Pedraza (Segovia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Pedraza (España)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedraza
Municipio de España
Bandera de Pedraza
Bandera
Escudo de Pedraza
Escudo

Vista de la villa amurallada de Pedraza.

Vista de la villa amurallada de Pedraza.
Pedraza
Pedraza
Ubicación de Pedraza en España.
Pedraza
Pedraza
Ubicación de Pedraza en la provincia de Segovia.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Segovia province.svg Segovia
• Partido judicial Sepúlveda
• Mancomunidad Comunidad de villa y tierra de Pedraza
Ubicación 41°07′49″N 3°48′40″O / 41.130277777778, -3.8111111111111


Coordenadas: 41°07′49″N 3°48′40″O / 41.130277777778, -3.8111111111111
• Altitud 1068[1] msnm
• Distancia 39 km a Segovia
Superficie 31,58 km²
Población 438 hab. (2013)
• Densidad 13,87 hab./km²
Gentilicio pedrazano, -a
Código postal 40172
Alcalde (2011) Pedro Martín Arcones (PP)
Sitio web Ayuntamiento de Pedraza
[editar datos en Wikidata]
Vista de la Plaza Mayor de Pedraza.
Vista del castillo desde la población.
La noche de las velas en Pedraza (Segovia).

Pedraza es una localidad y municipio de la provincia de Segovia (España), situado a 37 km al nordeste de Segovia capital y con una población residente de 467 personas (INE 2011). Se trata de una villa medieval amurallada, cuya cuidada rehabilitación motivó su declaración como Conjunto Histórico en 1951.[2]

El municipio se compone de Pedraza y de las localidades de Rades de Abajo y La Velilla.

Historia[editar]

Su nombre parece derivar de la Pretaria romana, aunque los primeros datos históricos se remontan a Don Fernando Gómez de Albornoz, comendador mayor de Montalbán, que fue nombrado por rey Enrique II de Castilla Señor de Pedraza. Posteriormente pasó a manos de la familia Herrera y a finales del siglo XV pasó a los condestables de Castilla por el matrimonio entre Doña Blanca Herrera y Don Bernardino Fernández de Velasco. Se mantuvo en estas manos hasta que en el siglo XIX se abolieron los señoríos. Los condestables se asentaron allí, siendo el lugar sitio de paso para grandes personalidades, como artistas, nobles y monarcas. En el siglo XVI y XVII tiene lugar la época de mayor esplendor del pueblo, y es de cuando datan la mayor parte de casas y palacetes. Esta prosperidad fue debida, entre otras cosas, a la exportación hacia el Norte de Europa de la lana de sus rebaños de ovejas merinas y a sus excelentes tejidos, capaces de competir con los mejores que se elaboraban en Flandes.[3]

Monumentos y lugares de interés[editar]

Puerta de la villa[editar]

La puerta de la villa es el único acceso a Pedraza, y por tanto es utilizada como entrada y como salida única del pueblo. Sus orígenes se remontan al siglo XI, y fue reconstruida en el siglo XVI siendo señor de Pedraza Iñigo Fernández de Velasco, cuyo escudo preside la entrada. Los portones son de madera de álamo negro y durante varios siglos eran cerrados durante la noche impidiendo la entrada o salida de cualquier persona salvo emergencia; en tal caso era el carcelero el responsable de abrir la puerta.

Plaza de la iglesia de Pedraza.

Cárcel[editar]

La cárcel de Pedraza está situada en lo que en un principio fue una torre vigia en el lugar donde se encuentra la puerta de la villa. En ella vivía el carcelero y había varias salas anexas donde malvivían los presos. Para los delincuentes comunes, normalmente ladrones, existían dos celdas hechas de madera de 3x3 metros por las que apenas entraba la luz y en las que podían estar prisioneros hasta quince personas durante varios días. Para los delitos de sangre se reservaba un destino más cruel, pues los presos eran arrojados individualmente a una habitación inferior, lo que provocaba de forma frecuente lesiones o roturas en piernas y tobillos, con lo que se reducía casi a cero la posibilidad de fuga. El preso fallecía a los pocos días, y como el carcelero tenía que llamar al verdugo de Segovia y pagarle para que se llevase el cadáver, al siguiente preso que arrojaba a dicho habitáculo le daban una cesta y era él mismo el encargado de recogerlo y dárselo al carcelero, quien lo vendía como abono para las tierras. Los demás presos, eran arrojados a otra habitación por una trampilla, lo que también provocaba roturas de miembros. Aparte del castigo físico que suponía una caída desde varios metros, los criminales sufrían el tormento de habitar en una estancia especialmente diseñada para que los excrementos de los presos de los pisos superiores fueran evacuados en ella. Todo ello producía una lenta agonía en el preso hasta que moría fruto de las heridas o de infecciones. Existía otra habitación para los presos preventivos, en la que de día estaban sueltos pero que al llegar la noche y por seguridad del carcelero, que vivía allí en la cárcel, se les echaba en una tabla de madera con los pies sujetos en un cepo y la cabeza enganchada con un grillete a la pared o los colocaba de pie sobre la pared y les ponía un grillete sujetándoles la cabeza, según la crueldad del carcelero, a la altura del preso o a una altura más elevada para que el preso pasara la noche de puntillas. La cárcel fue restaurada en el siglo XX y se conserva como museo, mostrando lo que era una cárcel medieval.

