Pedro Enríquez de Castilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Enríquez de Castilla
Conde de Trastámara, Lemos y Sarria
Arms of Infante Philip of Castile (son of Sancho IV).svg
Escudo de armas de Pedro Enríquez de Castilla
Heredero Fadrique Enríquez de Castilla
Información personal
Cónyuge Véase Nupcias
Descendencia Véase Descendencia
Casa real Casa de Borgoña (España)
Padre Fadrique Alfonso de Castilla
Madre Constanza de Angulo
Nacimiento c. 1355
Fallecimiento 2 de mayo de 1400
Orense
Entierro Iglesia de San Pedro de Lugo

Pedro Enríquez de Castilla (c. 1355[1] - Orense, 2 de mayo de 1400). Noble castellano, hijo de Fadrique Alfonso de Castilla y de la dama cordobesa Constanza de Angulo. Fue conde de Trastámara, Lemos, Sarria y Viana del Bollo, y señor de Ponferrada, Villafranca de Valcárcel, Paredes de Nava y otras villas.

Fue además condestable de Castilla, pertiguero mayor de Santiago[1] , comendero mayor del obispado de Mondoñedo[2] y comendero de los monasterios de Santa María de Meira y San Juan de Poyo.[2]

Fue nieto de Alfonso XI de Castilla.

Orígenes familiares[editar]

Fue hijo de Fadrique Alfonso de Castilla, maestre de la Orden de Santiago, y de la dama cordobesa Constanza de Angulo. Por parte paterna fueron sus abuelos el rey Alfonso XI de Castilla y su amante Leonor de Guzmán. Fue hermano de Alonso Enríquez, almirante de Castilla, y de Leonor Enríquez de Castilla. Además era sobrino del rey Enrique II de Castilla y primo del rey Juan I de Castilla.

Biografía[editar]

Actuaciones durante los reinados de Pedro I, Enrique II y Juan I[editar]

Se desconoce su fecha exacta de nacimiento, aunque debió de ocurrir alrededor del año 1355.[1] Su padre, Fadrique Alfonso de Castilla, maestre de la Orden de Santiago, fue asesinado en 1358 en la ciudad de Sevilla por orden de su hermanastro, Pedro I de Castilla, cuando Pedro Enríquez de Castilla contaba con unos tres años de edad.

La Crónica del Rey Don Pedro señala que Pedro Enríquez de Castilla luchó en la batalla de Nájera, librada en el año 1367, en el bando trastamarista, y que fue uno de los caballeros del círculo íntimo del futuro rey Enrique II de Castilla, cuya facción resultó derrotada en esta batalla. Se desconoce la fecha exacta en que fue nombrado conde de Lemos y de Trastámara, pues unos autores señalan que ya poseía dichos títulos en 1367, mientras que otros argumentan que le fueron concedidos en 1370 ó 1371.[a]

El día 29 de enero de 1372 el arzobispo de Santiago de Compostela, Rodrigo de Moscoso y Novoa, nombró a Pedro Enríquez pertiguero mayor de Santiago, y cuatro años después, en 1376, el rey Enrique II le cedió la villa de Sarria junto con todos sus términos, vasallos y rentas. Pedro Enríquez comenzó a apoderarse, en calidad de encomendero, de los bienes y rentas de numerosos monasterios gallegos, a pesar de que su cargo de pertiguero mayor de Santiago le obligaba a no intentar adueñarse de los bienes del arzobispado de Santiago. No obstante, Pedro Enríquez designó jueces según su criterio, estableció nuevos impuestos y en una ocasión injurió públicamente al arzobispo compostelano.

No obstante, la muerte de Enrique II en 1379 privó a Pedro Enríquez de su principal protector, pues su sucesor, Juan I de Castilla, que era su primo carnal, firmó el día 23 de diciembe de 1380 una real cédula contra los caballeros que poseían encomiendas usurpadas al monasterio de Sobrado, mencionándose en dicho documento al conde Pedro Enríquez. El día 9 de agosto de 1383 fue pronunciada una sentencia en la ciudad de Valladolid, por el nuevo arzobispo de Santiago Juan García Manrique, por la que se privaba al conde Pedro Enríquez del cargo de pertiguero mayor de Santiago.

