Pedro Angulo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fray Pedro de Angulo, O.P
Obispo de Verapaz
Pedro Angulo

Catequista de Chiapas y las Verapaces
Ordenación 1529
Consagración episcopal 1650
Nacimiento Burgos, Flag of Spain.svg España
Fallecimiento Reino de Guatemala, 1651
Profesión Sacerdote, O.P.[1]

Pedro de Angulo O.P.[1] (Burgos - Chiapas, 1561) fue un sacerdote catequizador dominico. Viajó a América como soldado de los tercios españoles en 1524 y en 1529 ingresó a la Orden de Predicadores. Se convirtió en un compañero de Bartolomé de las Casas en Guatemala, Centroamérica en general, y las Grandes Antillas. Era experto en los idiomas indígenes náhuatl y zutuhil y escribió varios folletos sobre temas religiosos utilizando estos idiomas. Fue nombrado obispo de la Verapaz poco antes de morir.

Biografía[editar]

Los dominicos en las Verapaces[editar]

Padre dominico fray Bartolomé de las Casas, quien junto a los frailes Rodrigo de Landa, Pedro de Angulo y Luis de Cáncer iniciaron la catequización de las Verapaces en 1542.

Entre 1530 y 1531 el capitán Alonso de Ávila accidentalmente en su ruta de Ciudad Real hacia Acalán descubrió la laguna y peñol de Lacam-Tún. Los habitantes de esta zona que comerciaban con los pueblos previamente conquistados por los españoles evitaron un enfrentamiento directo utilizando la selva como refugio. Fueron varios los intentos infructuosos por conquistar a los lacandones: desde Nueva España lo intentó Juan Enríquez de Guzmán; desde la Península de Yucatán lo intentó Francisco de Montejo; desde Guatemala Pedro de Alvarado con el capitán Francisco Gil Zapata y desde Chiapa Pedro Solórzano.[2] Entonces los dominicos intentaron realizar una conversión pacífica en las «Tierras de Guerra» de Tezulutlán.

Las Casas, junto con Angulo y los frailes Rodrigo de Landa, y Luis de Cáncer, buscaron a cuatro indios cristianos y les enseñaron cánticos cristianos donde se explicaban cosas básicas del Evangelio. Luis de Cáncer fue recibido por el cacique de Sacapulas logrando realizar los primeros bautizos de los habitantes. Posteriormente, Las Casas encabezó una comitiva que llevó regalos a los indios e impresionó al cacique de los mismos, que decidió convertirse al cristianismo y ser predicador de sus vasallos. El cacique se bautizó con el nombre de «Don Juan» y los nativos consintieron en que se construyera una iglesia; pero otro cacique llamado Cobán la quemó. «Don Juan», junto con sesenta hombres, Las Casas y Angulo, fueron a hablar con los indios de Cobán y los convencieron de sus buenas intenciones;[3] «Don Juan» entonces tomó la iniciativa de casar a una de sus hijas con el principal Cobán bajo la religión católica.

En 1539 el papa Paulo III había autorizado la creación de la sede episcopal de Ciudad Real[Nota 1] En 1539 Alonso de Maldonado bajo presión de los colonos españoles inició una campaña en Tezulutlán y distribuyó a los indígenas bajo el régimen de encomiendas. Esta flagrante violación a las capitulaciones fue protestada por Las Casas quién viajó a la España para denunciar los hechos ante el rey Carlos I de España. El 9 de enero de 1540 se emitió una real cédula la cual ratificaba las Capitulaciones de Tezulutlán y concedía a la Orden de Predicadores la protección del territorio de Verapaz. El 17 de octubre del mismo año, el cardenal García de Loaysa quien era presidente del Consejo de Indias ordenó a la Audiencia y Cancillería de México cumplir las mismas disposiciones. El 21 de enero de 1541 en la iglesia de Sevilla ante escribano y pregonero se publicó la real ratificación de las Capitulaciones de Tezulutlán.[4]

En 1544 Las Casas fue consagrado obispo, pero cuando intentó aplicar las Leyes Nuevas en su diócesis, éstas fueron abiertamente rechazadas por los encomenderos.[2] y al año siguiente, el obispo de Guatemala Francisco Marroquín realizó una visita a Tuzulutlán y se entrevistó con los padres dominicos. De regreso en la ciudad de Gracias a Dios sede de la Audiencia de los Confines se reunió con Las Casas y con el obispo de Nicaragua Antonio de Valdivieso; pero hubo grandes desavenencias entre Las Casas y Marroquín[Nota 2] El conflicto prosiguió en la Ciudad de México y se concluyó favorecer la libertad de los indios, conclusión que nunca se puso en práctica: la pacificación de la Selva Lacandona no se concluyó y fue el refugio preferido por los mayas rebeldes durante siglos.[5]

Las Casas y Angulo fundaron el pueblo de Rabinal, y Cobán fue la cabecera de la doctrina católica. Tras dos años de esfuerzo el sistema de reducción comenzó a tener un éxito relativo, pues los indígenas se trasladaron a terrenos más accesibles y se fundaron localidades al modo español. El nombre de "Tierra de Guerra" fue sustituido por el de "Vera Paz" (verdadera paz), denominación que se hizo oficial en 1547.[2] Angulo permaneció en Cobán y fue una de las principales figuras de los primeros misioneros de las Indias en el sur de México y Guatemala, de hecho tuvo más éxito que Las Casas. Vivió, enseñó y evangelizó a diversas naciones mayenses.

Al ver que los indígenas entendían más lo visual que lo auditivo recurrió a láminas alegóricas que representaban pasajes bíblicos, las cuales llevaba consigo a través de la selva para usarlas como ilustraciones en sus lecciones a los nativos. Además, se hizo experto en los idiomas nativos náhuatl y zutuhil y escribió varios folletos sobre temas religiosos utilizando estos idiomas.

Fue nombrado Provincial de la Orden de Predicadores por Chiapas y el obispo de Verapaz poco tiempo antes de morir.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Orden de Predicadores, o Dominicos.
  2. a b c Pons Sáez, 1997, p. XIX a XXIX.
  3. Anabitarte, 1991, p. 109.
  4. Yáñez, 1992, p. 168.
  5. García Icazbalceta, 1998, p. 149-151.

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

  1. La sede episcopal de Ciudad Real incluía Chiapas, el Soconusco, la Vera Paz (incluida la Selva Lacandona), Tabasco y la todavía no conquistada Península de Yucatán.
  2. Las Casas acusó a Marroquín de tener indios esclavos y de repartimiento así como predicar "dañosa doctrina"; Marroquín por su parte lo acusó de traspasar los límites de su jurisdicción.