Castillo[editar]

El castillo de Pedraza es una fortaleza construida en el siglo XIII que se reedificó en el siglo XV por García Herrera. A principios del siglo XVI los Duques de Frías, Condestables de Castilla, reformaron el castillo de nuevo, añadiéndole el gran muro defensivo adherido a la torre del homenaje y el muro exterior dotado de cañoneras y un puente levadizo (hoy desaparecido). El castillo cuenta con una imponente torre del homenaje, foso, y está rodeado en la mayoría de su perímetro por un precipicio.

En esta fortaleza estuvieron prisioneros dos hijos del rey Francisco I de Francia, Francisco, el delfín que murió joven y su hermano menor que reinó como Enrique II. Habían sido entregados por su padre como rehenes al Emperador Carlos I de España. Para liberarlos, el rey francés debía cumplir los acuerdos del Tratado de Madrid, de 1526, firmado tras la derrota del ejército de Francisco I en la batalla de Pavía, donde fue hecho prisionero. En el castillo de Pedraza permanecieron durante dos años, hasta marzo de 1530, cuando por la Paz de las Damas fueron devueltos a Francia. Anteriormente habían estado en los castillos de Villalba, Villalpando y Berlanga de Duero y una corta etapa de descanso en Castilnovo. Al igual que Pedraza, todas estas fortalezas pertenecían a la familia Fernández de Velasco, Duques de Frías y Condestables de Castilla. La documentación sobre estos hechos se conserva en el Archivo General de Simancas.

En 1926, el pintor Ignacio Zuloaga adquirió el castillo y lo restauró severamente, instalando allí un taller. Los herederos del pintor adaptaron una de las torres para la exposición al público de una parte de la obra del artista.

  • Iglesia de San Juan: Una iglesia construida en estilo románico, posteriormente remodelada con detalles barrocos.[4]
  • Cárcel de la villa, situada junto a la única puerta de acceso a la localidad, data del siglo XIII, con reformas posteriores.[4]
  • Plaza porticada de estilo castellano.

Cultura[editar]

La noche de las velas[editar]

La localidad es adornada con miles de velas a comienzos del mes de julio (primero y segundo sábados de dicho mes). Se apagan las luces públicas y se cierran muchas ventanas si se quiere prender alguna luz con el fin de resaltar la iluminación de las calles, ventanas, plazas, jardines y patios. La simple colocación de las velas encendidas tarda varias horas al caer la tarde.

Fiestas en honor a la Virgen del Carrascal[editar]

Del 7 al 12 de septiembre se celebran en Pedraza las fiestas en honor a la Virgen del Carrascal. Tiene especial relevancia en estas fiestas la procesión con la imagen de la Virgen, que se celebra el día 8, y el encierro de toros que se realiza el día 9.

Gastronomía[editar]

La gastronomía de la localidad corresponde a la tradicional de la provincia, destacando el cordero asado, el judión de la Granja, el cochinillo asado o el ponche segoviano.

Personajes destacados[editar]

En Pedraza nació Antonio González, Presidente del Nuevo Reino de Granada entre 1690 y 1697, del que dependía la Gobernación de La Grita, en cuyo territorio, Gonzalo de Piña Ludueña fundó la ciudad de Pedraza en su honor (1591).[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Información de la Agencia Estatal de Meteorología (fuente:Instituto Geográfico Nacional)».
  2. Ministerio de Educación Cultura y Deporte (ed.): «Consulta a la base de datos de bienes inmuebles».
  3. Víctor García Moreno y Teresa Avellanosa (2003). Los pueblos más bellos de España. Agualarga. ISBN 8495088169. 
  4. a b «Ayuntamiento de Pedraza».
  5. Virgilio Tosta. Historia de Barinas, Tomo I, página 62. Caracas: Academia Nacional de la Historia, Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela, 1986

Bibliografía[editar]

  • ARNANZ RUIZ, C. Pedraza. Edición del autor. marzo de 1976. 3.ª edición. 1976.
  • COBOS GUERRA y CASTRO FERNÁNDEZ, Fernando y José Javier de. Castillos y Fortalezas, Castilla y León. Edilesa. Leon. 1998.
  • MICHELET, J. Histoire de France. A. Lacroix & Cie. Editeurs. Paris. 1877.
  • PASCUAL, Andrea. Guía de Pedraza. Piedra a piedra. Edición del autor. 3.ª edición noviembre de 1996.

Enlaces externos[editar]