En 1384 luchó junto al rey Juan I de Castilla durante la invasión del reino de Portugal, pero desertó del bando castellano y Juan I ordenó la confiscación de todos sus bienes. En 1385 contrajo matrimonio con Isabel de Castro, hija de Alvar Pérez de Castro, conde de Arraiolos, y tataranieta por parte paterna de Sancho IV de Castilla.

Poco después participó en una conjura dirigida contra el monarca Juan I de Portugal, en la que intervinieron sus parientes de la familia Castro afincados en Portugal. Tras su participación en dicha conjura, Pedro Enríquez se vio obligado a abandonar el reino de Portugal y a refugiarse en Castilla, acompañado entre otros por Juan Alfonso de Baeza y por Pedro de Castro, hijo del conde de Arraiolos. No obstante, el rey Juan I de Castilla no ordenó el levantamiento de las penas que pesaban sobre Pedro Enríquez, y éste último buscó refugio en Francia, donde se encontraba su hermano, Alonso Enríquez.

Tras la derrota castellana en la batalla de Aljubarrota, Juan I de Castilla autorizó el retorno a Castilla de Pedro Enríquez, le devolvió todas sus propiedades, y le cedió la villa de Paredes de Nava, a cambio de la de Alba de Tormes, que el monarca había cedido al infante Juan de Portugal. En estos años mantuvo numerosos pleitos con el arzobispo de Santiago de Compostela, Juan García Manrique, y se vio obligado a renunciar a la posesión de varias de sus propiedades, aunque varios monasterios e iglesias, entre ellas la de Mondoñedo, solicitaron su protección, en calidad de encomendero.

Actuaciones durante el reinado de Enrique III de Castilla[editar]

En 1390 falleció el rey Juan I de Castilla, sucediéndole en el trono su hijo, Enrique III de Castilla. Durante la minoría de edad de este último, se formaron varios bandos que disputaron entre sí por el control de la regencia de Enrique III, que era menor de edad. En uno de los bandos militaban el propio Pedro Enríquez, Alfonso Enríquez de Castilla, conde de Gijón y Noreña, Fadrique de Castilla, duque de Benavente, y la reina Leonor de Navarra, hija de Enrique II de Castilla y esposa de Carlos III de Navarra.

Durante este período aumentaron el poder y las riquezas de Pedro Enríquez, que formó parte del Consejo de Regencia, y que en mayo de 1391 pasó a ocupar el cargo de condestable de Castilla, por designación del arzobispo Juan García Manrique. No obstante, en 1393 fue proclamada la mayoría de edad de Enrique III de Castilla y el Consejo de Regencia se convirtió entonces en el Consejo Real. Diego López de Zúñiga pasó a ocupar el cargo de Justicia mayor y Rui López de Ayala el de canciller.

Durante las Cortes de Madrid de 1393, Pedro Enríquez fue privado de numerosas rentas y mercedes y del cargo de condestable de Castilla, que pasó a desempeñar Ruy López Dávalos. En 1394 Pedro Enríquez formó parte de la Liga de Lillo, que fue el último intento de los parientes del rey Enrique III por recuperar el poder en la Corte castellana, aunque el intento fracasó en poco tiempo, y el rey ordenó a Diego Gómez Sarmiento, adelantado mayor de Galicia, que confiscase en su nombre todos los bienes de Pedro Enríquez.

No obstante, poco tiempo después Enrique III le perdonó y le devolvió todas sus posesiones, a las que sumó Ponferrada y Villafranca del Bierzo, que habían pertenecido hasta entonces al duque de Benavente.

