Relaciones Exteriores durante la época de la Restauración, y luego, fue encargado de Justicia e Instrucción Pública. Fue Inspector General de Agricultura y miembro de la Suprema Corte de Justicia.

Es considerado como el primer sociólogo dominicano, y sus Apuntes sobre las Clases Trabajadoras Dominicanas constituye un estudio pionero sobre la composición social dominicana.

Con su novela El Montero, se revela como un conocedor de las costumbres dominicanas de su época.

Estudió el estado social del pueblo dominicano y propuso reformas sociales que pusieran fin a los males de su época planteando el licenciamiento del ejercito creando la Guardia Cívica, el establecimiento de un sistema educativo nacional y la apertura de caminos. Tuvo ideas de orden sociológico en relación con las características étnicas de los dominicanos y prefirió, cuando se le quiso señalar como posible presidente, en 1884, ser ciudadano dominicano a ser militante partidario, renunciando a ese derecho; siempre se le tuvo como seguidor de la doctrina política levantada por el Partido Azul de Gregorio Luperón

Como político de mediado del siglo XIX, recogió en sus escritos la experiencia alcanzada en cada uno de los aspectos en que estuvo implicado y en su condición de sociólogo, de cuya disciplina es el primero en abordarla científicamente en la República Dominicana; sus apuntes sobre las clases trabajadoras dominicanas, lo sitúan entre los grandes pensadores de la historia dominicana.

Bonó hace de la observación participante---como cualquier todo antropólogo que investiga un grupo social, que actúa como miembro de la comunidad, para enfocar su mentalidad sociocultural---un instrumento de estudio de la historia y la sociedad dominicana. Su creación literaria a nivel de narrativa y ensayística favorece la posibilidad de desarrollar una etnografía de lo cotidiano. El campo sociológico y antropologico debe aprovechar como fuente primaria su creación literaria en el estudio de la cultura, como base que testimonia la historia y el folklore. En su novela costumbrista El Montero, publicada en formato de folletín en el periódico El Correo de Ultramar en 1856, ofrece la posibilidad de observar el proceso formativo de está figura social en el imaginario dominicano.

Bonó, figura cimera del pensamiento social dominicano decimonónico, representa la genuina actitud científica, que deber valorarse en el discurso científico actual de la historia, la antropología y la sociología, teniendo como paradigma al hombre común. Su gran relevancia social ha sido reconocida por el Congreso de la República Dominicana, al declararse el 18 de octubre de cada año como "Día de Pedro Francisco Bonó".

Obras publicadas[editar]

  • El Montero (1856)
  • Apuntes para los Cuatro Ministerios de la República (1857)
  • Apuntes sobre las Clases Trabajadoras Dominicanas (1881)
  • Congreso Extraparlamentario (1895)
  • Epistolario
  • Ensayos Sociohistóricos
  • Actuación Pública
  • Papeles de Pedro Francisco Bonó (Obras Completas recopiladas por Emilio Rodriguez Demorizi 1963)

Aportes:

Es considerado como el primer sociólogo dominicano, y sus Apuntes sobre las Clases Trabajadoras Dominicanas constituye un estudio pionero sobre la composición social dominicana.

Referencias[editar]

  1. Guerrero Sánchez, José Guillermo (julio-diciembre de 2006). «Bonó: Precursor de la Historia Social Dominicana» (en español, pdf). Clío (Santo Domingo: Academia Dominicana de la Historia) (172):  pp. 180, 200. http://es.calameo.com/read/00053077564f90206b64e. Consultado el 6 de agosto de 2014. «Dominaba el francés desde niño por su abuela materna que era de una familia francesa rica procedente de Saint-Domingue, el actual Haití. Afrancesaba su apellido como Bonnau, Bonneau, Bonenaux, hasta que su padre le advirtió que era italiano y que su abuelo firmaba Bonó. Nació en la calle de El Sol esquina San Luis en Santiago de los Caballeros y su padre, José Bonó, comerciante en San Francisco de Macorís, tenía una casa en esta villa desde 1831, en la cual nuestro autor vivió y murió desde que se trasladó en 1864 por circunstancias aciagas de su vida.
    (...)
    La formación intelectual de Bonó fue responsabilidad principal de su abuela materna, doña Eugenia Port, oriunda de Bretaña (Noroeste de Francia), quien educó a su nieto en la disciplina y la erudición propias de la Francia del Siglo de la Ilustración. Esta educación racionalista le permitió ver con ojos de sociólogo la vida en los hatos y describirla en la primera narración sobre la sociedad dominicana. Debió conocer los libros de M. L. Moreau de Saint-Mery, sobre todo, Descripción de la Parte Española de Santo Domingo , donde se hace una descripción muy veraz del estado social y económico de la colonia española. Se delimitan las diferencias en el trato a los esclavos negros y los prejuicios y discriminaciones raciales de las dos colonias de la Isla.».
     
  • República Dominicana. Congreso Nacional. Ley No. 43, dispone que se declare el 18 de octubre de cada año, como "Día de Pedro Francisco Bonó", 3 de noviembre de 1982. G.O. No. 9600 del 16 de noviembre de 1982.