Paul von Rennenkampf

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Paul Georg Edler von Rennenkampff
Павел-Георг Карлович фон Ренненкампф
Paul-von-Rennenkampf-1.jpg
General
Años de servicio 1873–1915
Lealtad Imperio ruso
Servicio/rama Ejército
Unidad 1º Ejército de Rusia
Participó en Guerra ruso-japonesa

Primera Guerra Mundial


Acusaciones Incompetencia en el mando y traición
Nacimiento 17 de abril de 1854
Märjamaa Bandera de Estonia Estonia
Fallecimiento 1 de abril de 1918
Taganrog Bandera de Rusia Rusia
[editar datos en Wikidata ]

El General Paul von Rennenkampf, (también conocido como Pavel Rennenkampf) (1854-1918) sirvió en el Ejército Imperial Ruso durante más de cuarenta años.

Biografía[editar]

De origen alemán del Báltico, se incorporó al Ejército Ruso con 19 años, accediendo a la Academia Militar de Nikolayev en San Petersburgo, donde estudió desde 1879 hasta 1882. Ascendió rápidamente en el ejército, formando parte de la plana mayor en 1882, tras su graduación, y obtuvo el rango de Mayor General en 1900.

Comandó una unidad de caballería durante la Rebelión de los Boxers de 1900 - 1901 en China, capturando Tsitsihar y Kirin. También participó en la guerra ruso-japonesa de 1904 - 1905, donde fue criticado por su campaña en el nordeste de Corea. Tras la batalla de Mukden, el General Samsonov acusó a Rennenkampf de ignorar sus peticiones de ayuda, lo que enfrentó a ambos oficiales.

Tras la guerra, Rennenkampf recuperó parte de su reputación tras enfrentarse con éxito a los revolucionarios en Siberia, tras lo cual fue nombrado Jefe de Sección del Distrito Militar de Vilna.

Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial, le fue asignado el mando del I Ejército Ruso para la invasión de Prusia Oriental desde el nordeste. Su comportamiento durante la batalla de Tannenberg en 1914, particularmente su incapacidad para coordinar esfuerzos con el II Ejército de Samsonov, le valieron múltiples críticas desde el comandante de sector Yákov Zhilinski, además de algunos oficiales del Estado Mayor que pedían su relevo del mando.

Tras el relativo éxito conseguido en la batalla de Gumbinnen a mediados de agosto; los sucesivos fracasos de la Primera Batalla de los Lagos Masurianos de ese mismo mes, que forzó la retirada rusa de Prusia Oriental, y de la batalla de Lodz en noviembre llevaron a su dimisión, entre acusaciones de incompetencia e incluso de traición (debido a su ascendencia). Tras ello se retiró a la costa del mar Negro.

Murió asesinado por los bolcheviques en 1918, tras declinar su oferta de servir en el Ejército Rojo durante la Revolución rusa.