Testamento y defunción[editar]

El día 29 de abril de 1400 el conde Pedro Enríquez otorgó testamento, y en él dispuso que su cadáver recibiera sepultura en el monasterio de San Francisco de Villafranca del Bierzo. Asimismo, designó heredero universal a su hijo Fadrique, legó a su hija ilegítima Leonor treinta mil maravedís, a su hermano Alonso Enríquez le legó cien mil maravedís, y a sus criados, hombres de armas, escribanos y demás servidores distintas cantidades.[3]

Pedro Enríquez de Castilla falleció en la ciudad de Orense el día 2 de mayo de 1400.

Sepultura[editar]

Sepulcro de Pedro Enríquez. Iglesia de San Pedro de Lugo.

Los restos mortales del conde Pedro Enríquez recibieron sepultura, contraviniendo sus deseos, en la iglesia del monasterio de San Francisco de la ciudad de Lugo, que actualmente recibe el nombre de iglesia de San Pedro. En él se hallaba esculpida la siguiente inscripción, desaparecida en la actualidad:[4]

AQUÍ YACE EL CONDE DON PEDRO, FILLO DE DON FADRIQUE, MAESTRE DE SANTIAGO, NIETO DEL REY DON ALONSO QUE MURIÓ SOBRE GIBRALTAR. FUE CONDE DE TRASTÁMARA, LEMOS, SARRIA, DEL BOLLO Y VIANA, SEÑOR DE VILLAFRANCA Y PONFERRADA. FUE CONDESTABLE DE CASTILLA, PERTIGUERO MAYOR DE SANTIAGO. MURIÓ EN ORENSE, A DOS DE MAYO. AÑO DE MCCCC.

Su sepulcro, en el que aparece dispuesta sobre la tapa la estatua yacente que representa al difunto, se encuentra colocado en la actualidad en el lado de la Epístola de la iglesia. El difunto viste armadura y con sus manos sostiene la empuñadura de su espada.

Matrimonios y descendencia[editar]

Contrajo matrimonio en 1385 con Isabel de Castro, hija de Alvar Pérez de Castro, conde de Arraiolos, y tataranieta por parte paterna de Sancho IV de Castilla. Se desconoce quiénes fueron los hijos legítimos o ilegítimos de Pedro Enríquez, aunque según algunos autores, dentro del primer grupo figuran los siguientes:[5]

Algunos autores señalan que los siguientes hijos de Pedro Enríquez, cuya existencia está documentada, fueron ilegítimos:[5]

  • Enrique Enríquez. Recibió de su padre las villas de Viana de Robreda y de El Bollo. Contrajo matrimonio con Leonor Álvarez de Robleda, señora de Veigas de Camba, y fue el padre de Pedro Enríquez, obispo de Mondoñedo entre los años 1426 y 1445.
  • Constanza Enríquez de Castro (m. 1427). Contrajo matrimonio con Pedro Díaz de Cadórniga.
  • Álvar Pérez de Castro.
  • Fernando Enríquez. Fue tenente del castillo de Allariz y acompañó a su hermano Fadrique en sus campañas de Andalucía.
  • Leonor de Castro. Contrajo matrimonio con Juan de Novoa y en segundas nupcias con García Díaz de Cadórniga.
  • Alonso Enríquez.
  • Juan Enríquez.
  • Luis Enríquez.
  • Isabel Enríquez.
  • Juana Enríquez.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. «Bethencourt da como fecha probable la de 1370, y Salazar la 1371, lo que sin duda parece ser más probable.» Cfr. Pardo de Guevara y Valdés (1984), pp. 393-428

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Salazar y Acha, Jaime de (2000). La casa del Rey de Castilla y León en la Edad Media (1ª edición). Madrid: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. ISBN 84-259-1128-1. 
  • Ybarra y López-Dóriga, Fernando de, Marqués de Arriluce de Ybarra (1997). Real Academia Sevillana de Buenas Letras, ed. Un largo siglo de amores y desamores en el Alcázar de Sevilla (1248-1368) (1ª edición). Sevilla. ISBN 84-8093-016-0. 

Enlaces externos[editar]